Portada » Entrevista a KMFDM

Entrevista a KMFDM

por François Zappa

Han pasado más de 35 años desde la creación de KMFDM, uno de los grupos que más lejos ha llevado a la música industrial (y a todas sus variantes), a la vez que la hacía más popular. La banda ha publicado 21 discos, (el último Paradise, hace solo unos meses), en los que han sabido ir actualizando su arrollador discurso musical manteniendo siempre su mordacidad. Hablamos con Sascha Konietzko, al que podremos ver con su banda el 21 de mayo en el W-Fest. ¿Estáis preparados para el Ultra-Heavy Beat?

—Los comienzos de KMFDM estuvieron más cerca del mundo de la performance. ¿Cómo fue el primer concierto de la banda? ¿De verdad usabas una aspiradora como instrumento musical?

—El primer concierto de lo que más tarde se abrevió como KMFDM, fue el 29 de febrero de 1984 en el Grand Palais de Paris, Francia. Fue una colaboración entre mi persona y un grupo de pintores/escultores de Hamburgo y Colonia que respondían al nombre de Erste Hilfe (First Aid/Primeros Socorros). Me pidieron que hiciera algún acompañamiento de audio para la gran apertura de una exhibición en el Palais. Así que fui y conseguí todo en lo que pude poner mis manos de una tienda de empeños de la Rue St. Denis.

Entre las cosas que conseguí, había algunas aspiradoras, un sintetizador roto (ARP 2600), un bajo y un amplificador de bajo (Ampef). Me las ingenié lo mejor posible para crear algo de caos espontáneo. No salieron las cosas muy bien: una hoja de cristal del techo de la estructura comenzó a caer, haciendo añicos el suelo entre los (pocos) visitantes. Los escultores habían cubierto de hormigón todas las entradas de cristal y algunas personas huyeron, podríamos decir que con pánico. Fue un buen alboroto. Aunque a mí me encantó….

Comenzaste el rumor de que KMFDM significaba Kill Mother Fuckers Depeche Mode, ¿verdad? ¿Crees que los propios Depeche Mode lo saben?

—Estoy bastante seguro de que han debido oír sobre esto. 😉

—En vuestro primer casete Opium (1984), ya nos encontramos a Raymond Watts tocando. ¿Cómo os conocisteis? Ha estado entrando y saliendo de la banda durante muchos años.

—Era un expatriado de Inglaterra que, por aquellos tiempos, vivía en el cuarto de la limpieza de la casa de unos amigos aquí en Hamburgo. Teníamos acceso a un refugio contra los ataques aéreos de la segunda guerra mundial en el que habíamos almacenado un buen número de instrumentos pertenecientes a ABWÄRTS (una famosa banda punk de Hamburgo), algunos de los cuales se habían recientemente unido a Einstürzende Neubauten en Berlín. Usábamos nuestro tiempo libre para grabar cosas raras allí. Durante los años, se ha dejado caer intermitentemente, nuestros programas eran bastante distintos. 

What do you know, Deutschland? (1986) marcó la primera colaboración con el artista gráfico Aidan Hughes que posteriormente ha realizado casi todas las portadas de la banda. ¿Qué encuentras en su trabajo tan adecuado para la imagen de la banda?

—Al principio no pensé mucho sobre ello, simplemente me gustaba su estilo. Con el tiempo, se convirtió en la marca visual, una imagen recognoscible de la apariencia visual de la banda. Habiendo sido un seguidor adepto del trabajo de Frank Zappa, me gustaba cada vez más, el aspecto de “continuidad conceptual” que tomó. Aunque la continuidad tuvo que ser interrumpida algunas veces porque sí.

—¿Cómo fue la influencia de Adrian Sherwood en la producción de Don’t Blow Your Top? (1988) Ya estabas anteriormente interesado en el dub y el reggae, ¿verdad?

—He estado interesado en el dub y el reggae desde finales de los 60 y era un gran admirador del trabajo de Adrian. Era amigo de los chicos de Mark Stewart and the Maffia (que anteriormente había sido la banda casera de Sugarhill Records) y finalmente simplemente llamé a Adrian, diciendo algo como: “Hola colega, verdaderamente me gusta tu rollo, ¿te molaría mezclar unos cuantos temas para mi proyecto?”

