Portada » Entrevista: The KVB

Entrevista: The KVB

por François Zappa

Foto de portada: Klara Johanna Michel

Normalmente, todas las entradas de cada revista digital llevan unas etiquetas que suelen corresponder, en nuestro caso, con los géneros que toca el artista de turno. Para esta entrevista con The KVB, podemos, por una vez, usar la mayoría de nuestras «tags», ya que la música del dúo inglés toca muchísimos estilos: darkwave, post-punk, música experimental, shoegaze… Hablamos con Nicholas Wood y Kat Day, que estarán tocando en el W-Fest el próximo 23 de mayo.

—Nicholas, tu primera banda fue Man on the Moon, un proyecto un poco más country. ¿Nos puedes contar algo más sobre él?

Fue realmente mi primer experimento en escribir y grabar canciones en mi habitación ¡pero de eso hace mucho tiempo! Diría que tiraba en aquellos días por un rollo más ‘psych-folk’, antes de que descubriera o me pudiera permitir unos sintetizadores y unas cajas de ritmo.

Foto: George Katsanakis

—La primera referencia de la banda (aunque eras el único miembro por aquellos días) es el casete The Black Sun publicado en el 2010, ¿verdad? ¿Qué te hizo comenzar The KVB?

—El proyecto empezó como una salida para grabar demos de otras bandas en las que, por entonces, tocaba con amigos. Nunca planeé el publicar nada hasta que James de Pink Playground me contactó en Myspace, para preguntarme si quería hacer un casete con ellos, que fue The Black Sun.

—»Never Enough» (para mí, uno de vuestros mejores temas) ya apareció en el primer casete. ¿Por qué tardaste seis años en volver a publicarlo?

No nos gusta mirar atrás muy a menudo, pero sentimos que era el momento adecuado de publicarlo de nuevo cuando la incluimos en Of Desire. Siempre hemos tocado ese tema en directo y tenía sentido que apareciera en un disco.

—Después publicaste un 10″ llamado It’s too Late en enero del 2011, y el EP Into the Night en junio. ¿Cómo definirías el sonido de The KVB en esos momentos?

Los primeros tres años de publicaciones, del 2010 al 2013, fueron todos grabados de la misma forma: en un multipista ADAT y con grabadoras de cintas, así que creo que todos tienen la misma atmósfera cruda. 

—Entremedias, grabaste Minus One en casa en solo cinco días, algo sorprendente si consideras que también publicaste otro 10″ en ese mes. ¿Siempre eres tan veloz escribiendo canciones? ¿Fue tu primer disco que se reeditó, ¿estás especialmente orgulloso de él?

Nos hemos intentado ralentizar un poco desde esos días, ya que hemos desarrollado y refinado la forma en la que escribimos y grabamos. Creo que la reedición de Minus One fue el disco que hizo que más gente nos descubriera.

—¿Cuándo se unió Kat a la banda, durante Subjection/Subordination o durante THE KVB EP

Kat se me unió a finales del 2011, inicialmente era solo para los conciertos que tenía contratados y para hacer visuales, pero después de un tiempo empezamos a trabajar juntos en la música también. Esto realmente empezó durante el tiempo en el que publicamos Minus One y grabamos Out Of Body.

—¿Hay planes de reeditar todo este material? The KVB estaba vendiendo unidades de memoria con todo el material grabado hasta el 2018, ¿verdad?

—Sí, vendimos una unidad de memoria en edición muy limitada en el 2018. Estoy seguro de que más material antiguo será publicado de nuevo en algún momento. 

—The KVB navega entres las escenas siniestra y la shoegaze, pero a la vez toca en grandes festivales como el Primavera Sound. ¿Dónde sois mejor recibidos?

No nos vemos en una escena particular, así que tocamos en un montón de eventos diferentes. Tocar en un evento como el Primavera Sound es fantástico porque la audiencia es muy amplia. Recientemente hemos girado por Norte América y la reacción de la audiencia nos ha pillado completamente por sorpresa, especialmente en ciudades que no esperábamos como Salt Lake City – ¡eran bastante salvajes!

—En el primer disco de la banda, Always Then, de 2012, hay una versión del clásico de Lee Hazlewood “These Boots are Made for Walkin’.” También habéis hecho versiones de “Sympathy for the Devil,” “Taxman” y “Rebel Rebel.” ¿Cuál es vuestro enfoque al hacer una versión? ¿Y por qué volvisteis a grabar cuatro temas del disco original para la redición del 2017?

Cuando hacemos una versión, nos gusta hacerla a nuestro modo, porque de otra manera, lo encontramos aburrido y no vemos el sentido en hacerlo. Hemos regrabado estos cuatro temas de Always Then para el EP de regalo, ya que teníamos curiosidad por intentar poner esos temas al día para que sonasen como los solemos tocar en directo.

—La banda también ha llamado la atención de algunos artistas de techno como Regis y Silent Servant. ¿Es verdad que este último consiguió uno de vuestros casetes y os ayudó a fichar con el sello fundado por Regis?

—Sí, eso es verdad. No conocíamos mucho de Downwards por entonces, y fue un honor que me buscara. Esa publicación fue la que verdaderamente le dio un empujón al proyecto. 

—¿Cómo surgió la idea del EP de remezclas con Regis, Silent Servant y In Aeternam Vale? ¿Qué crees que han aportado a vuestra música?

Llevábamos un tiempo queriendo que esos artistas nos remezclaran, así que le preguntamos a Veronica de Cititrax si lo publicaría y afortunadamente quería hacerlo. Todos los artistas tienen un enfoque hacía la manipulación de sonidos muy interesante y las remezclas que hicieron tienen un encanto atemporal que hacen que sean tan interesantes ahora como lo serán en los años venideros.

