Portada » Entrevista a John Fryer y Fakeba

Entrevista a John Fryer y Fakeba

por François Zappa

Foto de cabecera: Ana Yturralde

En la música de John Fryer y Fakeba se unen toda la tradición del continente negro, la electrónica más actual y el sonido de guitarra que ha hecho soñar a toda una generación. Todos esos elementos crean algo nuevo y maravilloso que se llama Jotna, y que será publicado el 14 de febrero. Para entrevistarlos hemos pensado nosotros también en una colaboración, en este caso, con la prestigiosa revista digital ElektroSpank que se ha encargado de las preguntas a la diva africana. Estarán dando un concierto estratosférico en Madrid y en Barcelona, el 12 y el 13  de febrero.

Foto: Ana Yturralde

—El Garaje: No todos los días tenemos la oportunidad de hablar con una de las personas que ha trabajado en algunos de nuestros discos favoritos. En tus comienzos, fuiste ingeniero y productor de algunos de los proyectos de Bruce Gilbert y Graham Lewis, como por ejemplo Dome. La música que hacían era única y adelantada a su tiempo. ¿Crees que trabajar en estos discos ayudó o definió tu trabajo posterior? 

John Fryer: Sí, fue una buena educación, una forma de crecer porque fue el comienzo de mi carrera en la música, y como forma de trabajar fue muy inspiradora y educativa. Era como si la única regla en la música fuera que las reglas tenían que ser rotas. Además, estamos hablando de los ochenta, una época muy experimental, con un montón de música experimental. Llegaba el cambio de música de guitarras a música electrónica, la rebelión contra las grandes discográficas, fue una época muy inspiradora. 

—El Garaje: Más tarde, has estado trabajando en un montón de proyectos con ambos miembros de Wire. ¿Tenías una relación especial con ellos? Somos muy fans de Duet Emmo, ¿recuerdas alguna anécdota de la grabación de este disco?

—John Fryer: Hicimos muchos proyectos juntos, ya fuera solamente Graham Lewis o simplemente Bruce Gilbert, o juntos, con un montón de nombres diferentes…. Duet Emmo fue con Daniel Miller. También estaba Russell Mills, el artista. Él estaba experimentando con sonido y Matt Johnson también fue parte de todo eso. Había mucha gente, Brian Eno vino y tocó en canciones de He Said, así que había muchos de los artistas «arties» y estaban colaborando los unos con los otros.

—El Garaje: También produjiste los discos en los que Cocteau Twins consiguieron su peculiar sonido. ¿Cómo llegaste a conseguirlo? Dijiste que el AMS RMX16 Digital Reverb se convirtió en tu marca en los discos de 4AD.

John Fryer: Era mi marca en todo. Hace poco, estábamos en el NAMM de L.A. y acaban de volver a hacer ese aparato, porque habían dejado de fabricarlos y se habían vuelto un objeto de coleccionista y muy caro porque no los hacían más, aunque tenían un sonido único, que era mi sonido. Está bien que los hagan de nuevo. Era parte del sonido, el AMS Reverb y el AMS Delay, esos dos juntos y los pedales de distorsión de Boss. Así es como conseguí los sonidos de guitarra. 

—El Garaje: Continuamos con la saga 4AD con uno de los proyectos más queridos: This Mortal Coil. Con este supergrupo incluso escribiste canciones. ¿Qué nos puedes contar de los discos que hiciste con ellos?

—John Fryer: This Mortal Coil comenzó porque Modern English, la banda, había hecho dos canciones, «Sixteen Day» y «Gathering Dust» y las tocaban, creo recordar, juntas. Ivo quería que las grabasen así, juntas, como las tocaban en directo pero ellos dijeron que no. Así que Ivo dijo: -«Ok, lo haré yo mismo.» Y la hicimos primero esas dos, y luego vino «Song to the Siren» que fue la cara B. Y así fue como This Mortal Coil nació. Y después, «Song to The Siren» se convirtió en un clásico. Así que todo salió rodando desde allí. Solo éramos dos miembros principales de la banda, Ivo y yo, el resto solo eran invitados, artistas que iban y venían y tocaban las canciones. Fue la primera vez que escribía canciones, la mitad del proyecto eran versiones y la otra mitad era música original. Así que la música original la escribíamos entre Ivo y yo. También estaba Martin McCarrick, que hizo todos los arreglos de cuerda y que fue una gran ayuda con el proyecto. Diría que estuvo involucrado mucho. Digamos que los tres éramos los miembros principales. 