Y, para mi sorpresa, dijo que sí 😉

—¿Qué pasó con Naive? (1990) ¿Fue retirado por los samples de Carmina Burana? Una nueva versión del disco, llamada Naive/Hell to go (1993) fue publicada después, ¿verdad?

—Sí, algunas personas se enteraron de los samples usados y amenazaron al sello discográfico (Wax Trax!) con un enorme pleito legal, así que quitaron el disco de las estanterías. Me importó una mierda, de todas formas, nunca he tenido nada que perder…

—¿Cómo era Chicago en los noventa? Leí en la biografía de Laurent Garnier que era un sitio bastante peligroso.

—Sí, eso mismo. Donde me quedaba había bastante disparos desde coches, cada viernes y sábado. Una vez, un tío fue asesinado justo debajo de la ventana de mi cocina. Espié a los maderos mientras recogían los cascotes de bala… le dispararon 16 veces, pero solo encontraron 15. Yo encontré (y me he quedado hasta ahora) el número 16.

—Viviste en la oficina de Wax Trax! al comienzo de tu estancia en Chicago. ¿Cómo era la atmósfera y, en general, todo lo relacionado con el ahora legendario sello?

— Un caos completo y absoluto marcaba el régimen diario. Me encantaba estar allí. Viví allí desde el comienzo del 91 hasta el final del 92. Fue una tremenda experiencia.

—Has dicho que Money (1992) fue hecho rápidamente y que no te gusta mucho, aunque para algunos fans, es uno de tus mejores trabajos. Iba a ser un disco doble, ¿verdad?

—Iba a ser una cara A hecha por mí y una cara B hecha por el resto de los chicos que estaban en la banda en aquellos tiempos, pero los dueños del sello (Jim and Dannie), se rieron cuando lo escucharon por primera vez y pensaron que la planta de prensado había impreso la música de otros en la cara B, que no tenía nada que ver con KMFDM.

Así que me tuve que dar prisa y hacer nuevos temas para tener un disco con material que valiese la pena, ya que acabábamos de planear y reservar la primera “realmente grande” gira en los Estados Unidos. Habíamos ya girado como cabezas de cartel en 1991 con bastante éxito, pero la gira del 92 iba a ser GRANDE, y el sello quería el disco a punto para apoyar la gira. 

Angst (1993) está considerado “el disco más pesado”, gracias al gran trabajo de guitarra. Te gusta el metal, ¿verdad? 

—En mi mente, ANGST no era tan pesado, pero puede haberlo sido para algunos… a propósito, nunca fui un gran fan del metal, simplemente me gustaban los riffs rápidos que siempre he creído que quedaban muy bien junto a beats bailables.

Pensando en discos de KMFDM “pesados”, WWIII, HAU RUCK y TOHUVABOHU son los primeros que me vienen en mente.

—Algunos temas de Nihil (1995), para algunas personas el mejor disco de la primera época) aparecieron en películas como like Dos policías rebeldes o en animes como Street Fighter II. ¿Piensas que los temas eran especialmente cinematográficos o simplemente que la banda era bastante famosa por aquellos días?

—Fueron elegidas porque el synch department de TVT Records (que habían absorbido Wax Trax! en ese momento) estaba haciendo un trabajo estelar!

—La grabación de Xtort (1996) fue, sin dudas, algo único en la historia de KMFDM. Contaste con la sección de vientos de Tower of Power e incluyó a un montón de músicos de estudio. ¿Fue difícil trabajar con tanta gente?

—Para nada, fue una de las producciones más disfrutable de las que hice en los noventa. Ya conocía a los chicos de Tower Of Power, estaban pasando el rato durante una sesión en otra sala de Chicago Recording Co., así que simplemente les pregunté si querían hacerlo. XTORT fue terminado en unos cortos meses, fue probablemente una de las producciones más rápidas que hice.

