Inicio » Crónicas » Sinner’s Day: Lunes

Sinner’s Day: Lunes

por François Zappa

Llegamos a la última jornada del Sinner’s Day con algo de cansancio tras haber asistido a tantísimos conciertos en los dos días anteriores. Aunque, sin duda, había valido la pena. Por la mañana contamos con la valiosísima ayuda de uno de nuestros músicos favoritos, el inigualable Jean-Marc Lederman que aportó algo de humor a mis notas. Fue la jornada con mayor diversidad estilística y eso hizo que no consiguiéramos conectar con todos los conciertos.

Fotos: Patrice Hoerner

Jah Wobble

El británico Jah Wobble se hizo famoso gracias a su trabajo al bajo en los primeros discos de los fabulosos PIL. Tras abandonar la banda, publicó innumerable discos de toda clase de estilos,  eso sí, siempre rodeado de lo mejor de cada casa: de Brian Eno a Bill Laswell, pasando por Diamanda Galas y los ex-Can Jaki Liebezeit y Holger Czukay. En directo se presentó con tres músicos, alternándose las voces con el batería. Recordó a la banda que le puso en el mapa con una curiosa versión de «Public Image» y con «Poptones», el tema en el que más destacaba su bajo. Aparte, metió algún éxito suyo como «Becoming More Like God», se dio al mejor dub (con alguna nota jazzy), hizo algún solo y nos demostró que el jazz fusión no siempre tiene que ser malo. ¿Fue un buen concierto? Yo diría que sí, pero debo confesar que si hay algo parecido a un fan de Jah Wobble, yo debería estar en esa categoría.

Twin Tribes

El dúo de darkwave texano Twin Tribes es, sin duda, uno de los que más proyección tienen en el momento, y queremos recordar que fue un sello castellano, Dead Wax, de nuestro amigo Nico el primero que los publicó. Demostraron que tienen un buen puñado de hits, desde la potente «Shadow», pasando por «The Vessel», «Heart and Feathers», «The River» (uno de sus mejores temas) «Portal into the void», «Tower of Glass», «VII» o «Fantasmas». Nos convencieron.

O Veux

Fue la única actuación actuación que no pudimos ver entera. Son un quinteto y fueron los encargados de abrir el escenario belga con su potente rock.

Gene Loves Jezebel

Si eres un gótico crecido en los ochenta, ver en directo a Gene Loves Jezebel es una de las cosas que tienes que hacer en tu vida. La banda de Jay Aston apareció sobre el escenario principal en su usual formato de cuarteto y hizo un repaso por su carrera. Nos deleitaron con un potente comienzo con «Twenty Killer Hurts», «Sweet Pain», la emotiva «How Do You Say Goodbye (To Someone You Love) (de su Dance Underwater), «Flying», «Cow», el rock n roll de Jealous», «Motion of Love» (otros de los mejores momentos del festival) y la final y esperada «Desire». Poco después pudimos saludar a Jay que consigue mantener el aspecto y el carisma que demostraba ya en los ochenta.

Dead High Wire

Dead High Wire es un joven trío de rock gótico/post-punk belga que debutó en el 2018 con Pray For Us del que tocaron el tema titular. Este año han publicado un par de singles, uno de ellos titulado «Hide», tema del que puedes encontrar un vídeo en Youtube en el que se nos ve comiendo en primer plano. Mostraron la intensidad que se espera de esta clase de grupos y en general nos gustaron.

She Past Away

No importa cuantas veces vea al grupo darkwave She Past Away, no me consigo aprender los nombres de sus temas. Es lo que tiene el turco. Aún así me chivaron que tocaron «Asimilasyon», «Ritüel» y el hit «Disko Anksiyete». Había muchísima gente para verlos y como es habitual en ellos dieron un buen concierto.

