Portada » Entrevista a Jean-Marc Lederman

Entrevista a Jean-Marc Lederman

por François Zappa

El problema de entrevistar a Jean-Marc Lederman es que, en su vasta discografía, no paras de descubrir interesantes discos en los que ha colaborado y que deberías conocer para formular alguna pregunta. Y cuando por fin crees que ya conoces bien su carrera, anuncia material nuevo y claro, te esperas a ver cómo suena. Y entonces, descubres algún otro disco y vuelta a empezar. Pero bueno, aunque nos haya costado hemos logrado entrevistar a Jean-Marc Lederman, el artista también conocido como Johnny Toosoon, Patricia Hearst e, incluso, como Jimmyjoe Snark III.

—Como un gran número de artistas, empezaste en una banda punk, llamada Streets, que publicaron solo un tema. ¿Qué significó el punk en tu vida? ¿Fue un detonante para empezar a hacer música?

—Realmente, Streets fue una banda muy famosa dentro de la escena punk de Bruselas. Más tarde se cambiaron el nombre a Contingent así que es una banda que tenía/tiene más de una canción publicada. 

El Punk fue mi llamada al Hazlo tu mismo. Había tanta libertad creativa y era mucho más de lo que el mainstream vio en él: había bandas pero también artistas gráficos y era muy liberador el poder hacer y crear sin viejas referencias o prejuicios.

Bueno, ser completamente amateur en un área (música con sintetizador) en el que todo era relativamente nuevo. El Punk me dijo que necesitaba levantarme y hacer lo que tenía que hacer.

La inspiración también vino de los primeros discos de Eno (al no ser él un músico de formación clásica) Kraftwerk porque realmente podía sentir que me estaba enamorando de los sintetizadores. 

—El primer single de tu siguiente banda, Digital Dance, fue una versión del “Radioactivity” de Kraftwerk. ¿Cuándo comenzaste a escuchar a la clásica banda alemana? Has dicho en el pasado que fueron una gran influencia en tu carrera.

Sí, comencé con Ralf & Florian y continué desde ahí. Paré cuando Bartos y Flür abandonaron la banda porque para mí, ya no eran Kraftwerk.

—Hace un año, vimos un concierto de la banda tributo Curtis en el que recreaban el famoso concierto de Joy Division en el Plan K de Bruselas. Los teloneros fuisteis Digital Dance. ¿Tienes algún recuerdo de esa gira?

Hacía mucho frío. Ian vino al vestuario y yo dije: supongo que es por esto que lo llaman “Cold Wave” 🙂
Es verdad que conduje a Ian y Bernard del hotel al concierto.

—En la mayoría de tus primeras bandas (Streets, Digital Dance, y después en Kid Montana) tocabas con Phil Wauquaire y Michel Zylbersztajn. ¿Eran músicos con los que estabas viviendo una evolución musical parecida o simplemente te sentías bien tocando con ellos?

Amigos, ya sabes.

—Alrededor de 1982, te unes a Gene Loves Jezebel. ¿Cuánto tiempo estuviste con ellos?

Creo que alrededor de seis meses pero entonces abandoné el grupo porque los gemelos estaban discutiendo todo el rato y eso empezaba a cansarme.

—Un año después, fuiste parte de la banda en directo de The The live band? ¿Era fácil trabajar con Matt Johnson? Por esa época Thomas Leer era el teclista, ¿verdad?

Me uní a The The para su residencia en el The Marquee (cuatro conciertos cada martes, creo, de un mes) y fue al comienzo de 1982. Sobre el escenario estaban, de hecho, Thomas Leer, Zeke Manyaka, Jim Foetus, Marc Almond, y Richard de Cabaret Voltaire como invitado en el primer día. Aunque no me acuerdo de quién tocaba el bajo. 
Era muy divertido tocar con Matt, pero a la vez, un poco indisciplinado. Es un tío divertido, siempre con una broma y una buena carcajada. Pero puede ser extremadamente serio cuando se trata de política.

—También giraste con Fad Gadget.

