Portada » Sinner’s Day 2021: Domingo

Sinner’s Day 2021: Domingo

por François Zappa

El domingo estuvo marcado tanto por los buenos conciertos que vimos como por el empeoro del tiempo que resultó en más frío, (el recinto estaba abierto por arriba como medida higiénica contra Coronavirus) y ciertos problemas causados por la lluvia. Tras la maratoniana jornada del sábado, empezamos a notar el cansancio durante otro día en el que estuvimos en el festival de once de la mañana a una y media de la noche.

Fotos: Patrice Hoerner

Empathy Test

Comenzamos el día con una banda que nos gusta mucho, los ingleses Empathy Test. El cantante Isaac Howlett estaba un poco molesto por tocar tan pronto, pero aunque entendemos su postura y que una banda del nivel que tienen ya quiera tocar más tarde de las once, comprendemos también que la organización quiera tener el festival lleno desde el principio. Y lo consiguieron, ya que éramos bastante los que habíamos madrugado para ver a la banda de synthpop. El trío comenzó con “Monsters”, tema que da título a su último disco, siguió con “Empty Handed”, “Vampire Town”, “Stop” donde el cantante demostró sus impresionantes capacidades vocales, el temazo “Bare my soul” y la potente “Fear of Disappearing”. Esperábamos con ganas su maravilloso “Losing touch”, y no defraudó, fue el primer momento mágico de la jornada. Terminaron con “Here is the Place”. Una forma insuperable de empezar un festival.

Haujobb

Cuando la segunda banda del día es, nada menos y nada más que Haujobb, es que el festival es muy potente. El dúo dio un tremendo concierto desde la inicial “Antimatter”, pasando por temazos como “Input Error”, “The Noise Institute”, un “nuevo tema” del 2011 que contaba con violines de In the Nursery titulado “Little World”, “Renegades of Noise,” la muy potente “Dead Market” y la bestial “Houses and Gardens” que Daniel comentó que era el primer tema que había publicado. Grandioso.

Korinthians

A los encargados de abrir el escenario belga, Korinthians ya los conocíamos, ya que hice la crítica de su disco autoproducido Chaos Control. Es un cuarteto con un interesante primer trabajo como comenté en su momento. Dos de los mejores momentos de su concierto fueron su versión del “A Means To An End” de Joy Division y el final con su gran tema “Icarus Airlines”. Bastante bien.

Leæther Strip

Claus Larsen apareció en solitario para dar otro de sus magníficos conciertos. No importa cuantas veces hayas visto a Leæther Strip, su potentísima EBM siempre sorprende. Empezó con una versión larga, potente y descarnada de “Don’t tame your soul” y continuó alucinándonos con su “Civil Disobedience”, una durísima “Strap me Down”, el ritmo vacilante de “Evil Speaks”, una tremenda “Japanese Bodies” y la gran interpretación que hizo de “Adrenalize Rush”. Fantástico como siempre.

The Delvers

The Delvers son un moderno quinteto de wave oscuro que canta en belga. Tocaron temas comos “Alles Vatte Vur”, el potente “Robotman”, cosas bastante combativas como “Wij worden wakker” y una versión del “Eisbär” de Grauzone para terminar. Interesantes.

BFG

La clásica banda de rock gótico BFG empezó con una potente introducción. Algo normal ya que aparecieron con nada menos que tres guitarristas, siendo seis músicos sobre el escenario. BFG publicaron sus clásicos discos a finales de los ochenta, volvieron en el 2016 y ahora el guitarrista, Mike Simii ha publicado recientemente un exitoso libro. Desde la inicial “Love Grind”, en la que uno de los guitarristas usó una muñeca de juguete de slide, dieron un gran espectáculo hasta el final. Sonaron potentes versiones de clásicos como “Anonymous”, “Switch”, “Myth Club”, “Western Sky”, “Higher The Heaven Is”, “Paris” y “Amelia”. El público disfrutó mucho del concierto y prueba de ello es que mucha gente se acercó a la zona de merchandise y aprovecharon la oferta de tres cds y una camiseta por treinta euros.

