Portada » Entrevista a Ruben Montesco (Industrias Mekanikas) (II)

Entrevista a Ruben Montesco (Industrias Mekanikas) (II)

por Violeta

Seguimos con la segunda parte de nuestra extensa entrevista a Ruben Montesco en la que el Dj madrileño nos habla de su proyecto Anacronismo Industrial y su sello Industrias Mekanikas. Para los que estéis deseando volver a verlo pinchar, estará en la sala Specka el próximo domingo 30 de mayo dentro de la programación mensual de Femur.

—De todas las remezclas que has hecho, ¿de cuál te sientes más orgulloso?

—Me lo pones difícil porque tengo un montón, muchísimas. Me has pillado y no sabría cuál decirte. La que más ilusión me ha podido hacer fue la de un tema del LP que Douglas McCarthy hizo con Yasmin Gate. Me hizo ilusión porque remezclar a Douglas McCarthy no es moco de pavo. No es de las que más orgullosamente esté porque me hubiera gustado hacer más cosas, pero por tiempo y tal se quedó ahí. Pero esa es de la que más podrían destacar. A Conde Cero hay alguna remezcla que le hice que también me gustó mucho. Y también te digo que en función de la época también cambia tu perspectiva de un trabajo con respecto a otro. Hay remezclas que en su día me parecían la bomba y que ahora las escucho y me digo que vaya tela. Y cosas de las que en su día pensé que era un poco puff, y más tarde he pensado que molaban. Ahora que lo estamos comentando, una remezcla que le hice a Veronika Nikolic, un rollo de música muy light, muy parado, con un BPM muy bajo que en su tiempo me pareció un poco psé y he acabado pensando que estaba de puta madre. A veces el concepto y época te hace evolucionar mucho sobre todo con tu trabajo. 

—¿Y qué buscas aportar al original con tus remezclas?

—Dar mi alma propia. Yo creo que donde más lo conseguí, fue cuando hicimos el tributo a Esplendor Geométrico, esa remezcla en concreto, es de las más recientes y de las que más eco ha tenido últimamente Es una remezcla que me gusta mucho y es eso, dar un punto de vista del artista y hacerlo tuyo. También es que depende, hay veces que la gente te pide que hagas lo que quieras o que lo hagas en tal línea o en otra. Cuando te dejan manga ancha para hacer lo que quieras te puede salir una cosa como esa. La de Esplendor Geométrico es darle una vuelta de tuerca a lo que hacen ellos y llevarlo a la pista. Es un desafío porque son temazos que imprimen mucha potencia y lo que intentas es mantener esa potencia, pero llevada a algo paralelo que es algo más de pista, con un ritmo que te haga bailar que es algo que hacen también ellos de una forma tan tántrica,

—Me comentaste que habías sacado un album como Depressor, ¿nos quieres contar algo sobre eso? 

—Nunca he dicho que soy yo. No he hablado del tema. Es un proyecto que quería que la gente lo escuchara sin complejos, sin tener una idea preconcebida de quién ha hecho el disco, porque tenemos la manía de prejuzgar antes de escuchar. Si lo ha hecho Pepito ya no lo escuchas, si lo ha hecho Menganito vas a decir que esto tal. Aparte quería contar una historia, es el trabajo del que estoy más orgulloso, es mi top. Es un trabajo muy especial para mí. Es un proyecto que retomo de vez en cuanto y que nace por la necesidad de contar algo que no puedo contar de otra forma, que es la melancolía, la tristeza, El único medio que encontré para hacerlo fue ese.

—También tienes un proyecto paralelo con Waje, llamado Anacronismo Industrial. ¿Cómo tuvisteis la idea de montar ese proyecto? 

—Surgió un poco de la necesidad de hacer algo juntos. Waje y yo tenemos mucha conexión, cuando vamos a pinchar, él se sabe mi maleta y yo la suya. Hacemos sets muy parecidos, yo puedo tirar más hacía lo más EBM, un rollo más cañero y él, en cambio, tira más a lo más experimental. Tenemos un nexo de conexión de muchos años, siempre en la misma línea. Un día nos dijimos que por qué no íbamos al estudio y nos sentábamos a hacer algo. Me acuerdo que fuimos el primer día y nos marcamos un temazo que sale en la primera compilación de Antikhrist Visions. Lo hicimos además en un par de días. Es un tema muy oscuro, muy duro, con una cadencia muy lenta, muy denso. Ese fue el primer tema que hicimos juntos, aunque primero salió la remezcla que le hicimos a Esplendor.

—¿Tenéis algún método para componer entre los dos?

