Posted by: François Zappa Entrevistas 0 comments

Entrevista a Inertia

Con una amplia discografía donde se refleja una constante evolución, Inertia es un grupo del que tenemos una gran curiosidad por saber cómo van a sonar en directo. Hablamos con Reza Udhin, fundador del grupo al que tendremos el gusto de escuchar el viernes en el W-Fest. Aunque se llamen así, no los escuches por inercia, pon todos tus sentidos en su música.

—Black Metal Jesus y Mutagenic fueron las primeras, digamos, encarnaciones de la banda ¿Qué nos puedes contar de ambos proyectos?

—Comencé Black Metal Jesus primero, como una idea de lo que quería crear musicalmente. Puse anuncios en el NME para hacer audiencias para buscar miembros para la banda. Publicamos un par de cintas con las dos bandas y tocamos en bastantes conciertos, pero entonces, los otros miembros de la banda empezaron a ir en otra dirección distinta a mi ideología. Querían convertirse en un grupo de techno.

Así, que les dejé el proyecto para ellos, cambiaron el nombre a Omni y renombré a esta banda como Inertia. Creo que Omni publicaron un disco y se separaron.

El mes que cambié a Inertia, firmé mi primer contrato discográfico con Celtic Circle Productions en Alemania.

—¿Qué bandas de música industrial te han influido? ¿Te gustan Portion Control? También tocarán en el are W-Fest.

—Sí, ¡me encantan Portion Control! Una banda alucinante… Estoy influido por la música industrial del comienzo… Cabaret Voltaire, DAF, Nitzer Ebb, Depeche Mode, etc…

Infiltrator es tu primer EP publicado en 1995. ¿Cómo lo grabaste? ¿Qué equipo estabas usando en ese momento?

—Lo grabé con una mesa mezcladora Seck con una grabadora de bobina abierta de ocho pistas R8.

También tenía un sintetizador Roland SH101, un Yamaha SY22, un Yamaha CS5 y ¡un sampler Cheetah!

—Unos años después en 1997, tuvimos vuestro primer disco, Programmed to Respond. ¿Qué estilos dentro de la electrónica estabas escuchando en esos días? En el disco hay un poco de acid, electro y EBM.

—En aquellos días, escuchaba principalmente cosas como Front Line Assembly, Die Krupps, ese tipo de música industrial y también cosas más de baile como la música del sello Fax, además de Prodigy, los americanos Information Society y bandas así. Solía salir por los primeros clubs de Goa Trance y pillaba inspiración de esa parte también.

—El siguiente año, la banda publicó un disco de remezclas, Demagnetized/Remagnetized. ¿Cuáles son tus remezclas favoritas?

—Mis favoritas en ese disco con la remezcla de New Mind y la de Das Ich.

Negative Prime fue publicado en el 1999 y creo que es un mejor disco, comparado con el primero. ¿Crees que habías crecido como compositor? «Angel», por ejemplo, es un tema bastante complejo y hay cosas bastante valientes como «Believer». 

—Sí, llegado a ese punto, había pasado mucho tiempo en el estudio y empecé a conocer nuevas cosas como compositor. Intentando cosas diferentes y manipulando de verdad los samplers.

Estaba grabando a bastantes bandas de drum and bass en mi estudio, así que también tomé algunos elementos de lo que estaba aprendiendo ahí también.

También habíamos hecho dos giras por los Estados Unidos por lo que estábamos convirtiendo ¡en una banda realmente experimentada!

—El disco de remezclas de ese álbum se llamó Positive Angel, y hay una remezcla de Psyche. ¿Cómo le conociste?

—Es una historia divertida, realmente. Conocí a Darrin en el club Zwischenfall en Bochum, Alemania, mientras estábamos grabando unos temas para el disco Programmed to Respond en un estudio en Geldern.