—El Garaje: Unos años después, colaboraste en un proyecto similar: The Hope Blister, ¿qué nos cuentas de él?

—John Fryer: The Hope Blister fue un proyecto más de Ivo, él produjo toda la música y creo que usó una sola cantante, Louise Rutkowsi. Me pidió que lo mezclara para que sonase como This Mortal Coil.

—El Garaje: Has trabajado con Michael Gira en su proyecto Skin, ¿verdad? ¿Cómo fue trabajar con él y con Jarboe? Ella aparece en un tema de Black Needle Noise también. ¿Te gustan los nuevos discos de Swans?

—John Fryer: Fue otra única experiencia. No he escuchado mucho el material nuevo, soy más fan del viejo. Me gusta verdaderamente la voz de Jarboe, ella cantó con Neurosis y con otros artistas. Todavía grabas voces como invitada en algunos discos. Yo tenía la canción, le pregunté si quería cantarla y, afortunadamente, me dijo que sí. 

—El Garaje: Cuando trabajaste en Pretty Hate Machine, ¿tenías alguna banda o disco de referencia para el sonido que querías conseguir?

John Fryer: No, solo intentaba llevar más allá la tecnología del momento para hacer las cosas tan duras y poderosas como fuera posible. No había referencias.

—El Garaje: Has comentado que tu filosofía como productor consiste en hacer siempre el disco que la banda quiere. ¿Qué piensas de productores como Todd Rundgren o Phil Spector que están más interesados en hacer su propio disco?

John Fryer: Puedo hacer mis propios discos, pero para mí, producir a otra gente es hacerles su disco, sacar adelante su sonido y hacer que sus sueños se hagan realidad. Porque puedo hacer lo que quiera, pero ellos tienen, ¿sabes? ellos tienen algo. Cada banda, cada persona que escribe música tiene algo especial en sí mismo, en su música así que solo hay que intentar sacar eso fuera para conseguir lo mejor que tienen. 

—El Garaje: Black Needle Noise nació de las cenizas de tus dos proyectos anteriores, DarkDriveClinic y Silver Ghost Shimmer. ¿Qué pasó?

John Fryer: DarkDriveClinic fue la primera banda. Me costó veinticinco años terminar el disco, ya que empecé a escribir los temas de DarkDriveClinic ya en los ochenta, cuando estaba con los discos de This Mortal Coil y me costó mucho encontrar cantante hasta que encontré a Rebecca. Terminamos el disco, lo movimos por las redes, hicimos una pequeña gira mundial por California. Y después de terminar todo eso, bueno, ella ya estaba en otra banda con su marido, tenía dos niños, tenía un nuevo trabajo y encima, se enfermó… así que dijo que no podía continuar. Y yo no quería continuar con otra cantante. Por esa época, yo también estaba con Muricidae, otro proyecto musical.

Con Silver Ghost Shimmer fue más o menos la misma situación, en la que había escrito la música, encontrado a Pinky, ella había cantado en el disco, habíamos hecho una gira mundial por California y después de terminar con eso, por razones personales, no quería continuar. Así que después de todo el tiempo invertido, de hacer el disco, construir el proyecto, me quedé sin nada y había escrito toda esta música que no… cuando tienes un grupo, puedes hacer que encaje dentro de su propio sonido, pero yo me quedé con toda esta música sin usar, demasiado buena para dejarla así. Así que comencé Black Needle Noise y con Black Needle Noise puedo hacer lo que quiera, con el cantante que quiera trabajar… La única regla que tengo es que los cantantes solo pueden hacer una o dos canciones, con lo que no complican sus vidas, el proyecto no acapara sus vidas. Una o dos canciones y luego…

—El Garaje: ¿Pero girar con tal proyecto debe ser difícil?

