Portada » Sinners’s Day 2021: Sábado

Sinners’s Day 2021: Sábado

por François Zappa

Tras los atascos que sufrimos en nuestro camino al W-Fest del pasado verano, este año decidimos ponernos de camino a Bélgica el día anterior, así que el viernes por la noche ya estábamos en Bruselas donde alquilamos un coche que nos llevó al camping del festival. El Sinner’s Day se celebraba este año en una antigua fábrica que se encuentra en un polígono industrial en la zona de Heusden Zolder. El camping estaba bastante cerca, pero no había nada más alrededor, así que nos dimos una vuelta por el pueblo para cenar, tomar algo y nos volvimos temprano para empezar el día con energía.

Foto: Patrice Hoerner

La Lune Noire

Tuvimos que esperar unos minutos en la entrada mientras terminaban de organizar todo y llegamos a la primera actuación del día con el segundo tema empezado. La Lune Noire es un cuarteto holandés de synth-pop a cuyo cantante vimos repetidamente durante el resto del festival. Han publicado bastantes discos desde su primer Nitrogen del 2009 hasta su nuevo Complot (Fictional Facts) del que tocaron temas como la pegadiza “One Small Step” o la bailable “Before I Change The World”. Tuvieron tiempo también para tocar temas de su Dictator, del que cayeron “This Empty Room” y “Hate”, tema que el cantante explicó que trata sobre ser diferente. Buen comienzo de festival.

Minuit Machine

Teníamos muchas ganas de ver al dúo Minuit Machine ya que la última vez que pasaron por España solo visitaron Barcelona y la verdad es que nos dejaron con la boca abierta. Sonaron mucho más potentes y cañeras que en disco, como podéis comprobar en Sainte Rave, su nuevo trabajo en directo que acaban de publicar. Sonaron potentísismas versiones de “To Control”, “Don’t Run From The Fire”, “Sisters”, “Empty Shell” y “Lovers of the Night”. Hélène les dio un toque casi techno a sus temas mientras Amandine demostró ser una gran front-woman.

Apparaat

Apparaat fueron los encargados de inaugurar el escenario belga con su potente electro rock. Son un trío que ha publicado un EP en el sello Wagonmaniac (representado también por los grupos O Veux y Dead High Wire que tocaron el lunes).  En el set pudimos disfrutar de temas más potentes y bailables, pero también algunos más atmosféricos, bien repletos de intensidad. Nos gustó.

Foreign Resort

La anterior vez que vimos a The Foreign Resort, en el W-Fest dieron uno de los mejores conciertos del festival, así que íbamos con las expectativas muy alta. En esta ocasión, como comentó el cantante, vinieron sin batería y creo que esto fue lo único que hizo que no fuese un concierto tan memorable como el primero.  Aun así fue un concierto notable ya que tocaron con la pasión de siempre y a estas alturas tienen mucho temazo en su repertorio. El cantante, además, llevaba camiseta de Hapax, detalle que me gustó. Escuchamos “Obsessing”, la bonita “She is Lost”, “Send your heart to the riot”,  “Flushed” (para mí su mejor tema) y una alargada y cañera “Dark White”. Aprovechamos la ocasión para comprar el magnífico New Frontiers.

This Can Hurt

Volvimos al escenario belga para ver a This Can Hurt, una banda de rock potente, con influencias del metal cuyo sonido fue mejorando durante la actuación. El tema que más me gustó fue “World Apart”, título también de su último trabajo. Terminaron con un nuevo single titulado “Mikaela” y en general el concierto no estuvo nada mal.

IAMTHESHADOW

Otro de los conciertos que más ganas teníamos de ver era el de los portugueses IAMTHESHADOW, a los que hace nada entrevistamos. El trío apareció ante un numeroso público y mostró sus mejores armas: la conmovedora voz de Pedro Code y un potente bajo. Pudimos escuchar una buena selección de la banda post-punk: “Lifeless”, sin duda de sus mejores temas, “Always”, la intensa “Pitchblack”, “On Winter Leaves Embrace” y “Everything in This Nothingness”. El momento divertido fue cuando el bajista sacó una bandera de Portugal que pasó a Pedro. Tuvimos oscuridad e intensidad como a nosotros nos gusta.

