Inicio » Entrevistas » Entrevista a Robert Görl

Entrevista a Robert Görl

"Trabajábamos y producíamos de forma muy provocativa."

por François Zappa

Frente a la imagen robótica e inhumana que teníamos de la música electrónica a principios. de los ochenta, D.A.F. nos enseńó que también podíar ser sudorosa y oler a sexo sucio. Con esto, el dúo germano/hispano se conviertió en el padre de la Electronic Body Music, género que aun a día de hoy nos proporciona numerosas satisfaciones. Hemos hablado con Robert Görl, mitad superviviente del dúo, que actuará en el próximo Ombra Festival. Recordad que D.A.F. dio uno de sus últimos conciertos con Gabi Delgado en la edición del 2019 y esta será la primera ocasión de escuchar en directo el nuevo disco.

Fotos: Patrice Hoerner

—Fuiste uno de los miembros originales de Der Plan, algo que no se menciona a menudo. ¿Cómo recuerdas esos días?

—Eso fue muy muy al comienzo. Cuando todo intentábamos formar nuevas bandas y encontrar a los compañeros musicales adecuados. Acababa de terminar mis estudios musicales y volvía a Düsseldorf de unas vacaciones de verano en Londres. Deseaba algo nuevo. ¡Fue muy excitante!

—Der Plan y D.A.F. son normalmente considerados como parte de la Neue Deutsche Welle. ¿Cuál es tu opinión sobre esto? En esos tiempos, ¿os veíais como parte de algún movimiento?

—Gabi y yo, siempre lo estábamos diciendo, no pertenecemos a la NDW. Hicimos nuestra cosa propia. De todas formas, nos incluyeron, incluso en la parte principal de ese movimiento.

—¿Cómo era vuestra relación con Kraftwerk y las bandas de krautrock? ¿Eran una influencia?

—No, nuestro objetivo principal era no parecernos a nadie.

—¿Cómo recuerdas la época del Ratinger Hof? Solíais pasar un montón de tiempo ahí al comienzo de vuestras carreras. Además, algunos de los conciertos de la banda que se hicieron allí fueron suspendidos por la policía, ¿no? Hay un tema sobre esos días en el nuevo disco.

—Siempre estábamos en el Ratinger Hof. Día y noche. Nuestro primer concierto fue también allí. Un lugar punk fantástico. Pero al final queríamos ser Punks Electrónicos.

—Es difícil imaginar a D.A.F. sin Gabi Delgado, pero, de hecho, no aparece en la grabación del primer disco, Ein Produkt der Deutsch-Amerikanischen Freundschaft, publicado en 1979. ¿Qué pasó?

—Le presenté a Gabi algunos músicos del sello Ata Tak para ver si conseguíamos hacer algo e intentar funcionar como banda. Pero a Gabi eso no le gustó mucho. Raramente venía a los ensayos con ellos. Así que hicimos el disco sin él. Hice nuevos planes con Gabi después de ese álbum. Siempre llamamos a ese el disco 0. Hice que Chrislo Haas entrara en acción, y K. Dahlke dejó la banda.

—¿Cómo fue recibida la música de D.A.F. cuando vivíais en Londres? Los ingleses no suelen estar acostumbrados a escuchar música en otras lenguas.

—En esos tiempos, éramos los alemanes locos que pasaban el rato en la tienda Rough Trade de Portobello Road. Daniel Miller de Mute Records nos conoció allí. Nos ayudó a conseguir nuestros primeros conciertos y a grabar un single para su propio sello, Mute.

¿Qué pasó con los otros miembros de D.A.F. que acabaron abandonado la banda? ¿No les gustaba la dirección que habíais tomado?

—Por diferentes razones. Michael Kemner (bajo) se fue después de que nos fuéramos a Londres. Quería volver a Alemania. Wolfgang Spelmans (guitarra) en cambio abandonó porque queríamos cada vez más que la electrónica fuese la parte principal de la música. Y Chrislo Haas se fue porque, por la razón que fuese, ya no quería tocar en directo nunca más. Realmente fueron tiempos duros. Así que nuestro nuevo plan era: solo Gabi y yo. Queríamos ser solo un dúo. 