Solitude Within

Confesando que el rollo Epica/Nightwish está lo más lejos posible de mis gustos, reconozco que el quinteto belga de metal sinfónico Solitude Within no lo hizo nada mal. Esta joven y voluntariosa banda belga, en la que destacamos el trabajo de la cantante, interpretó temas de su disco del 2017 Disappear, como el titular y la final «Fade Away». 

Then Jerico

Cuando tenía 17-18 años tenía un amigo que me pasaba mucho pop comercial ochentero y una de las bandas de las que siempre me hablaba era de Then Jerico. Aunque en esos años me pasó material de artistas de dudoso valor artístico como Sandra o Chesney Hawkes, de la banda inglesa nunca llegué a escuchar sus discos. Y es una pena porque me hubieran gustado: pop comercial, pegadizo y de calidad. En directo hay que destacar al cantante Mark Shaw, un increíble showman que nos divirtió durante todo el concierto. Sonaron sus temas: «Helpless», «What does it take?», «Muscle Deep», interpretados siempre con actitud, energía y frescura. Continuaron con «Darkest Hour», un tema lento en el que el cantante se pudo lucir, el éxito «Big Area», «The Motive» y «Reeling». Mucho mejor de lo esperado.

Frozen Nation

El nombre de esta banda belga, Frozen Nation, podía describir a la audiencia que tras dos largos días de festival, empezaba a notar el frío y el cansancio. Al menos, entramos un poco en calor con este divertido grupo y sus bailables temas. Tocaron las composiciones de su álbum Dark Belgian Disco cuyo título los define perfectamente. Tras «The Last fight of Hector» pudimos escuchar el tema que títula el disco, una versión de «The Model», «I Failed for you», y «Give Me the perfect song», una de sus mejores composiciones. Sin duda el concierto fue de menos a más y acabamos bastante animados.

UK Subs

Sin ser especialmente fan de los UK Subs, es una banda que he visto varias veces en directo y siempre me han parecido bastante solventes. Salieron y tocaron perfectamente un setlist que manejan a la perfección, en el que destacamos temas como «Warhead», «Riot» y los clásicos «Stranglehold» y «Down in the farm». Infalibles.

AstraSonic

A AstraSonic les hicimos una rápida entrevista hace unos años y justamente en septiembre conocimos al bajista que nos regaló su primer disco titulado Passengers. El disco, al que le había pegado alguna escucha durante la preparación de la entrevista, me sorprendió muy gratamente y tenía ganas de ver cómo sonaba en directo el cuarteto belga. Tocaron algunos de sus temas como «Hollow», uno nuevo titulado «When Angel Cries», «Precious Silence» con su maravillosa atmósfera, o la enorme «Sunset».  En general, un bastante buen concierto de una banda que nos gustaría recomendaros.

La Muerte

La Muerte fueron los responsables de otro de los mejores directos del festival y posiblemente el mejor del día. Tuvimos gritos, guitarrazos, sonido saturadísimo y serie B a raudales. El quinteto apareció ante nosotros con unas cruces invertidas a ambos lados del escenario y con un Marc Du Marais que permaneció enmascarado todo el concierto. Fueron un apisonadora que, sin duda, pasó por encima de todos nosotros. ¿Algún tema que señalar? «She did it for lust» y su vídeo de bondage. Increíbles.

Ground Nero

Ground Nero es una banda de rock gótico bien conocida en Bélgica y que en esta ocasión se presentaban con un nuevo cantante, que es nada más y nada menos que Mark Sayles de Mark E Moon. Sinceramente conocemos mejor a la banda de la Isla de Man que a los belgas y teníamos ganas de ver qué salía de eso. Dieron un concierto bastante bueno cuyo momento más emotivo fue cuando el cantante dedicó «In the Blood» a su hermano, que estaba en el hospital. Terminaron con «Heaven Sent». Nos pareció que no desentonaba para nada con la banda.