—La verdad es que vamos al estudio y nos ponemos a tocar los cacharros. Él a veces se pone con la caja, otras me pongo yo. Uno pilla el sinte o lo coge el otro. Ponemos todos los cacharros a funcionar y hacemos secuencias con los sintes, los arpegios. Tengo varios arpegiadores o secuenciadores donde montamos las secuencias y probamos distintos cacharros. Tampoco hay una mecánica de trabajo hecha, sino que cuando llegamos la estudio nos ponemos a cacharrear. 

—Habéis remezclado también a Nöle con su apodo de Orlok 101, ¿cómo surgió esto?

—Nos lo pidió él. Quería una remezcla como Anacronismo Industrial para su sello Barro que arrancaba y nosotros estuvimos encantados. 

—En SoundCloud, podemos encontrar varias bandas sonoras sobre las que trabajaste. ¿Qué nos puedes contar de esta faceta tuya? 

—Como dije antes, tengo muchas facetas. Me gusta mucho hacer música y hago música de muchos tipos. Me encanta hacer bandas sonoras, me encanta darle música a una imagen. Porque la banda sonora en una película es muchas veces el 50%. Una música te puede dar una sensación de felicidad, de agobio… Entré ahí a través de unos amigos que hacían cortos. Ya empecé a principios del 2000 a hacer alguna cosa para anuncios con un amigo que trabajaba en una distribuidora y empezamos a hacer pequeñas colaboraciones para anuncios y cortos. Y a partir de aquí la cosa fue creciendo. Y en un momento de mi vida hacía mucha banda sonora y mucha ambientación sonora para cortos de cine. Estuvimos incluso en un festival de cine con La belleza.

—¿De cuál te sientes más orgulloso de todas tus bandas sonoras?

—Cada una tiene lo suyo. La de La belleza es de las que más me gustan. El concepto de ese vídeo mola mucho. Lo podéis encontrar en YouTube. La locución es en francés y habla del concepto de la belleza. Hay un par que me gustaron mucho: A la luz de lass velas y Mentira Interna. De ahí saqué algunas ideas para otros proyectos ya que hice mucha composición para esos cortos y hubo cosas que no se utilizaron y que tienes para poder desarrollarlos en otros proyectos. 

—¿Cómo tuviste la idea de crear tu propio sello, Industrias Mekanikas?

—Siempre he querido tener mi propio sello donde sacar mi música y la música que me gustara de los demás. El primer intento más serio fue como decía antes con Sergio el resultado fue Actinium y Reactinium. Lo que pasa es que es muy complejo cuando hay varias personas, casa uno tiene un punto de vista… Al final arrancamos con el digital, yo no tenía la capacidad económica… pero finalmente el sello no logramos arrancarlo fisicamente y se quedó en digital. Así que me dije, que quería crear un sello nuevo cuando tuviera más posibilidades económicas, ya que lo único que hizo que Actinium y Reactinium no saltaran al mundo físico fue eso, que no tuviéramos la pasta suficiente. Yo quería hacer algo que fuera físico, no quiero que se venda en los portales ya que creo que hay tal masificación digital que luego tu producto se diluye entre tanto mails y tantas newsletters. Entonces me dije. ¿qué es lo que yo he sabido hacer toda la vida? Trabajar con vinilos: pincharlos, sacarlos e incluso venderlos que ya os comenté que tuve mi primera tienda en el año 2000. Pues eso, iba a seguir apostando por lo que siempre había querido hacer. Vendo digital en Bandcamp única y exclusivamente porque entiendo que haya gente que pueda disfrutar de la música en digital. Lo estuve meditando si hacerlo solo físico pero la gente que pincha en digital tiene también su derecho. 

—¿Crees que es un buen momento para los sellos españoles? Al volver a Madrid me he sorprendido del gran número que hay. 

—Sí. De hecho creo que estamos viviendo una época dorada, una explosión como hace 15 o veinte años se vivía en cualquier ciudad europea. La gente le ha perdido un poco el miedo y es cierto que es mucho más fácil. Antes, si querías hacer doscientas copias de tu producción, en la fábrica de prensa se reían de ti. Ahora es lo habitual. Para que te hagas una idea, de mi primer disco se prensaron dos mil copias. Antes las fábricas como mínimo planchaban 500 discos, no te aceptaban menos. Hablamos de cantidades de discos ingentes. Necesitabas una distribuidora para distribuirlos. Eran muchos los pro y contras que podías encontrarte antes de meterte en ese berenjenal. Con el tiempo eso ha ido cambiando, hay muchas distribuidoras pequeñitas que se especializan en géneros y sellos y no hace falta hacerlo a ese nivel y puedes planchar 50, 100, 200 o 300. Eso te da cierta facilidad para que la gente con algo de inquietud y ganas de sacarse un disco lo pueda hacer, que antes no se podía.

—Y de los sellos actuales cuales te interesan?