—¿Y cómo fue que la banda se movió de la música más experimental de los dos primeros discos al proto-EBM de Alles ist Gut?

—Eso fue el desarrollo. Nos queríamos hacer cada vez más precisos. Electrónica y el ritmo del cuerpo. Simplemente eso.

—El segundo disco de D.A.F. fue el primero publicado por Mute. ¿Cómo era vuestra relación con Daniel Miller y el sello?

—Daniel Miller nos ayudó en los primeros tiempos. Era un buen amigo. Pudimos grabar nuestro primer single Kebabträume y el disco Die Kleinen und die Bösen para su sello Mute.

—Trabajaste con el productor alemán Conny Plank en los discos más famosos de D.A.F. Llegaste a decir que trabajar con él fue una experiencia bastante poco usual ya que intentaba conocer a los miembros de las bandas y pasar cierto tiempo con ellos antes de empezar a grabar. ¿Estabas interesado en los discos de krautrock que había grabado?

—Para nuestros discos más famosos nos dirigimos a Conny Plank como un dúo. Nuestras ideas eran muy distintas en ese momento. Electrónica pura, batería y voz. No, no estábamos interesados en los discos de krautrock. 

—La primera cosa que te llama la atención de Alles ist Gut es la portada. Es un trabajo bastante homoerótico. Además tú mismo has admitido que la música tenía un alto contenido sexual. Un amigo mío solía decir que era un disco que tenías que escuchar con un preservativo puesto. ¿Estabais considerados iconos de la escena gay?

—Trabajábamos y producíamos de forma muy provocativa. En muchas direcciones. Así nos convertimos en héroes de la escena gay.

—Tu tema favorito de tu repertorio en solitario es el mismo que el mío «Mit Dir». ¿Qué nos puedes contar de la grabación de esta fantástica composición?

—Simplemente grabé «MIT DIR» en un casete como demo y se la puse a Daniel Miller mientras hablaba con él por teléfono. Unos días después Daniel Miller vino a Düsseldorf para ser el productor de este tema. Fue el comienzo de mi primer disco en solitario, Night full of tension (junto a Annie Lennox) para Mute Records.

—El cambio de estilo puede verse en la portada de vuestro primer disco, más Wham! que D.A.F. En esos momentos, ¿estabas interesado en la música pop o solo quería hacer dinero?

—También me gustaba un montón la música pop. Y por supuesto, de cierta forma siempre nos gustó la moda. Comprar ropas poco usuales era una de las cosas que más me gustaban hacer en esos tiempos.

—Y en retrospectiva, ¿cómo ves 1st Step to Heaven el que fue vuestro último disco de los ochenta?

1st Step to Heaven, fue una fantástica vuelta de D.A.F. en 1986. Fue una vuelva corta. En esos tiempos, Gabi y yo teníamos un montón de ideas diferentes. Pero también tuvimos una discusión.

—Al final de los ochenta, viviste en Paris donde grabaste los temas de The Paris Tapes, publicado en 2018. ¿Qué nos puedes contar de esta etapa de tu vida?

—Oh, eso es una historia bastante larga que es muy difícil de contar en unas líneas. Sí, fue grabado en Paris en un pequeño hotel, bajo extrañas circunstancias.

—Leí en Discogs que había otra Paris Tape que va a ser publicada en el futuro. ¿Nos puedes contar algo más de esto?

—Solo existe la Paris Tapes original. Fue una demo grabada en casete. La casete fue publicada por Grönland Records. Después de la época en Paris, teníamos la idea de producir Paris Tapes in Londres de forma profesional en un muy buen estudio. Pero entonces tuve un accidente de coche bastante serio. Y todo cambió muchísimo.

Psycho fue tu primer disco de techno, ¿verdad? ¿Qué hizo que te movieras en esta dirección?

—En esos momentos volvía de una larga estancia en Tailandia. Y la primera cosa que hice fue estar en un camión de DISKO B en la LOVE PARADE. Volví a Múnich y me puse a tocar de nuevo mi Korg MS 20 y el SQ10, junto a mi caja de ritmos Roland 909. Klaus Kotai también estuvo involucrado como técnico y Tobi Neumann como productor.