Sí, a principios de 1980. Fuimos teloneros de DAF en varios sitios del Reino Unido e hicimos algunas fechas en solitario en Europa.

—¿Cómo eran los conciertos de la banda?

Muy caóticos. Era como Iggy Pop con sintetizadores. Muy ruidosos también. Los conciertos no estaban llenos pero podías sentir que iba a ser algo grande ya que Frank, como sabes, era alucinante en directo.  

—En el Garaje somos grandes fans de Frank Tovey y siempre apreciamos que nos hablen de él.

Era una persona muy tranquila fuera del escenario. Un tío muy, muy gracioso con un montón de sarcasmo. 

—Comenzaste tu propio proyecto Kid Montana en 1981. Al principio, el sonido era más electro, pero después con la llegada de Dudley Kludt, pasó a ser más synth pop. ¿Qué pasó con la banda? ¿Por qué os separasteis?

Nunca nos hemos separado, pero The Weathermen empezó a ocupar la mayor parte de mi tiempo. Además, para ser honesto, en esos momentos estábamos haciendo algo que hubiera encajado en Inglaterra, pero para Bélgica era demasiado suave y un poco adorable y afectado.

—The Weathermen fue uno de tus proyectos más famosos. La música y el sentido del humor me recuerdan un poco a los también belgas  à;GRUMH… ¿Piensas que a la EBM le faltaba un poco de humor o una sensibilidad más pop?

Oh cielos, sí, excepto que A;Grumh eran todo sobre la oscuridad y la condenación y eran tan serios. Pero no olvidemos que, detrás del humor, las letras de Bruce estaban llenas de crítica social y política. “Poison” que la gente piensa que es un tema sobre un groupie demente, es sobre la contaminación (no solo la ecológica, sino también la que encontramos en televisión y en los anuncios).

—¿Cómo era trabajar con Bruce Geduldig?

La mayor parte del tiempo divertido e interesante. A veces complicado, ya que como sabes, la gente que está en bandas, a veces se pelea.

—¿Te gustaba la música de Tuxedomoon?
Paso.

—Un par de temas de The Weathermen sonaron en la serie Los Vigilantes de la Playa.

Realmente creo que solo uno, ” You Want It All” procedente del disco del 1992 Global 851.

—¿Os ayudó a haceros más famosos?

No más famosos, pero vino con unos bonitos cheques productos de los royalties. Terminamos en esa serie gracias a Mute US que supongo que le pasó nuestro disco al editor de Los Vigilantes de la Playa. Creo que  “Poison” sí que nos hizo “famosos” dentro de la escena musical industrial. 

—¿Apareció en una de las famosas escenas de Pamela Anderson corriendo por la playa?

—Me gusta fingir, de forma muy sexista que no muchas bandas han tenido su música sincronizadas con las tetas de Pamela, pero no. 
Aparece, durante un buen rato, en una escena salvaje. Nada mal para un tema sobre conejos 🙂

—¿Pensaste en demandar a Metallica cuando hicieron su propio Black Album unos años después del vuestro?

Lo pensamos pero después los abogados de Prince nos recordaron que nosotros robamos el nombre de su disco. 🙂  
El nombre del álbum era una combinación de los dos discos de los que todo el mundo estaba hablando en aquellos momentos: el Black Album de Prince y el Introducing the hardline according to TTDA de Terence Trent D’Arby. El nombre completo de nuestro disco es The Black Album According To The Weathermen.

—¿Era Punishment Park mejor single que Enter Sandman?

Oh, absolutamente (lol).
Realmente tuve miedo de publicar “Punishment Park” justo después de “Poison”. Pensaba que era demasiado “soul” y “black” después de “Poison”. Pensamos que podía ser un fracaso, claro, pero mostró al público (interesado) que éramos algo más que una sensación de la pista de baile. De lo que habíamos dado prueba a lo largo de nuestros siete discos. 

—Al final de los ochenta publicaste unos singles de New Beat usando tus alias Sissi, Patricia H, Trash It! y Jimmy Beat Orchestra. ¿Por qué usabas un nombre distinto para cada disco?

