Inicio » Entrevistas » Entrevista a Light Asylum

Entrevista a Light Asylum

por François Zappa

Con solo un único disco, publicado en el 2012, Light Asylum ya se creó un fiel grupo de admiradores que solamente le reprochamos el no habernos alimentado con algunos discos más. Hablamos con Shannon Funchess, una de las voces más originales y únicas de la escena. Será uno de los platos fuertes del W-Fest, donde tocará el viernes 22 de mayo.

Tus comienzos fueron en la banda de funk rock Imij ya en 1994, ¿verdad? ¿Qué nos puedes contar de esos días?

—No, ya era la cantante principal de Inebriated Arsonists con 13 años. Hicimos una versión híbrida del «Ziggy Stardust» de David Bowie y la intenté cantar como si fuera Peter Murphy de Bauhaus. Leyendas, los dos. 

—Después de esto, has colaborado en un disco de Tv on the Radio (2003), un par de publicaciones de Telepathe, dos discos de !!!(y las giras) y un disco de Teengirl Fantasy en 2010. ¿Se me escapa algo? ¿Cómo fueron estas experiencias?

—Me encantan las colaboraciones musicales, ya sea escribiendo letras y melodías o produciendo o haciendo ambas cosas y he tenido unas oportunidades maravillosas en los últimos años. He producido y cantando en dos canciones con el grupo de Nicola Kuperus y Adam Miller ADULT. mientras estaba como artista residente en su casa en Detroit, Michigan en el 2015. Puedes encontrar estos temas en sus LP Detroit House Guests’ publicado por Mute Records (2017). También hice una remezcla de uno de los temas, “We Chase The Sound”. ¡Búscalo en Google! Antes de eso, tuve una colaboración con el dúo de hermano y hermana, The Knife (Suecia) para su último disco Shaking The Habitual en el tema “Stay Out Here”. Después apareció el disco, Shaken Up Versions en el que hice un dúo en su tema clásico “Pass This On” con la mismísima Karin Dreirjer de The Knife. Fui invitada a ser miembro de la banda durante la gira por Europa y Norteamérica del 2014 y 2015. Aparte de producir música con otros artistas que considero amigos queridos y de trabajar en nuevo material para Light Asylum, he hecho unas cuantas performances y algo de actuación en algunas exhibiciones artísticas alrededor del mundo para gente como A.K. Burns y Michelle Handelman. Todas estas experiencias han sido iluminadoras y esenciales para crecer en mi proceso humano y estoy muy agradecida por cada oportunidad que tengo de colaborar con colegas de todos los medios.

—Grabaste un disco con Gerard Smith bajo el nombre de A Rose Parade. Honestamente, no pude encontrar nada de información sobre esto. ¿Cuándo fue grabado? ¿Qué nos puedes contar?

—¡Wow! Espero que tomes esto como un cumplido… es raro encontrar a un periodista musical que haga sus deberes en esta época de internet con su copia y pega. Estoy impresionada. Fue un apasionado proyecto de Gerard Smith (Tv On The Radio) y mío que fue la culminación de años de una amistad como de hermanos, incluyendo el ver las cosas de la misma forma. Tristemente, Gerard murió en el 2012 después de perder una batalla con el cáncer de pulmón. Una sentencia de muerte para la mayoría de la gente en una sociedad con poca o ninguna asistencia médica (América). Tengo a una amiga luchando la misma enfermedad ahora, pero afortunadamente, ella tiene el dinero y el apoyo de una comunidad experta en las artes curativas que combinan medicina natural y terapias menos tóxicas que pueden patearle el culo al cáncer. Mientras que las dosis «normales» y las series de quimioterapia prescritas por los profesionales médicos occidentales que cuestan cientos de miles de dólares, diezman el cuerpo del paciente, que termina muriendo del tratamiento. El disco nunca fue publicado, pero, nos dejamos nuestros corazones y almas en esas canciones y estoy agradecida del tiempo que pasé con él mientras estaba en el planeta.