John Fryer: El año pasado, trabajé con la cantante, Betty X en Austin, Texas. Phil Owen de Skatenings fue preguntado por South By Southwest si quería hacer un showcase, así que le preguntó a Betty si le gustaría tocar Black Needle Noise en directo. Al comienzo dijo que sí, que hiciéramos un tema, pero yo dije que era mucho trabajo para hacer solo una canción, así que trabajamos en cinco. Éramos Betty X, Anjela Piccard, Sean Haezebrouck y yo los que formábamos la banda. Hicimos el concierto y todo el mundo se lo pasó tan bien que hicimos una gira mundial por Hollywood por la publicación del segundo disco, Lost in reflections. Vamos a ir a Chile a tocar, después de volver de África, bajaremos hasta Chile para tocar los temas de Black Needle Noise, y esperemos que hagamos más fechas en Sudamérica y quizás volvamos a Europa. Estoy hablando con Manuel para que nos traiga a Europa. Va a ser divertido. 

Hicimos un documental o rockumental sobre el concierto del Southwest. Nuestra amiga Katherine Sweetman grabó todo y lo editó para darle forma.

—El Garaje: ¿Qué pasó con tu sello Something To Listen To? Ahora tienes uno nuevo que se llama Black Needle Noise Records, ¿verdad? ¿Estabas cansado de las grandes discográficas?

—John Fryer: Tengo amigos que hacen música y dado que cada día es más difícil firmar con un sello, y que yo pensaba que su música era demasiado buena para no ser publicada, decidí crear un sello solo para ellos. Pero tenía que grabar la música, producir, hacer de ingeniero… Era demasiado: 28 horas al día, nueve días a la semana, y encima tenía que trabajar con distintas zonas horarias y producir todas las bandas, buscarles un mercado y hacer el trabajo del sello, era demasiado.

—El Garaje: Con Black Needle Noise has publicado, oficialmente, dos discos. ¿Cuándo tendremos uno nuevo? 

John Fryer: Tengo que terminar el tercero, pero no tengo mucho tiempo. Estoy trabajando con otros artistas, tengo que estar en España durante un mes, y luego volver a grabar otro disco. Tengo que terminar un tema y podré publicar el tercer disco, espero que podamos sacar unos vinilos de él un poco después. Pero tengo que terminar el material gráfico, porque yo lo hago también. Y lo tengo que terminar para hacer los cds y los casetes. Cuando comencé Black Needle Noise no iba a hacer nunca discos, iba a publicar una canción después de otra, porque esa es la forma en la que el mundo funciona ahora. Las generaciones más jóvenes pasan de los discos, solo usan streamings o se bajan las canciones…

—El Garaje: Nosotros seguimos comprando discos…

John Fryer: Bueno, tenemos vinilos de colores, rojos y azules, el siguiente será verde, lo puedes tener en negro también. Estamos publicando 300 discos, 150 en negro y 150 en colores. Puedes ir a blackneedlenoise.com y ahí puedes comprar camisetas, tazas, vinilos…

Foto: Ana Yturralde

—El Garaje: Una de las canciones de Black Needle Noise fue tu primera colaboración con Fakeba. ¿Cómo os conocisteis?

—John Fryer: Si recuerdo correctamente, Fakeba me escribió un email preguntándome si podía hacerle un álbum. Pero pensé que era una mejor idea el presentarla al resto del mundo, así que haría un tema para Black Needle Noise primero. Así que hicimos la canción y la publicamos, porque la gente con la que trabajo, los media, las revistas, es un mundo diferente en el que no había sido presentada, así que pensé que era mejor hacer mi tema primero y así la gente ya reconocería su nombre. Fue un movimiento inteligente.  

—ElektroSpank: Hola, Fakeba. Gracias por esta entrevista en colaboración con la revista El Garaje de Frank. ¿Te importaría presentarte a nuestros lectores?

Fakeba: Me llamo Fakeba, soy senegalesa y he comenzado en el mundo de la música a la edad de 17 años. Tocaba música acústica y ya en el 2014 me he lanzado a la música electrónica.