—¿Cómo fue trabajar con Regis in Sexdrop? ¿Te interesaba lo que se conoce popularmente como techno de Birmingham?

—Me encantó trabajar con Regis para su sello Downwards. Pusimos nuestros amplificadores a tope. Eso fue INCREÍBLE. Nos lo pasamos muy bien. Birmingham, la ciudad del metal y de la carne. Nos comimos un montón de patatas fritas.

—En 2003, en el disco Fünfzehn neue D.A.F.-Lieder, hay un tema anti-Bush titulado «Der Sheriff». ¿Compartías los mismos puntos de vista políticos que Gabi o fue esa una de las razones que os volvierais a pelear?

—Claro que compartía las letras provocativas de Gabi. Nuestras luchas eran por cosas diferentes. 

—Hubo unos D.A.F. sin ti (D.A.F. DOS) y también unos D.A.F. sin Gabi. En el 2007, durante poco tiempo, creaste unos nuevo D.A.F. con Thoralf Dietrich (Jäger 90) a las voces. ¿Qué nos puedes contar de esta época?

—Con Thoralf Dietrich, hice el proyecto de corta vida D.A.F.PARTEI. Antes de eso, Gabi hizo D.A.F. DOS cuando no trabajábamos juntos.

—Una cosa que siempre me ha sorprendido es que en directo tocabas la batería en vez de los sintetizadores, lo que suele ser la elección normal en un grupo de música electrónica. También la más económica. ¿Por qué esa elección?

—Como dije antes, nuestro concepto era: electrónica, el ritmo del cuerpo y voz. Supongo que esa fue la razón por la que nos convertimos en padres de la EBM… y otros géneros.

—¿Pensaste en el nuevo disco como un adiós o un homenaje a Gabi Delgado?

—Diría que las dos cosas. Un adiós a mis tiempos con Gabi y un nuevo comienzo.

—El sonido está basado en secuencias de los ochenta que encontraste en algunas viejas casetes. ¿Nos puedes contar algo más de esto? ¿Cuándo fueron grabadas esas casetes?

—Gabi estaba todavía involucrado en la idea de que usaría un montón de viejas secuencias originales no usadas de los primeros ochenta, que había grabado en casete cuando estábamos viviendo en nuestro salón de Holland Road, Londres. Pero Gabi se murió justo unas pocas semanas antes de que empezásemos la producción de este nuevo disco.

—¿Fue difícil escribir las letras? ¿Intentaste seguir el estilo de Gabi Delgado?

—No fue difícil. Tenía a Gabi en mente. A veces incluso sentía su presencia en mi estudio mientras grababa este nuevo álbum. Mi coproductora para este nuevo trabajo Nur Noch Einer, Sylvie Marks, también lo sintió.

—A esta altura de la entrevista siempre nos gusta hablar de proyectos paralelos. Creaste Elektro con Pete Namlook y publicasteis dos discos, el primero en 1996 y el segundo un año después. ¿Cómo conociste a Peter y qué recuerdos tienes de esos discos?

Pete Namlook me llamó un día y me invitó a su estudio en Frankfurt. Así son, a veces, las cosas. Acepté su invitación. Tenía curiosidad por lo que podía salir de esa colaboración. Creo que fue bastante bien.

—¿Y qué pasó con Glücksritter, tu proyecto en directo?

—Hice unos cuantos conciertos con Glücksritter. A veces pienso que debería también producir algo en el estudio. Solo el tiempo dirá.

—¿Qué podemos esperar en el futuro de Robert Görl y D.A.F.?

—Trabajaré con Sylvie Marks en más cosas en el futuro. Te sorprenderás con lo que va a llegar. En el momento que Gabi falleció, me prometí que mantendría bien alta la bandera de D.A.F..

—¿Qué nos puedes contar de tu futuro concierto en el Ombra Festival? ¿Se centrará en el nuevo disco o también habrá clásicos?

—Tocaré el nuevo disco Nur Noch Einer y además algunos viejos clásicos de D.A.F..

 

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More