—En 2007, nació Light Asylum. ¿Cómo fueron los comienzos? Leí que, incluso había guitarras en la primera formación. ¿Cómo conociste a Bruno Coviello?

—Claro, las suficientes… ¡y habrá guitarras de nuevo! Jaja. Tengo tantas influencias… demasiadas para nombrarlas aquí, pero, en los comienzos, había sintetizadores, guitarra, bajo y batería en directo. Tengo dos discos en proyecto y uno de ellos tendrá todos estos elementos. Echo de menos el estar en el escenario con una banda completa, pero, me encanta lo que hago y siempre he tenido una debilidad por los dúos. Fundé el proyecto en el 2007 y saqué un single en el sello que publicaba el Glue Magazine. Después de conocer a Bruno en una gira en la que tocaba la guitarra en el proyecto de un otro amigo, le pedí que tocara el teclado en el mío. Dejó la banda en el 2012, poco tiempo después de la publicación del LP debut para hacer otras cosas. 

In Tension, es el primer EP de la banda (2010). En su momento, ¿se vendía solo en los conciertos? Para ser una de las primeras cosas publicadas, ya están dos de los mejores temas de la banda, «Dark Allies» y «A certain Person». ¿Ya habías escrito estas canciones en el pasado?

—Sí, como CDR y casete, con la parte artística realizada por la artista y amiga Amber Iberreche en una pegatina que se encontraba en la funda de los cds. Una edición realmente DIY, hecha alrededor del 2010 para la gira. El EP fue oficialmente publicado por Mexican Summer a finales del 2011 en una edición limitada en vinilo de color gris mármol y en cd. Siempre estoy en mi vida diaria, creando ideas, melodías y letras y grabándolas en mi teléfono, así puedo volver a escucharlas buscando inspiración. Como si fuera un diario audible. Fue una acumulación de experiencias vitales con un pequeño pedazo de luz resplandeciendo a través y canalizada en esos temas oscuros. Me encanta estructurar las canciones para contar una historia y dejar suficiente espacio para que el oyente se inyecte en la canción… para que haga la canción suya.

—Con una voz comparada con la de Andrew Eldritch pero a la vez habiendo cantado en iglesias, ¿cuál dirías que ha sido tu mayor influencia como cantante?

—Realmente las dos cosas. Soy una gran fan de Sisters of Mercy y de Patricia Morrison tanto como de la voz de Eldritch. Me encanta los dúos fuertes. Como estaba diciendo, tengo un montón de influencias diferentes, y es un sueño poder tocar con algunas de ellas en el W-FEST 2020. Heaven 17, Fuzzbox, ABC, Front 242, A Split Second, The Stranglers… el cartel es una LOCURA.

—La banda ha tocado en algunos eventos artísticos, ¿dirías que Light Asylum es, de alguna forma, una banda «arty»?

—No más que Throbbing Gristle, CAN o Kraftwerk.

Leí que has colaborado con Laurie Anderson en Austria, haciendo algunas improvisaciones.  ¿Nos puedes contar algo de esto?

—Sí, fue una experiencia magnífica tanto la actuación misma en Graz, Austria como la vuelta a Nueva York tras el concierto, cuando me invitó a su casa para su fiesta de navidad anual. Conocí a Lou Reed, ¡qué más puedo decir! La invité al estudio mientras estábamos grabando el LP S/T para escuchar su opinión sobre él. Esto fue, obviamente, uno de los momentos culminantes de mi carrera. Haber sido lo suficientemente afortunada de tener a una pionera de la música electrónica motivándome en mi trabajo. No tuvo precio. Reconocimiento a CocoRosie por hacer de curadoras del Festival 2012 y ponernos en contacto en el 2011.

—¿Cómo ves el primer disco de Light Asylum siete años después? Cuando tocas los temas de este disco, ¿todavía los tocas de forma similar a la aparecida en el LP?

—Todavía tienen el mismo poder para mí que tenían cuando los escribí y estoy agradecida de que haya gente que todavía los pinchan y hacen descubrir “Dark Allies” en las pistas de baile y en playlists de fans devotos y amantes de la música oscura. ¡Gracias!  Vario entre una versión sin intro de «Dark Allies» a una versión completa, pero, principalmente me atengo a la versión original.