Porque me daba vergüenza. Yo estaba, como todo el mundo en Bélgica, intentando sacar unos duros del New beat.

—¿No hubiera sido más fácil publicar todo los temas bajo el mismo nombre?

Quizás. PIAS realmente quiso publicar Trash It! como un single de The Weathermen.

—¿Qué te gustaba del New Beat?

Odiaba todo lo relacionado con el New Beat.

—Da la impresión de que has grabado un álbum de cada género imaginable, así que no es raro encontrarte en 1995 haciendo rock industrial con la banda Ether. ¿Cómo acabaste ahí?

Bueno, creé Ether con Didier Moens y Luc Defourmont. Quería hacer algo un poco más pesado que mi trabajo habitual. La cosa divertida es que algunos de los sonidos que usé en ese proyecto también fueron usados en un disco de música ambient que hice el mismo año (bajo el nombre de Man-dello). Lo que resume de forma perfecta cómo un sonido puede, de hecho ser alterado de tal forma que acabe en dos discos totalmente diferentes de estilos de música totalmente diferentes. 

—Viendo el vídeo de “Silver spoon” se te ve un poco fuera de lugar comparados con los otros miembros del grupo, con una aspecto más de metaleros. 

Bueno, tenía el pelo muy corto, es verdad. Pero mi corazón era negrooooooooooo (lol).

—En cambio, ¿cómo nació la colaboración con Alain Bashung?

Quería trabajar con Frank de The Young Gods pero al final no se llegó a nada. Así que estuvo preguntando por alguien que trabajase con samplers. Es importante saber que estaba grabando en Bruselas, así que podría no haber pasado si hubiera estado haciendo la grabación en Paris o Londres. Puedo ser humilde algunas veces. 😉
Me probó en un tema y acabó usando mi trabajo en seis. 🙂
También me llamó dos años después para escribir canciones para él y acabé con  “Ode A La Vie” en su famoso disco Fantaisie Militaire.

—¿Disfrutaste trabajando en un entorno más de rock clásico?

Bueno, era más rock clásico que mis otros proyectos o colaboraciones, pero no era clásico para nada. Él era… extraño: muy, muy silencioso, muy retraído, muy misterioso…. Pero encantador.

—Al final de los noventa, grabaste ciertos trabajos de trip-hop con Julianne Regan de All About Eve. Has continuado trabajando con ella y curiosamente, hace poco hablaba sobre ella con Wayne Hussey de The Mission en una entrevista que publicaremos pronto. La conociste durante lo días de Gene Loves Jezebel, ¿verdad?

Sí, ella tocaba el bajo con ellos. Abandonó el grupo unos días después de que yo dejara GLJ, creo que por las mismas razones.

—¿Te interesaba el trip-hop?

No realmente, aunque pienso que Blue Lines fue alucinante. Y claro que fue un estilo de música inspirador. Pero con Julianne, en nuestra banda de dos personas Jules Et Jim, creo que hicimos nuestra propia versión del género.

—Bajo tu propio nombre has grabado dos discos conceptuales con multitud de cantantes invitados, (13 Ghost Stories y Letters to Gods (And fallen Angels), considerado por El Garaje como uno de los mejores discos del 2020). ¿Fue difícil trabajar con tanta gente?

Oh sí, fue una pesadilla logística. Fue complicado ya que tenía fechas de entrega y no todos los cantantes lo entendieron. Pero en conjunto, fue increíble ver como los discos iban tomando forma.

—¿Has tenido problemas con alguno de los cantantes?

Los tuve, algunos de ellos piensan que son lo que realmente no son 😉 Pero todo fue bien con la mayoría y estuvieron fantásticos.

Pero también hay que decir que no siempre es fácil trabajar conmigo.

—Con Ghost and Writer has publicado dos disco. ¿Qué nos puedes contar de este proyecto? 

Frank Spinath se me acercó y me dijo que era fan de los Weathermen y acabamos hablando sobre música y luego haciéndola.

—¿Te has llegado a sentir como un escritor fantasma ya que buena parte de tu trabajo ha sido publicado con diferentes nombres?