Mars Model

Aunque no vivamos en Bélgica estamos bastante puestos en grupos belgas así que ya conocíamos a The Mars Model e incluso poseo su primer EP. Muy contundentes, épicos y con guitarrazos, sonaron bastante bien. Para los que quieran saber más de ellos, seguramente los entrevistaremos el año próximo. Mientras escuchad su EP FrancoBelga o sus nuevos adelantos.

A Split-Second

Podré parecer exagerado, pero A Split-Second dieron otro concierto magnífico. Con esa ristra de temazos que tienen y manteniendo su sonido clásico que tanto nos gusta, pocas cosas pueden salir mal. Comenzaron con “Colonial Discharge” y ya para el segundo tema, “Rigor Mortis”, el público se estaba viniendo arriba. Continuando con “Backlash”, “Firewalker” y “Vengeance C.O.D.” y como podrás suponer, no bajó la intensidad. En este último tema, el cantante aporreó la batería electrónica con sus codos y cabeza. No paramos de bailar con una poderosa “The Colosseum Crash”, “Mambo Witch”, la genial “On Command” y el público terminó de volverse loco al escuchar las primeras notas de “Flesh”. Fantástico.

Such Beautiful Flowers

Al grupo belga de cold wave Such Beautiful Flowers no lo conocíamos y supusieron nuestra revelación del festival. Potentes y muy oscuros, no dudamos en comprarnos su primer EP nada más terminar el concierto. Entre los temas que tocaron, destacar “Purest light/Blackest Curse” y una versión original y minimalista del “I wanna be your dog”. Pegadle una escucha.

And Also The Trees

La banda inglesa And Also The Trees dio el que fue para mí, el mejor concierto del festival: 45 minutos sublimes de la mejor música gótica. Ya con la introducción, primero con el guitarrista en solitario y en seguida entrando el cantante a recitar, nos dimos cuenta de que iba a ser algo mágico. Y así fue, en una actuación en la que llevaron la intensidad a otro nivel y brillaron en temas como “Shantell”, con ese sonido tan característico de la banda. Como anécdota divertida, el cantante tiró sin querer el pie de micro y lo estuvo buscando más tarde. Pasión y drama con un repertorio infalible. No faltaron una explosiva “So this is silence, y la clásica “Virus Meadow”. Si tocan en algún lugar cercano a ti, no lo dudes, ve a verlos. Alucinantes.

Enzo Kreft

No éramos los únicos fans que nos habíamos acercado a ver al pionero del minimal synth (al que luego tuvimos la suerte de poder saludar), y el escenario belga estaba casi lleno. Comenzó con “Woke up this morning”, siguió con “Breathtaking Beast” que sonó magníficamente, “Nature isn’t bound by borders” que pareció profetizar lo que pasaría después, y algún otro tema de su último disco, “Different World”, como “Ostrich Politics”. A poco más de la mitad del concierto, empezaron los problemas ya que la lluvia ayudada por el potente viento comenzó a entrar por las ventanas y a bañar el escenario belga. En los rayos de luces se podía ver la persistente llovizna que mojaba el equipo del músico belga. Se tuvo que parar el concierto y tras unos tensos minutos, la organización logó solucionar el tema. Para alegría del público, Enzo continuó con “Connected”, uno de sus mejores temas de su anterior disco Control, y la final “It’s going on and on”. Un gran concierto a pesar de los problemas. Como nota curiosa, señalar el sentido de humor de los djs que ponían temas entre las actuaciones y que tras el incidente pincharon “Rain” de The Cult.

The KVB

Siempre está bien ver a un grupo tan especial como son The KVB. En parte por ellos y supongo que también por el tiempo, el hangar estaba especialmente lleno. Verdaderamente únicos a la hora de crear atmósferas, nos envolvieron en su sonido con temas como “Into Life”, “World on Fire” o “Dayzed” sonando a veces como unos Jesus and Mary Chain mellizos. Muy disfrutable.

Diary Of Dreams

Tristemente se les habían mojado los instrumentos y no pudieron tocar.