The Juggernauts

The Juggernauts son un potente trío de EBM que tocan disfrazados con un traje parecido al del personaje de Marvel en el que podemos encontrar a Kevin Strauwen de True Zebra a la percusión electrónica. Curiosamente, al cantante lo conocimos durante el festival, en un principio sin saber que era él y hablamos de la posibilidad de entrevistarle en el futuro. Apoyados con vídeos, nos ofrecieron una divertida versión de la EBM. En su repertorio destacar “Purge”, “Fear”, y un tema que sonó por primera vez en directo. Disfrutamos del concierto en general y el público bailó y se lo pasó muy bien. Lo único que podemos decir negativo es que se nos hizo muy corto. Los veremos de nuevo en el DarkMad.

Glen Matlock

No sé si alguien esperaba ver un concierto de punk, pero si alguien lo pensaba, la aparición de Glen Matlock y su elegante banda de acompañamiento nos quitó la idea. Glen tocó un repertorio de puro rock n roll. Pudimos escuchar varios temas de su Good to Go como “Keep on Pushing” o “Hook in you”, tocados con una clase que nunca pensaríamos de un ex Sex Pistols. De su reciente single con Earl Slick rescató el tema titular “Consequences Coming” y de sus discos con The Philistines interpretó “Whose Side Are You On?” También sonó “Magic Carpet Ride” que creemos que todavía no ha publicado y terminó con una potente “Pretty Vacant” de la banda que formó con Johnny Rotten.

Struggler

La mítica banda belga Struggler fueron los siguientes en aparecer y aunque me gustaron bastante la primera vez que los vi, esta vez el concierto fue incluso mejor. Fue una auténtica muestra de intensidad y potencia con una música dura y amenazante. Es sorprendente ver a Rene Hulbosch y a su hijo al frente de la banda, parecen la versión pasada y presente de la misma persona. La voz de Rene transmite ese sentimiento de paranoia de la época y los originales teclados ayudan a perfilar la atmósfera. Pudimos escuchar varios temas de su último trabajo Wilma Determined Protector y algún clásico como “Persecute”. Como curiosidad la periodista Nel Mertens del popular medio Luminous Dash salió a bailar durante unos de los temas junto a Alexandrina Alves. Uno de los mejores conciertos del festival.

Siglo XX

Seguimos bien de intensidad con los belgas Siglo XX. En teoría era su último concierto y curiosamente los pusieron detrás de sus compañeros de ciudad con los que giraron en los ochenta. Abrieron con una intensa “Until a Day”, con su característico sonido de melódica. Continuaron con sus clásicos “Sister in the Rain” con gran trabajo del guitarrista, “Dream of Pleasure” e “Individuality”. Paradójicamente terminaron con “The Beginning”. Otro gran concierto.

Star Industry

El bajista de la banda de rock gótico Star Industry, Stijn Kuijpers había fallecido unos días antes, así que, en vez de reemplazar a la banda, hubo una pequeña sesión homenaje en la que djs de la Batcave pincharon algunos de sus mejores temas. El bajista, además, fue recordado por varios de los grupos que tocaron en el festival.

Red Zebra

Tercera vez que veíamos al decano grupo de punk belga y la verdad es que no nos cansamos. Abrieron con su genial versión de “Agent Orange” que ya puso al público a mil. Siguieron con “The Ultimate Stranger”, tema en el que el gran Peter Slabbynck nos deleitó con su amplia gama de muecas. En “Shadow of doubt” metieron un snipet de “This is not a love song” como suelen hacer en sus directos. Siguieron con los guitarrazos de “I’m falling apart”, “Innocent people”, el clásico “I can’t live in a living room” que puso al público patas arriba y la cantó junto a la banda. Fueron terminado con una versión del “Winning” de The Sound y su “The Art of conversation” con el público saltando y botando. Esperemos que estén también en el 2022.