Wildhoney

Aprovechamos la actuación del DJ Wildhoney para contaros además un poco más de la Batcave. Esta, normalmente carpa, no solo sirve como un espacio para bailar cuando un grupo de los que toca no es de tu agrado, sino que es tal la devoción que sienten en el país por este sonido que hay muchísima gente que, como nos contó el dj, vienen al festival expresamente a pasar el día allí. En esta ocasión, teníamos solo una pequeña zona y los djs una caravana donde pinchar, aunque en el Sinner’s Day Special tenían un gran escenario. A pesar de esto, la Batcave estuvo siempre repleta de amantes de la música oscura que querían echarse unos bailes.

En cuanto a la sesión de Wildhoney, pudimos escuchar temas como «Dance or Die» del artista de mismo nombre, «Der Amboss» de nuestras queridas Client, «1982» de Miss Kittin and the Hacker o las fantásticas «Awful Day» de The Neon Judgement o «Colonial Discharge» de A Split-Second. El público no paró de bailar e incluso el propio dj cantaba y se le veía disfrutar, como vimos mientras pinchaba la mítica «Closer» de Nine Inch Nails. Esperamos poder disfrutar más y mejor de la Batcave en futuras ediciones.

Agent side Grinder

Los suecos Agent Side Grinder abrieron con la adecuada «In from the Cold», y tiran de temazos como «Inner Noises», su versión del «Love at First Sight» de Absolute Body Control, «Mag 7» con un magistral largo interludio instrumental, «Giants Fall» que me recordó en el sonido a The Normal, «This is us», o «Into The wild», uno de los temas más bailables. Se nos hizo corto.

The Arch

Con la banda clásica belga The Arch, descubrimos que el mejor sitio del escenario secundario, era a la izquierda, y verdaderamente notamos una mejora del sonido de un lado a otro. Nos sorprendió el cantante Gerd Van Geel con sus tremendas habilidades como showman. La banda tocó temas de su último trabajo, que aprovechamos para comprar como «Cock Populi» dedicado al bajista de Star Industry. Además tocaron sus éxitos «Babsi ist Tot» , «Ribdancer, Eyes» y «Wide Open» . Muy, muy buenos

 Clan of Xymox

Mucha gente se había juntado para ver a la clásica banda Clan of Xymox. Comenzaron con la larga intro de «Stranger» y continuaron con «Your Kiss» en la cual hubo algún ligero problema de voz. Tuvimos una buena selección de lo mejor de la banda: «Jasmin and Rosso», «Louise», «Emily» y «All I ever Know», momento en el que se acercaron al escenario de al lado. El gran escenario se había dividido en dos partes y en la otra parte, la banda siguiente, en este caso State of the Union estaba haciendo el soundcheck. Clan of Xymox querían llamarles la atención ya que llegaba la música de su prueba de sonido. Los chicos de la otrao banda, sin duda, tuvieron que flipar. A pesar del incidente, siguieron con su ristra de temazos: «Loneliness», «She» y «Lockdown». Gran concierto.

State of the Union

State of the Union es una formación de Los Ángeles en la que podemos encontrar al belga Jeremy Venganza, a los que además de haber sido abroncados por Clan of Xymox, les tocaba la dura tarea de reemplazar a Fields of the Nephilim. Su primer disco, del que sonaron temas como «Children of the Night» o «Romancing the Stone» nos gusta mucho y verdaderamente disfrutamos el concierto. A su favor decir que habíamos encontrado el lugar desde el que el concierto sonaba mejor. En contra, confesar que ya estábamos bastante cansados a esas alturas del festival. Aún así, antes de despedirse con «Mindless» nos regalaron un buen puñado de temas que sonaron bastante bien. Un gran final de festival.

Wegsfeer

La banda belga de versiones Wegsfeer nos pareció bastante buena en el Sinner’s Day Special, pero a estas alturas del festival estábamos muy cansados para verlos de nuevo. Así que tras verlos comenzar nos dirigimos a la salida, pensando que ya quedaba menos para la edición del 2022.

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More