A Slice of Life

Por fin pudimos ver a la banda belga A Slice of Life, un quinteto al que entrevistamos hace unos años y desde entonces hemos esperado poder verlos. Los creadores de Restless son una de las bandas nuevas de post-punk más interesantes del momento y nos alegró que tocasen en tan buen spot horario. Dirk Vreys apareció secundado por su hijo, como también hace en The ObsCure, su tributo a The Cure que conocimos en el Sinner’s Day Special. La larga sombra de Robert Smith también se puede sentir en la A Slice of Life, aunque es una banda con personalidad propia. Tocaron temas de su primer trabajo como “Sweet Sin” y alguno nuevo como “Seven Days” o “What doesn’t kill Make me stronger”, y “Liefde Is Oorlog” una de sus mejores composiciones con un potente final. Muy buenos.

Your Life on Hold

Seguimos en el escenario belga con la banda de rock gótico Your Life on Hold, que nos siguieron demostrando que en el país tienen bandas de música dark para dar y regalar. La profunda voz de John Wolf y las grandes atmósferas caracterizan a la banda que repasó su carrera tocando temas como “Already Lost” con gran trabajo de guitarra, “Nowhere train” o “Anywhere Out there”. Nos dejaron con la boca abierta.

Covenant

Tras tocar el primer tema tras el telón, salió la banda de futurepop Covenant abriendo fuego con “Bullet” que fue seguida de su “All That Is Solid Melts Into Air”, uno de los mejores temas de su último EP. Tuvimos una gran interpretación de un divertido Eskil en “Fwx1 (coming home)” y la banda sonó como un tiro, algo comprensible teniendo a Daniel Myer y Joakim Montelius en sus filas. Estuvieron muy bien en “The Men”, Eskil nos habló de su amor por Gary Numan, y nos alegraron con su “Ritual Noise”. Lo malo del concierto: echamos de menos algunos de nuestros temas favoritos.

Funeral Dress

Utilizando el puñetero “Final Countdown” como melodía de entrada, comenzaron los punks belgas Funeral Dress, cuyo cantante todavía lleva una cresta. El concierto consistió en un buen puñado de himnos interpretados con el mejor espíritu Oi! Solo con los nombres de los temas ya os podéis hacer una idea de por dónde fueron los tiros:  “Death and Glory”, “Cops are not human beings”, “Sex Drugs and Rock And roll” o “Party On”, que fue cantada por el público. En medio del concierto colaron también una versión del “Down Under” interpretada por el guitarrista. Energéticos y divertidos.

Gary Numan

Si Intruder podemos considerarlo lo mejor que Gary Numan puede ofrecer a día de hoy, el concierto del Sinner’s day es lo mejor que Numan puede dar a estas alturas de la película. Si disfrutaste del disco y de lo que ha hecho en las últimas décadas, disfrutarás de un Gary Numan que está en perfectas condiciones vocales. Si te quedaste en Replicas, espera a que reinventen la máquina del tiempo.

El concierto, de los más multitudinarios del festival, empezó con “Halo”, que es una buena entrada y continúo con “The Chosen”, uno de los mejores temas de su último trabajo. Tras estos rescató un ensordecedor “Metal” de The Pleasure Principle que fue seguido de “My Name is Ruin”. Del TPP tocó el clásico “Cars” que fue uno de los momentos de la noche. Vimos el concierto con nuestro compañero JL Marchal y podemos dar fe que lo disfrutó. “The Fall” tuvo una parte central llena de ruidacos, como a nosotros nos gusta e “Intruder”, el tema titular sonó poderoso. Tuvimos unos temas del disco Splinter: Songs From a Broken Mind, del que sonaron “Everything Comes Down to This”, “Here In the Black”, “Love Hurt Bleed” y terminaron con el clásico “Are Friends Electric?” El frío y el cansancio de esta jornada hizo que ya nos estuviéramos acercando a la salida cuando Gary Numan y su banda salieron para un bis, así que tuvimos que dar media vuelta. “Haunted” fue la encargada de cerrar el concierto, que fue de los más aplaudidos del festival.

Play V

Play ViLove Hurt Bleed

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More