Inicio » Reseñas » FOLLOW ME NOT – Vanishing Smile

FOLLOW ME NOT – Vanishing Smile

por François Zappa

Poca veces, una portada ha conseguido representar tan perfectamente al atmósfera de un disco: la foto en blanco y negro de un niño pensativo y contrariado al encontrar interrumpida la pasarela sobre el mar sobre la que camina, nos transmite las mismas sensaciones de inocencia, nostalgia y confusión que el nuevo disco de la formación Follow Me Not consigue expresar en estas once canciones. La banda francesa de post-punk con influencias shoegaze nace en el 2009 como solo proyecto de Nicolas Guerroué al que se le sumó en el 2016 el bajista Mik Chevalier. Del 2010 al 2014 se auto-editaron cuatro discos hasta que ficharon con Unknown Pleasures Records que le publicó Nothing comes with a smile en el 2016, al que siguieron If The Sky Remains un año después y ya en el 2020, este Vanishing Smile del que vamos a hablar.

Empieza el disco con «Reasons» que con su vitalista estribillo nos sumerge en estos 46 minutos de post-punk con ramalazos de shoegaze. Seguimos con «Walls», que nos recuerda tanto al rock alternativo de finales de los ochenta como a la coldwave francesa, espacialmente a una banda muy querida por nosotros: Little Nemo. Continuamos con nuestra parte favorita del disco: un tramo más relajado con guitarras a lo Darklands que empieza con «Vanishing Smile», inspirada, según la banda comenta, en la película It Follows de David Robert Mitchell. En «Bliss», el mejor tema del álbum donde brillan especialmente las guitarras acústicas, nos encontramos a unos Jesus and Mary Chains vencidos por la melancolía. En «When Winter’s Gone» la muralla de distorsión contrasta con el sonido cálido de los silbidos. «Care less» marca la mitad del CD (este tema y el siguiente son exclusivos de la edición en compacto, mientras que el vinilo tiene a «Nonsense») y es otro tema rápido y muy pegadizo.

«Sunday» es otro tema repleto de melancolía, campo en el que creo que se desenvuelve mejor la banda, con una estremecedora y frágil voz. Descripción que podríamos aplicar también a la pegadiza «Dreaming», otro de los mejores momentos del disco. En «My Pulse» nos encontramos sintetizadores y unas guitarras post-punk en uno de los temas más oscuros de Vanishing Smile. «Strange Strangers» es el momento atmosférico del disco que nos prepara el camino para saltar al agua y sumergirnos en la tristeza de «Farewell» donde no es difícil imaginar al niño de la portada diciendo adiós a un verano que se acaba y ya no volverá. Sin duda otro de los grandes momentos del disco.

Aunque me ha costado un poco sintonizar o digamos entrar en el disco, en el momento en el que lo he conseguido, la sumersión ha sido completo. Vanishing Smile es un disco de melodías sencillas y extremadamente pegadizas, repleto de temas melancólicos que nos ayudan a recordar nuestra pasada juventud mientras esperamos un verano que ya no llegará.

Dejar un comentario

dieciseis + trece =

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More