Adios (1999) fue el disco de la ruptura, ¿fue difícil de grabar?

—No, fue super fácil. Simplemente no invité al estudio a todo el mundo a la vez. Lo hicimos en “turnos”, así la gente no tenía que encontrarse con los demás.

Y viéndolo a posteriori, no fue una ruptura, quizás más bien un movimiento estratégico para darle a todo el mundo algo de espacio y tiempo para encontrar algo de perspectiva y pensar sobre el futuro.

Attack (2002) es el primer disco con la nueva formación (tú y Lucia Cifarelli). ¿Cómo tuviste la idea de volver con KMFDM?

—Realmente, en ATTAK tocaron un montón de gente, todos de previas encarnaciones de la banda. Lucia fue el único nombre nuevo, fue una incorporación natural ya que habíamos trabajado juntos durante 2 años antes de volver a reformar KMFDM.

—La grabación de WTF? (2011) le llevó a la banda 14 meses y todo tuvo que volver a ser grabado. ¿Qué pasó con la primera versión del disco?

—Verdaderamente no lo recuerdo. 14 meses de trabajo para hacer un disco no es algo tan extraordinario, ¿verdad? Sé de algunos discos/personas que tardaron mucho, mucho más. 😉

—En Kurst (2013), La canción “Pussy Riot” está escrita en apoyo de la banda del mismo nombre. ¿Has tenido algún problema con la censura o con políticos durante la larga carrera de la banda?

—La MTV nos lo estaba haciendo pasar mal con ciertas cosas, aunque, en primer lugar, nunca le pedimos que pusieran nuestros temas, así que cuando nos contactaron pidiéndonos que nos auto censurásemos para que ellos pudieran retransmitir nuestras canciones, simplemente les dije: ¡JODEOS!

Hell yeah (2017) tuvo muy buenas críticas y es considerado como uno de los mejores discos del año por Allmusic. ¿Cómo consigues entregar buenos discos después de tanto tiempo? ¿Qué crees que el público espera de cada nuevo disco de KMFDM?

—Es más probable el hecho de que no pensamos exactamente qué se espera de KMFDM, por eso disfrutamos de completa libertad. De hecho, estoy ahora terminando un nuevo de disco de KMFDM que es 100% old school dub reggae. Simplemente porque PUEDO 😉

Paradise (2019) es vuestro último disco, publicado hace unos solos meses. ¿Qué nos puedes contar del disco? Es una obra muy política, ¿no?

—¿No lo son todos en su mayoría? Bueno, simplemente no nos gusta escribir letras sobre mierda extraña, como lo que nos hiere en las profundidades de nuestros calzoncillos/almas, etc.

Somos unos tiradores bastante directos. Y creemos que la política es más importante que nunca.

—¿Has pensado en trabajar de nuevo con En Esch o Gunter Schulz o de hacer una gira con la formación original?

—¿Quiénes son esos? Cielos, no, ¡no sobre mi cadáver! No trataré con ellos de nuevo. Rechazaron mi invitación a volver a unir fuerzas en el 2002, para empezar KMFDM de nuevo, con nuevos acuerdos, con lo que podríamos llamar una cuenta nueva. En vez, me pusieron unas demandas falsas, y empezaron a hablar mal de KMFDM. Por su parte, el auto difamarse fue un acto de muy poca visión, jajaja.

—¿Qué nos puedes contar de tus proyectos paralelos, Schwein, KGC, OK•ZTEIN•OK y Excessive Force?

—Eran todos, más o menos, proyectos de una sola vez. A veces es divertido trabajar con gente fuera del refugio seguro que, normalmente, nos provee KMFDM, dar un paso fuera y probar cosas nuevas, para ver qué queda.  😉

¿Qué pasó con el segundo álbum de tu otro proyecto MDFMK?

—No le ha pasado nada, está guardado en una caja fuerte.

—¿Qué nos puedes contar de vuestro futuro concierto al W-Fest?

—Estamos deseando tocar de nuevo en Europa. Joder, no puedo recordar la última vez que hicimos unos conciertos por aquí. 

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More