Excepto durante lo horribles días del New Beat, he estado al 100% detrás de mis canciones, así que no me he sentido como un escritor fantasma .

—Has grabado dos discos de versiones, primer con La Femme Verte y luego como Leatherman. El segundo con temas más “clásicos”. ¿Cómo eliges los temas para versionear?

Son temas que quería mostrar bajo una luz diferente. Temas que me encantan.

También necesitaba trabajar en versiones para concentrarme en valores de producción y no en escribir. Estos dos discos han sido muy importantes para mí para ganar más seguridad en mis habilidades de producción. 

—En el 2018, trabajaste con Jean-Luc De Meyer en un disco titulado 11 Grinding songs. Esta colaboración comenzó cuando un sello inglés tuvo la idea de publicar un disco de versiones de Fad Gadget y te pidieron que grabases un tema, ¿verdad?

Sí, efectivamente.

—Después de ese disco, ¿hay alguna posibilidad de uno nuevo en el futuro?

—Estamos trabajando en unos cuantos nuevos temas en estos momentos pero con la menor presión posible.

— Has publicado también una serie de discos instrumentales. Empezando en el 2015 con The Last Broadcast on Earth, el muy bonito The helpless voyage of The Titanic, The Space Between Worlds, Ode à la Pluie, Music For Dinosaurs y The mysterious manuscript of Gabriel Garcia Marquez. ¿Cómo eliges los conceptos de los discos?

El riesgo es el comienzo: pienso en una idea y siento que puede ser interesante y entonces empieza a viajar en mi cabeza y la idea se convierte en ideas. Es muy, muy excitante el trabajar de esa manera: dentro de un marco aunque sé que este marco puede ser muy raro algunas veces. Pero me gusta ser valiente y hacer cosas nuevas. 

—El último disco de esta serie ha sido sobre un libro sobre Gabriel Garcia Marquez. ¿De dónde surgió el concepto de este disco?

Empezó como una idea para una película, luego una sinopsis de doce páginas. Se la mandé a varias productores pero ninguna respondió. Así que tenía una idea que me encantaba y que podía olvidarla en un pdf o en un disco duro, o completarla, como una novela de ochenta páginas, imprimirla y mandarla al mundo. Que es lo que hice. La música surgió después, para mostrar (a mí mismo) como hubiera sonado si fuera una película lol…

—¿Te gustaría hacer música para otra novela?

Quiero hacer cosas nuevas, así que no estoy seguro ahora mismo de que haga otra novela con CD.

—En una entrevista de hace unos cuantos años, comentabas que estabas componiendo música para un videojuego. ¿Cómo fue la experiencia? Entre otros has trabajado en Mystic InnFairiesKudos: Rock Legend ¿verdad?

Oh, mi periodo de música para videojuegos fue entre 1995 y 2005. Después de eso, era difícil conseguir un proyecto ya que todo el mundo que tenía un sintetizador se ofrecía a hacerlo gratis. 

Hice varias bandas sonoras, especialmente una para la película del 2017 Doubleplusonegood.

—¿Cuáles son tus planes para el futuro?

Continuar intentando cosas distintas. Ser tan creativo como me sea posible.

—¿Cuántos discos tienes ya planeados par este 2021?

A principios de julio, Cop International (un sello con sede en los Estados Unidos) publicará el primer EP de mi trabajo con la muy talentosa Emileigh Rohn del grupo norteamericano Chiasm. Estoy muy emocionado con la banda que hemos formado y que se llama Rohn-Lederman (¡Qué nombre más original!)

Publicaré algo en mi sello “Disques de la Pantoufle” en julio o agosto. Es otro disco instrumental, muy basado en sintetizadores modulares, con un concepto muy chulo y una portada con truco.

A finales de septiembre, Rohn-Lederman sacarán un disco. Es un álbum sorprendente, muy especial, muy emotivo y frágil.

Luego, a finales de octubre, llegará un disco de Jean-Marc Lederman Experience (ese es el nombre que doy a mis discos en los que trabajo con muchos cantantes invitados) con otro concepto divertido y fantásticos invitados. 

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More