Absolute Body Control

El concierto de Absolute Body Control era otro de los que más ganas teníamos de ver. Y nos gustó mucho, el único pero que le podemos dar es que fue demasiado corto y hubiéramos disfrutado de una hora más sin ningún problema. El dúo de Eric Van Wonterghem y Dirk Ivens empezó con “Invisible Touch”, y siguieron con una impresionante serie de sus temas como “Waving Goodbye”, “Earth takes a Break” con sus sintes amenazantes, una tremenda “Is there an exit?”, “Figures”, “Never Seen”, o una “Give me your hands” que podría ser el paradigma del minimal synth. Otro gran concierto.

Blancmange

Tras habérmelos perdido en el W-Fest, tenías muchas ganas de verlos y la verdad es que sonaron muy bien, con una gran potencia y un sonido bastante modernizado. Neil Arthur actúa ahora con su hijo, que hizo un gran trabajo a los sintes. Desde la inicial ·Commercial Break”, pasando por “Game Above my head”, “Can’t Explain”, “What’s the time”, la potentísima “Last night I dreamt I had a job”, el tema del 82, “I’ve seen the world”, hasta llegar a “Living in the ceiling” nos mantuvieron enganchadísimos. El final nos gustó mucho y pudimos escuchar tanto “Feel me” como “Blind Vision”. Nos encantó, aunque echamos de menos algunos temas clásicos como por ejemplo “Waves”.

The Bollock Brothers

La verdad es que no conocía nada de The Bollock Brothers antes del concierto y solo conocía al grupo por alguna referencia en alguna entrevista. Así que su sentido del humor me pilló un poco descolocado, aunque luego he investigado un poco la historia de la banda y descubierto que empezaron en 1980 y que su primer disco fue el Nevermind the bollocks completamente versioneado. De su repertorio, tocaron “Faith Healer”, “The Bunker”, “Horror Movies”, tema en el que el cantante, Jock McDonald habló de sus anteriores actuaciones en el festival. Tras “King Rat” se subieron al escenario el bajista original y el hijo del cantante para tocar un tema de los ochenta. Siguieron con la divertida “Harley David y terminaron con “Beats of Love”. Divertido, pero estuve un poco perdido.

Praga Khan

El concierto de Praga Khan fue tan divertido como se podía esperar. Con la esposa de Maurice bailando, se aseguraron una puesta en escena impactante que además fue acompañada de una gran selección de sus temas:  “We follow the sun”, “Love”, la divertida “Freakazoidz” y “Luv U Still”. Tuvimos momentos más acid que nos gustaron mucho, una potente “Lonely” que fue seguida sin pausa por “Isolation”. Y para terminar las míticas “Breakfast in Vegas” y “The Power of the Flower”. Gran espectáculo y muy divertido, no todo iba a ser oscuridad.

Suicide Commando

Prácticamente podemos decir lo mismo que dijimos en la crónica de su actuación en el Sinner’s Day Special. Fue un gran espectáculo, con Johan Van Roy demostrando estar en una gran forma o y con prácticamente el mismo setlist. Sonaron clásicos como “Gates of Oblivion”, “God in the rain”, “Euthanasia”, “Cause of Death: Suicide”, “Love Breeds Suicide”, y la final “Die Motherfucker Die”. Como en el Sinner’s Day Special, lo disfrutamos mucho.

DAF

Un emocionado Robert Görl presentó su concierto, en el que tocó íntegro su último trabajo. Él a la voz y una chica a los teclados fueron deleitándonos con los quince temas que forman Nur Noch Einer el disco en el que estaba trabajando con Gabi Delgado antes de morir. No fue un mal concierto para nada, pero a esa hora el público quería algo más movidito y encontrarte de pronto con quince temas todavía inéditos quizás fue demasiado para la última hora del festival. El nuevo disco suena 100% DAF y gustará a los fans del mítico dúo, pero esperamos poder ver este concierto en un ambiente más propicio. Volvió para un bis.

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More