—Es que hay muchos interesantes. JuanPablo con Frigio, es, dentro de Madrid, uno del rollo que yo pueda pinchar más habitualmente, de lo más representativo.  Aunque personalmente no pincho mucho techno, puedo destacar que Semántica tiene discos increíbles y lleva la tira de años haciendo buena música. Hay muchos sellos, te puedes ir a Analogical Force, otro sello de aquí de Madrid mundialmente conocido que vende una cantidad de copias increíbles y lo tenemos aquí. Sellos que están haciendo cosas ahora tienes Barro que hace muy buena música, tienes Femur. En la tienda ahora puedes tener una cubeta de Electro nacional, o EBM o electro industrial nacional. Ya te puedes hacer una cubeta con sellos porque tienes esa posibilidad que antes no había. Y eso si hablamos de Madrid. Si hablamos de Barcelona, ni te cuento. Allí hay una cantidad de sellos que ni te cuento, te puede dar algo, hay muchísimos. Los que te he nombrado son de aquí, de amigos con los que trabajamos, salimos a tomar cervezas. 

—Tu primera referencia fue un disco de remezclas de Esplendor Geométrico. ¿Han sido importante en tu carrera musical?

Es un grupo que es una base esencial de la electrónica vanguardista y underground del país. Es un grupo que con cuarenta años siguen dando guerra. Se suben a un escenario y lo tiran abajo. Creo que es un grupo al que hay que hacerle una reverencia. Llevan haciendo música realmente undergound toda la vida. Hay gente que los conoce, otra que no. El propósito de ese disco era llevar a Esplendor Geométrico a mucha gente de todos los estratos. Si os fijáis ese disco tiene un tema de electro, un tema de pista, un tema mas industrial que puede ser el de Waje conmigo, el de Flavio que es otro rollo totalmente diferente, más lento. El espíritu de ese disco era llevar Esplendor Geométrico a la gente que no los conocía que para mí es una de las bandas más importantes de la escena electrónica nacional. Y siguen sacando discazos, uno detrás de otro. 

—¿Qué es lo que más de gusta de esta banda?

Su crudeza, su dureza, ese rollo tántrico que tienen al hacer los ritmos. Engloban lo que comentaba antes que me gustaba: esa base rota, el industrial. Aparte, es que son muy duros y contundentes. Si encajas con ese sonido, los ritmos son muy hipnóticos  y las bases están muy bien construidas. Me gusta mucho la música de Esplendor Geométrico. 

—Hoy en día, tu sello cuenta con 5 referencias. ¿Cuál te gustaría destacar? En tu opinión, ¿cuál seria una buena introducción a alguien que no conoce el sello?

Todos tiene su aquel. En los Antikhrist Visions el concepto es llevar a la gente música de artistas conocidos con otros no tan conocidos, gente más novel con gente con más experiencia. Ese concepto me gusta mucho. Otro concepto es lo que hicimos con Esplendor Geométrico: coger un grupo que pensamos que es de culto, un grupo importante a destacar y llevárselo a la gente, porque realmente el que no escucha industrial puede que no haya oído hablar de Esplendor Geométrico. Y por desgracia hay mucha gente no sabe ni quienes son. Por eso ahí tenías varias remezclas distintas para que te preguntes de qué grupo son las canciones. Si no lo conoces ya por lo menos investigas. Son los conceptos especiales. Luego está el concepto clásico: me gusta un artista y le saco un disco. Pero bueno, si me dijeras uno a destacar te diría el primero de Esplendor Geométrico que se hizo con mucha ilusión, ha tenido mucho trabajo y es el que más ha costado porque fue el primero.

—¿Qué nos depara el futuro del sello?

—La referencia número seis está ya en la fábrica. Se mandó hace una semana y el disco nuevo va a ser de Dark Vector: un EP de tres temas originales suyos con remixes de Assembler Code, Cosmic Force y Cestrian. En esta referencia nos vamos a ir un poco más al electro industrial. Va a haber un próximo Antikhrist Visions donde ya se incluye lo que hemos hecho estos días en el estudio. Tenemos otro proyecto entre Fake Robotique, Waje y yo, que se llama “The Holding Nuts”. Además, estoy preparando un LP mío nuevo que será cañerete, No sé cuándo podré acabarlo. Tengo muchas propuestas preparadas  pero con el tema de la pandemia el sello se ha frenado un poco. Había cogido mucho cuerpo, ha tenido muy buena acogida por la gente. Fuera de España quizás hemos tenido más repercusión que aquí, aunque aquí la gente lo conoce y lo sigue. Pero la pandemia a todos nos ha jodido mucho y nos ha puesto el freno en muchos proyectos. y como los discos cuestan hacerlos mucho dinero y a veces es muy difícil venderlos, te encuentras en este impasse, que, por una parte, todavía no se ha consolidado mucho el sello y además se ha notado que se vende menos. Yo estos meses de Pandemia y aún teniendo una tienda, te das cuenta de la dificultad en vender los discos. Es un material que no tiene mucho público objetivo, es música underground, no para masas, aunque puede que algún día lo sea. Pero cuesta llegar a la gente. Y más en estas épocas en la que la gente no puede salir a comprar música, no puede salir a escuchar música a un garito y hemos estado mucho tiempo encerrados en nuestras casas. Si no sales de tu zona, escuchas siempre lo que tienes en casa y no descubres nada nuevo. Para mí, una de las principales fuentes de inspiración es cuando voy a ver al personal a los garitos porque escucho música que normalmente no escucho. O me sorprenden. Los hay que no me sorprenden nada porque lo tengo todo, pero hay muchas veces que es muy gratificante cuando vas a escuchar a un artista y dices, este tío ¿qué está poniendo? menudo musicón. Encima no lo conoces, que es un mérito. 

