Posted by: François Zappa Reseñas 1 comment

Signal Aout 42: Insurrection

Un mes de junio en el que hemos ido a muchos festivales nos ha impedido publicar nuestra reseña de uno de nuestros discos más esperados del año: Insurrection de Signal Aout 42. Publicado el el 7 de junio, es el séptimo álbum del grupo belga de EBM, al que entrevistamos hace unos meses. Hemos tenido que esperar seis años para tener el nuevo disco de SA 42 pero la espera, sin duda, ha valido la pena. El proyecto de Jacky Meurisse ha sido muy importante en la creación y evolución de la Electronic Body Music y este disco es el último capítulo (hasta ahora) en la historia del género. El disco se puede pedir aquí: signal.aout.42@skynet.be

Bum: el disco empieza con «Under Pressure», el tema más corto del disco y una perfecta introducción a lo que vamos a encontrar en él: bajos hipnóticos e insistentes, ritmos pesados, y unas líneas de sintetizadores amenazantes. «Technocra (z) y» y «Welcome to Reality» son los primeros rompe pistas, dos temas potentes y duros, perfectos ejemplos de lo que es la EBM. «Out of Control» empieza con unas voces amenazantes que nos recuerdan cosas de la EBM y techno de finales de los ochenta, continua con unos teclados también ochenteros/noventeros y un ritmo opresivo que dan forma a uno de los mejores temas del disco. Si esto sonase en una discoteca, seguramente seríamos nosotros los que acabaríamos fuera de control. «Le Bien-Le Mal» es un tema agresivo, de una dureza casi industrial. En «Insurrection», Jacky canta en francés y es junto a «Honor and Justice», uno de los temas en el que más nos gusta la producción. Los dos, si le quitásemos la voz serían grandes temas de techno. «Dance until the sun Rise again» te ordena que bailes hasta el amanecer, y con temas como este, no sería difícil. «Black Snow» es inquietante, oscura y amenazante con un bajo potente. El viaje termina con «The New World», algo de calma después de la tormenta y un poco de esperanza para aliviar el tono oscuro del resto del disco.

Hablaba con un amigo, que cuánto más profundamente te sumerges en un estilo, más fácilmente es encontrar matices en los discos de ese género, como los esquimales son capaces de encontrar varias diferencias en la nieve como para diferenciarla con nombres distintos. Por eso, este disco, para todo fan de la EBM es una compra obligatoria: una obra que actualiza el género en 12 temas con sabor a futuros clásicos repletos de increíbles detalles que el conocedor descubrirá con placer. Y para el que se está iniciando en el estilo, una muestra de lo que ha sido y será la EBM en este siglo XXI que estamos viviendo.

François Zappa

1 comment

  • matraka 4 julio 2019 at 18 h 51 min

    Discazo!!!

    Responder

  • Deja un comentario

    2 × 5 =