—ElektroSpank: ¿Cómo te metiste en el mundo de la música electrónica?

Fakeba: Yo ya tocaba el bajo. Siempre he amado todo lo que es rock, todo lo que tiene fuerza. Me encanta bailar, me encanta la energía. Me he comenzado a interesar por la música electrónica porque le gusta mucho a mi marido. Es él el que me ha traído a este mundo. 

—ElektroSpank: A propósito ¿qué artistas de música electrónica escuchas?

Fakeba: De hecho, al comienzo, yo no conocía la música electrónica. En África no se escucha. Mi marido escuchaba mucho a Black Needle Noise, Flash Zero, y muchos otros artistas. Yo he comenzado a escuchar con él aquellos que me gustaban.

—ElektroSpank: ¿Nos puedes hablar de tu colaboración con Canabasse?

Fakeba: Canabasse es un rapero senegalés muy famoso. Me gusta mucho el rap. Nos hemos conocido, de nuevo gracias a mi marido. Después, hemos hecho su «Kharouma Goor» que ha tenido mucho éxito en Senegal.

—ElektroSpank: Antes de la publicación de Made In Africa hubo unos singles con versiones y remixes de varios artistas. Tu primer trabajo fue con Big Toxic en el single Fabe en el 2016. ¿Cómo nació esta colaboración?

Fakeba: Big Toxic es un amigo de mi marido, es así como le he conocido. Yo he comenzado a cantar sobre su música y es así cómo ha surgido todo.

—ElektroSpank: ¿Y esos singles son un ejemplo de la variedad de tus influencias e inspiraciones musicales?

Fakeba: Sí. Como he dicho antes, la música que escuchaba mi marido me ha influido. «Fabe» quiere decir «Venid». Con eso, yo quiero decir: venid a descubrir otro mundo, otra música. Está sobre todo destinado a la juventud. Muchos jóvenes piensan que solo hace falta hacer la música del África 100% negra. Yo soy más de espíritu abierto. Para mí, la música no tiene fronteras, el mundo le pertenece a todo el mundo, y se puede hacer lo que se quiera. 

—ElektroSpank: ¿Cómo fueron recibidos estos singles?

Fakeba: Era la primera vez que los senegaleses escuchaban música electrónica cantada en wólof. Para mí, honestamente, ya es hora de que, nosotros los africanos, comencemos a darle valor a nuestra lengua. Con eso, quiero decir el wólof o cualquier otra. Yo puedo cantar en inglés o francés, pero prefiero cantar en wólof para hacer conocer el idioma, para mostrar que la música no tiene fronteras, que no tiene una sola lengua, que la música no pertenece a ninguna lengua ni país. Hay música en todo el mundo. Le gusta a la gente. Eso les ha chocado, es verdad, pero al final han dicho ¡Guau! Ahora, los músicos empiezan a hacer música electrónica en Senegal.

Foto: Ana Yturralde

—ElektroSpank: Has lanzado un movimiento.

Fakeba: Sí. He sido la primera en hacer esto en el Senegal. 

—El Garaje: Por curiosidad, ¿cuántas lenguas hay en África? 

Fakeba: Muchísimas. Ya en Senegal hay cinco, seis y siete lenguas diferentes, pero el wólof es la principal.

—ElektroSpank: Me gustaría preguntarte sobre tu primer disco Made In Africa, publicado en abril del 2018. ¿Qué nos puedes contar del disco? ¿Qué concepto hay detrás? ¿Y que nos dices de la gira del disco?

Fakeba: Para Made In Africa, hemos hecho una gira por Senegal. Hemos hecho una gira por África también. Yo adoro ese disco porque hablo de África. Le hablo a los africanos. Yo ya no represento a Senegal, ahora represento a África. En ciertas canciones, digo que la música no tiene fronteras, hablo también de los jóvenes de África, también de los viejos, de toda esa gente que no hacen nada. Yo les digo «levantaos. Dejad de mirar hacia atrás». Ya no hay esclavos, pero la esclavitud hoy, son las personas que se la imponen a si mismos escapando de su identidad, al intentar parecerse a otros, de vivir como otros. Yo también hablo de eso. Hablo también de la lengua, por ejemplo, en los aeropuertos no se habla wólof, se habla inglés o francés. No todo el mundo entiende el wólof ahora. 