—Algunas de las canciones como “Sins of the Flesh” y “IPC” tienen un importante mensaje político y social. ¿Crees que es posible cambiar (aunque sea un poquito ) la sociedad con música?

—La música tiene su forma de encontrar su audiencia y cambia el mundo.

—También trabajas de DJ. ¿Cómo describirías tus sesiones?

—Sí, he trabajado de dj durante 25 años ya. Pincho una variedad amplia de estilos, pero me gusta preguntarle al promotor de los eventos que le gusta e intento hacerlo lo mejor posible. Siempre sueltan lo de «pincha lo que quieras» y me dan parámetros mínimos para la noche, que en estos días es mayoritariamente techno, house y club, aunque ahora cada vez es más experimental y ¡el gabber ha vuelto! Quiero llevar a la gente en un viaje a través de la música. A algún sitio donde necesitamos ir a diario para alejarnos del estrés diario de existir en este planeta y acabar con este estrés bailando. 

—Encontré una lista de tus discos favoritos y me gustaría que comentases que te ha interesado de estos y cómo han influido tu música:

The SelectorCelebrate The Bullet – Todo sobre una producción y vibraciones alucinantes.

Kate BushHounds of Love – El único regalo que recibí al cumplir 15 años fue este casete. Punto de inflexión.

Big BlackSongs About Fucking – Steve Albini me enseñó que siempre puede ser más duro, más rápido, más ruidoso. Siempre.

This Mortal CoilIt’ll End in Tears – Soy una gran fan del catálogo de 4AD en los ochenta y noventa y los momentos más tranquilos, más reflectivos vienen del amor a esta amalgama de artistas realizada por los propietarios del sello para hacer, en su mayor parte, versiones de artistas de los 70.

—También nosotros somos fans de Grace Jones (algo no muy normal en la escena), ¿cómo de importante ha sido para ti una artista como ella?

—Ella es la más grande, sin lugar a dudas. La primera mujer de descendencia africana que se hizo visible en el mainstream de los años ochenta que se convertiría en uno de los primeros modelo de rol de androginia y sería famosa por sus llamativas excentricidades tanto escenificadas como sin escenificar. Una voz original, estilo y energía emparejada con leyendas como Sly y Robbie Dunbar como el ritmo y el tiempo. Magia. Sin limitaciones.

—La única colaboración de la que no hemos hablado hasta ahora, es ese 12″ que grabaste con Ford, Lopatin y Tamaryn. ¿Cómo nació todo esto?

 —Fue para promover la publicación número 100 del sello en el que, por esos días, estaba Light Asylum y participó Tamaryn haciendo voces conmigo y a la producción estuvo Joel Ford y el aclamado productor Daniel Lopatin de Oneohtrix Point Never.

—¿Cuándo vamos a tener un nuevo disco de Light Asylum? Ibas a publicarlo en el 2016, ¿qué pasó?

—He pasado por mucho en los últimos años para intentar traer de nuevo a Light Asylum. Esperemos que para el momento en el que el nuevo disco salga, en agosto del 2020, todas las viejas luchas estén enterradas muy a mis espaldas. Hay nuevos obstáculos, pero finalmente he cerrado la tapa del primer capítulo y deseo sacar nueva música. Estoy dejando que los gusanos hagan su trabajo. Los gusanos están de camino. No tengas miedo, es todo parte del proceso. 

—Has hecho un remix de un tema de ADULT. del que hablabas antes ¿Ha sido tu único intento de hacer remezclas?

-No, también he hecho para S.C.U.M. (UK) y SALEM (US).

—Raphael, el nuevo miembro de la banda tocaba en Ice Choir. ¿Qué nos puedes contar de este proyecto?

—Raphael era el teclista en directo a finales de 2012 – 2013

—¿Cómo va a ser el concierto de la banda en el W-Fest?

—ALUCINANTE. No puedo esperar.

Fotos: Helge Kramberger

Dejar un comentario

quince − seis =

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More