—Imagino que teniendo un sello, tienes que recibir bastante demos de artistas que quieren que saques su música. Qué es lo que buscas en un artista a la hora de elegir?

—Que la música me llame, no sé cuál es el secreto. Es decir, muchas veces hay demos que me mandan que me encantan pero no tienen cabida en Industrias Mekanikas. Aunque intento tener un espectro amplio y no cerrarme mucho, pero la gente me manda material que yo personalmente no lo veo dentro de la línea del sello. Incluso me estoy planteando hacer un sub-sello para sacar todas estas cosas porque recibo material que no tiene un nexo de unión con Industrias Mekanikas pero que es música cojonuda. Sigo dándole vueltas, pero es volver a sacar una cosa desde cero, volver a invertir. Y estamos en una situación como para hacer muchas apuestas. 

—¿Cómo te está afectando toda la situación creada por el COVID?

—Me ha afectado en casi todos los aspecto, principalmente en el plano económico que es donde más se resiente uno. El dinero te da esa facilidad para mantener esos proyectos y desarrollarlos. Segundo problema: el ocio. Si la gente no sale, no va a conciertos, a salas, te limitas a quedarte en casa. Como decíamos antes, hay poca gente que se involucre en investigar, en descubrir música nueva. En la tienda lo notamos muy directamente. La gente no viene tanto a comprar, el poco tiempo que tienen lo invierten, es normal, en estar con los amigos o en bajar un rato al bar porque no pueden hacer otra cosa. Si te vas de tiendas igual no tienes tiempo de echarte una cerveza con los amigos. Entras en un círculo vicioso al que no estamos preparados para vivir, al menos en España. No estamos habituados a estar a las diez en casa. Somos una cultura a la que le gusta mucho el ocio, por llamarlo finamente. Entonces si la gente no tiene esa capacidad de salir a escuchar, a disfrutar , a ir a una sala, a un concierto, nos limitamos mucho y nos afecta a todos de forma directa porque yo no voy a la salas, yo no voy a tocar, no voy a pinchar. La gente no compra discos como antes. Una cosa retroalimenta a la otra.

—¿Qué podemos esperar de Ruben Montesco en el futuro?

—Los que somos artistas, tenemos muchos proyectos en el aire. Unos los llevas a cabo y otros se quedan en el olvido para siempre. Los que tenemos inquietud musical siempre estamos, a ver si quedamos con tal en el estudio, a ver si hacemos algo, ya sea con JuanPablo, con Nöle… Me encanta hacer colaboraciones. Me gusta mucho cuando voy a pinchar con gente que tenemos un nexo y hacer un back2back porque es súper divertido, cada uno te sorprende con una historia y a ver quién se pone mejores discos. Entras en un juego que mola mucho. Con la producción pasa un poco igual. Cuando te juntas con alguien y produces y hay una conexión buena salen cosas muy chulas. Eso siempre está en el aire. 

—¿Y cómo has llevado lo de no pinchar durante al comienzo de la pandemia?

—Lo he llevado fatal. 

—Aunque en los último meses hemos podido verte pinchar en varias salas, especialmente en el Specka, ¿qué nos puedes contar de estas experiencias?

—Las veces que he pinchado lo he hecho con muchas ganas, como si estuviera de nuevo en el Tresor de Berlin. Cuando te pegas tres o cuatro meses sin pinchar, la verdad es que muchas veces lo haces por la necesidad de ponerte unos discos con unos amigos, tomarte unas cervezas y escuchar algo de música. No buscas algo económico. Muchas veces te da igual. Todos esperamos que esto con el tiempo se quede en el olvido. Igual que ahora casi no me acuerdo de cuando me iba a un garito hasta las seis de la mañana. Ahora me parece que fue en otra vida. Estamos ya tan acostumbrados a esta historia que se nos ha olvidado como era antes.

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More