—ElektroSpank: Se pueden distinguir varios elementos de los géneros electrónicos en tu música. Mientras que la música parece que está basada en el electropop, ¿dirías que hay elementos de tu país de originen Senegal?

—Fakeba: Sí, en el tema de la voz. La voz es 100% africana y yo canto solamente en lengua africana, ya sea wólof u otra.

Foto: Ana Yturralde

— ElektroSpank; ¿Qué artistas de Senegal te gustan?

Fakeba: Cuando era más joven, escuchaba música mandinga, porque soy mitad fulani y mitad mandinga. Escuchaba a Mamadou Diabaté, y a muchos artistas africanos. No he escuchado solamente artistas senegaleses. He escuchado a gente de todo el mundo. 

—ElektroSpank: Quería hablar más de la escena electrónica, pero por tus palabras, he comprendido que no existe ni en Dakar, ni en Senegal ni en África, ¿verdad?

Fakeba: La escena no existe, pero los jóvenes empiezan a interesarse por otras músicas, como la electrónica. Quizás la gente quería hacerla, pero no se atrevía. Yo me he atrevido.

—ElektroSpank: ¿Qué pasó con tus proyectos con Covenant y Kirlian Camera y el disco producido por The Dirty Playerz?

Fakeba: Como decía, los he conocido por mi marido. Yo organizo un festival anual de música electrónica en Senegal. Los he invitado y los he traído por primera vez. Era la primera vez que venían al África negra. A la gente les ha encantado. Estaban sorprendidos, era la primera vez que veían un público de miles de negros. Todo el mundo bailaba. Después de eso, he mantenido los buenos contactos, queremos hacer canciones juntos también. 

—El Garaje: ¿Qué nos puedes contar del festival?

Foto: Ana Yturralde

—Fakeba: Lo organizo con mi marido en Dakar, y todo ha salido bien. La gente lo adora.

—ElektroSpank: Hablemos ya por fin de vuestro disco juntos, Jotna. ¿Qué nos podéis contar de este nuevo álbum? ¿Cuáles son vuestros planes para la promoción de Jotna?

Fakeba: Jotna, es el momento. Vamos a hacer una gira por África en el mes de abril. Después, tenemos planeado una gira por Europa.

John Fryer: El primer single DaKaR ya ha sido publicado y tuvo muy buenas críticas. La gente lo recibió muy bien. El siguiente single será publicado el 14 de febrero, creo. Todo está preparado. Sobre el disco, estamos hablando con Manuel para hacer una edición triple en vinilo. Con un diseño bonito, veremos los colores de los vinilos, quizás en tres colores distintos. 

—El Garaje: John, ¿has estado escuchando música africana últimamente?

John Fryer: Sí, escucho toda clase de música. No me gusta limitarme. Esa fue otra razón para tener a Fakeba cantando en un tema de Black Needle Noise, el educar a la gente en que hay otras lenguas aparte del inglés. Un periodista, mientras escribía la crítica del tema dijo que, si alguien le hubiera dicho dos años atrás, que estaría sentado escuchando una especie de tema industrial con voces africanas, se hubiera reído de esa persona, pero ahí estaba, escuchándolo y sonaba muy bien. Así que está funcionando.

Foto: Ana Yturralde

—ElektroSpank: Es muy valiente sacar un disco cantando en wólof.

John Fryer: Pero una buena melodía es una buena melodía. Puedes acompañar la melodía cantando. Yo no sé la letra, pero puedo hacer ruidos que suenan como wólof. Una buena melodía es una buena melodía sea en la lengua que sea. Un buen tema es un buen tema. La música de baile, es todo sobre el sentimiento, si te hace feliz y puedes bailarla, ¿qué importa el idioma? Toda la gente que ha venido a los ensayos ha acabado bailando.

