Portada » Retaliate of anger – Relic

Retaliate of anger – Relic

por Rémi

Fundado en 2016 por Josh Lamison, Retaliate of Anger vuelve con su segundo álbum, Relic. Publicado el 31 de julio del 2020 por el sello Machine Man Records, Relic está disponible en formato digital. Descubramos juntos un álbum torturado que seguramente hará las delicias de los fans de la EBM, la música industrial y el sonido Glitch.

El nombre del proyecto y la paleta casi monocroma de la portada del disco, un rojo escarlata agresivo, no nos dejan lugar a dudas. El oyente se sumerge en el corazón de un universo musical intimidante, impregnado de cólera y de concupiscencia. Sonidos ásperos, abrasivos y desfasados, rítmicas poderosas, sintetizadores, bajos desgarradores y voces saturadas se encuentran en este cocktail de música electrónica. Un cóctel que se nutre de obras literarias como las de Stephen King o de H.P Lovecraft, pero también de Salem, de monstruos, del MMORPG Funcom Secret World y de las luchas íntimas del compositor.

Los temas de Relic funcionan bastante sobre el principio del ostinato, un bucle rítmico o melódico, a veces los dos, que es repetido infatigablemente. De todas formas, y a pesar de una paleta sonora muy áspera y agresiva, Josh Lamison logra ofrecer diversidad. En “Ghosts in my kitchen”, los sonidos van y vienen, apareciendo y desapareciendo como esos fantasmas evocados en el título. “Darkchris64 (a diss track)” sorprende con ruidos de armas de fuego que marcan la estructura del tema. Con “Destroyer, Shelter”, un bajo literalmente con esteróides transporta al oyente. “Get good slippy” se construye alrededor de un ostinato mélodico saltarín, un verdadero contraste en comparación con los sonidos ya escuchados. “Get WWet” abre las cortinas de un universo de lubricidad y de concupiscencia, puntuado por los gemidos de una mujer. Para terminar, “Tuesday Rite” propone una atmósfera casi infantil por su color armónico más alegre. 

Entre voces rasgadas, rítmicas ásperas y ensordecedoras, Relic nos sumerge en un universo sonoro deliciosamente alienado e hipersensible. Un álbum de calidad que quizás no sea para todos los públicos pero que os recomendamos escuchar. 

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More