—¿Es difícil ser una banda DIY en estos momentos o crees que gracias a internet las cosas son más fáciles que en los 90s?

—Kat: Para ser honesta, me es imposible de decir, ya que nací en los noventa y es difícil para mí el saber precisamente la experiencia de las bandas por aquello días. Internet nos ha ayudado, definitivamente, a llegar a más gente a lo ancho y largo del mundo, pero parece que, en estos días, se está haciendo más difícil para las bandas el llegar a la gente, especialmente cuando tantas publicaciones tanto online como en papel han dejado de existir. 

—Kat, has dicho que no ves las visuales como una cosa separada de la música. Así que, ¿cuándo los dos estáis componiendo, ya piensas en las visuales o es algo que solo trabajas para los conciertos?

Kat: Las visuales son nuestro tercer miembro; crean la atmósfera que queremos en los conciertos. En las situaciones ideales, cuanto mayor y más desarrolladas mejor. En estos momentos, las visuales siempre vienen después de reflexionar sobre la música, pero siempre reducidas a temas similares como la naturaleza, la arquitectura, los cuerpos digitales y tienen claras intenciones sobre los efectos en el cuerpo, la utilización de artefactos análogos y el háptica. Verdaderamente, me he estado esforzando al máximo y recientemente construí un ordenador para representar visuales en 3D más interesantes y para contribuir con visuales en directo basadas en nuestros amor compartido por la arquitectura brutalista, para el proyecto de mi amigo Tommi, group A .

—¿Cuál es la historia detrás de Mirror Being, una colección de temas instrumentales experimentales que fue grabada en el 2014? ¿Intentabais encontrar nuevas vías para la banda con estos temas?

Esos temas fueron grabados originalmente para otro proyecto, pero una vez que empezamos a compilarlos, tuvimos la idea de publicarlo como casete de The KVB, para mostrar otra cara de lo que normalmente hacemos. Las atmósferas y los toques cinematográficos son evidentes a lo largo de nuestros discos, y pensamos que estaba bien el explorar la parte más experimental de todo eso. 

—¿Cómo de diferente fue la grabación de Of Desire en el que contasteis con la ayuda de Geoff Barrow y sus sintetizadores?

Fue el primer disco largo que grabamos en un estudio, y después de haber grabado tantos discos en nuestro dormitorio, parecía, en aquellos días, un cambio necesario. Aprendimos mucho mientras lo hacíamos y los varios sintetizadores y máquinas del estudio verdaderamente nos ayudaron a explorar nuevas ideas y encontrar nuevos sonidos que se han convertido en parte de nuestra estética. Por ejemplo, fue en su estudio que descubrimos un pedal de efectos llamado PT Delay de Bugbrand que se ha convertido en una parte integral de nuestros paisajes sonoros y sirve además para texturas de feedback en directo.

—En Only Now Forever, has dicho que querías expandir vuestras composiciones e instrumentación. ¿Cómo crees que has conseguido esto? ¿Es el disco con el nuevo sintetizador OB-6, ¿verdad?

Nos queríamos enfocar en crear la mejor gama de canciones que podíamos, mientras que todavía fuese un disco de KVB. Trabajamos un montón añadiendo melodías, variaciones y texturas, más de lo que habíamos sido capaces en discos anteriores y el OB-6 nos ayudó un montón con eso.

—Hemos entrevistado a un buen montón de artistas que se han trasladado a Berlín. ¿Qué os gusta de la ciudad? ¿Os sentís acogidos allí?

Actualmente ya no estamos en Berlín. Hemos vuelto a Inglaterra y nos hemos trasladado a Manchester. Por supuesto que nos encanta Berlín, pero es un sitio de paso y ha tenido una gran influencia en el arte que hemos creado allí.

—Nicholas, ¿cuál es el estatus de tus proyectos paralelos Burma Camp y Saccades? ¿Qué nos cuentas de ellos?

Tengo otro disco de Saccades casi listo, pero no estoy seguro de cuándo aparecerá. No estoy haciendo nada con Burma Camp ahora, pero estoy trabajando en unas ideas para un proyecto diferente con Kat.

—Hace cuatro años, dijiste que querías rodar un cortometraje y hacerle la banda sonora. ¿Has seguido pensando en esto?

Claro, pero para esas cosas se necesita tiempo. Girar y todo eso que lo acompaña, nos consume mucho tiempo, pero todavía queremos hacer la idea de la película en algún momento cercano. Quizás con un nombre diferente.

—¿Te gusta la música de otras parejas como Mueran Humanos (que viven en Berlín) o Lebanon Hanover? ¿Encuentras algo en común con ellos?

Sí, salíamos un montón por ahí en Berlín con Mueran Humanos, ¡y son fantásticos! Me gusta especialmente «Un Lugar Ideal», es una buena canción con la que bailar. ¡Vamos a tocar con Mueran Humanos y Qual (el proyecto paralelo de Lebanon Hanover) en Leipzig en mayo!

—En vuestro último disco, de octubre del año pasado, el EP Submersion, hay una remezcla de Minami Deutsch. ¿Cómo os conocisteis? ¿Te interesa el Krautrock (clásico o moderno)?

Conocimos a Kyotaro hace un par de años cuando vivíamos en Berlín y durante un tiempo discutimos la idea de intercambiar remezclas. Sí, nos encanta el Krautrock, viejo y nuevo, ha sido una gran influencia en nuestro sonido durante los años.

—¿Qué nos puedes contar de vuestro futuro concierto al W-Fest?

—Kat: Estaremos tocando una mezcla de temas nuevos y clásicos, quizás trayendo de nuevo algunos que no han sido escuchados en directo durante muchos años. Kat está también modernizando algunas de las visuales. Estamos deseando estar ahí, y también ¡ver después a DAF!

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More