Fakeba: La gente me decía que hacía falta que cantase en inglés o en francés, que hacía falta que mis canciones fuesen comprensibles. Yo he dicho que no, los otros cantan en sus idiomas, y yo en el mío. Si te gusta, te gusta, si no, no te gusta. 

—El Garaje: El disco ha sido grabado entre Madrid, Dakar y Los Ángeles. ¿Ha sido difícil trabajar viviendo en lugares tan alejados y diferentes?

—Fakeba: No, porque lo hemos grabado también en Dakar. Yo también he venido a Madrid a grabar algunas cosas. Luego lo he mandado todo.

John Fryer: Es como con Black Needle Noise, la música se hizo a distancia. Yo hago la música, se la mando al cantante, el cantante hace lo suyo, bonitas voces, y me lo manda de nuevo y luego lo mezclo. Internet es fantástico para trabajar, pero malo para los negocios. Encuentro esta forma más fácil. El cantante puede trabajar en el tema todo el tiempo que quiere. Además, la mayoría de los cantantes tienen ahora un estudio casero y pueden practicar, no tienen que pasar vergüenza por cantar desafinado y pueden rehacer la melodía, así que es mucho más fácil para ellos. Es bonito porque mandas la música sin saber lo que volverá, siempre es una buena sorpresa y eleva la música a otro nivel.  

—El Garaje: ¿De qué hablan las letras de vuestras canciones?

Fakeba: «Jotna» habla del hecho de que ha llegado el momento de cambiarlo todo que no haya más fronteras, que no haya más racismo, más problemas entre la gente. Yo canto también sobre el tema de los moratibos y del vudú. En «DaKaR» hablo de la contaminación. 

—John Fryer: Cuando estábamos dando vueltas por Dakar con el coche, podíamos ver muchísimos restos de coches.

Fakeba: Los viejos coches europeos, nos los envían a África. Hay mucha contaminación. Canto también al mar, que es el espejo del mundo. También canto sobre los niños, porque hay una asociación que se llama Le Monde de Fakeba, con la cual ayudamos a los huérfanos africanos. No hago solamente música.

—John Fryer: Desde que he vuelto del viaje, he estado trabajando en otros proyectos musicales sobre el calentamiento global, la contaminación en el mundo. No deberíamos estar en la situación en la que estamos, el mundo no debería estar en el estado en el que está. Así que cuando volví, hice la música y la música me habló con las palabras «Dakar, tienes que acabar con la niebla tóxica antes de que mate a todo el mundo.» Luego puse las voces y se lo mandé a Fakeba y ella dijo sí, yo también tengo letras sobre la contaminación.

—El Garaje: Fakeba, tu eres embajadora de Roland en África, ¿verdad?

Fakeba: Sí, cuando toco uso sus instrumentos.

—El Garaje: Para una vez que una mujer es embajadora de algo…

Fakeba: Sí, porque las mujeres están todavía reprimidas. Pero no se debe dejar hacer. Respetamos a nuestros maridos, pero tenemos los mismos derechos.

—John Fryer: Roland también es mi espónsor. Puse a Fakeba en contacto con ellos, utilizamos mucho Roland en directo. El expandir la marca alrededor del mundo es bueno, ya que ellos apoyan a muchos artistas.

—El Garaje: ¿Cómo van a ser vuestros conciertos en Madrid y Barcelona? Os echamos de menos en el DarkMad.

—John Fryer: Hubiera estado bien, pero sucedió que no podía salir de América en esos momentos, así que tuvimos que cancelar el concierto. Ahora ya puedo moverme libremente y el concierto va a ser sorprendente, aquí y en Barcelona. Un montón de promotores van a venir.

—El Garaje: ¿Una última cosa que queráis decir?

Fakeba: Os doy las gracias por acogernos aquí. Espero que vengáis a nuestro concierto. Estoy muy feliz de trabajar con John. Es una bella persona. Le veo un poco como a mí, en el escenario tiene cierta locura que adoro. No me gusta la música aburrida, me gusta todo lo que es enérgico. Es algo que veo en él, y eso me gusta.

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More