Salimos de fiesta una noche al Zwischenfall, y entonces escuchando por primera vez la versión de la canción de Q Lazzarus «Goodbye Horses». Mi guitarrista en aquellos momentos, Mark Barrett estaba en Q Lazzarus y coescribió la canción.

Preguntamos al DJ, que quién era el que había hecho la versión y dijo que fue Psyche. Luego añadió: -Bueno, ¡el chico de Psyche está aquí esta noche! Nos presentó y ¡hemos sido amigos desde entonces! ¡También le pagó directamente a Mark sus derechos de autor por la canción! Jajaja

—En Advanced Revelation del 2002, hay muchas piezas cortas, haciendo la función de interludios, que hacen que el disco sea bastante largo, con unos 18 temas. ¿Crees que le dan unidad al disco o cumplen otra función? 

—Con ese disco, ¡queríamos que fuese una especie de unidad desarticulada! No un álbum tradicional, pero un poco distinto a la norma, por eso los interludios.

—En el 2004, la banda publicó Black Ice Impact. ¿De dónde surgió la idea de hacer una versión de un tema de un musical de Bollywood? ¿Y la versión de The Cure?

—Hicimos la versión de The Cure para un disco tributo que fue publicado en los Estados Unidos por el sello Cleopatra. Empezamos a tocarla en vivo y era muy bien recibida, así que la incluimos en el disco.

Sobre Bollywood, tanto yo como Alexys B estuvimos muy metidos en esa escena por un tiempo, produciendo música y bailando, así que tomamos influencias de ella. Hicimos una versión de la canción “Shakalaka Baby” del espectáculo musical Bombay Dreams. Fue muy bien recibida, ¡especialmente en nuestros conciertos!

—Llegamos al 2007, a vuestro disco, Inertia, donde el sonido de la banda ha cambiado. Todavía hay sitio para temas como «Repent», pero hay un sabor más rockero en el álbum, sobre todo en temas como «The Preacher». ¿Qué pasó para moverte en esa dirección?

—Creo que me estaba desarrollando como escritor de canciones y ¡me estaba cansando de las canciones gritadas y muy afiladas! Quería añadir más melodía y cantar propiamente en las canciones, así que escribí el disco como una progresión natural de cómo me sentía y creo, que, desde ese disco, hemos gradualmente evolucionado ese sonido hasta las cosas más recientes.

—La banda grabó un disco de versiones, Kloned en el 2010, ¿Cómo elegisteis las canciones que ibais a versionar?

—Eran canciones que nos gustaban de una gran variedad de artistas, desde Depeche Mode a The Beatles, de Elvis a Jesus Christ Superstar.  Simplemente un disco divertido. Nuestra versión del «Children of the Revolution» de T-Rex ¡todavía es popular hoy en día en nuestros conciertos!

—En tu trabajo del 2010, Deworlded, podemos encontrar algunas letras sobre alejarse del mundo. ¿De dónde te sale la inspiración para escribir algo así?

—Ese disco en particular está enfocado en escaparte de ti, y ver la vida desde una perspectiva diferente. Sacarte el mundo de tu mente para ver las cosas con una mejor luz.

—En el 2012, el grupo publicó Universal Blood y vuestra anterior batería, Alexys B, fue atacada por unas mujeres por su apariencia alternativa. ¿Nos puedes contar algo más de este triste accidente? Luego cambiasteis la letra de «Lies» para hablar de esto, ¿verdad?

—Así, es. Fue tristemente atacada en el exterior de un pub donde estaba pinchando por un grupo de, más o menos, ocho mujeres, simplemente por su aspecto… pelo rosa alternativo, etc.

Fue un triste accidente y fue cubierto por todas las emisoras de televisión de Inglaterra, incluida la BBC. La grabación de su agresión está en el vídeo que grabamos después del ataque. Fue emitido en la televisión nacional, y todavía nadie ha sido arrestado por este crimen.

—¿Es Existential del 2015 el primer disco sin Alexys B? ¿Por qué dejó la banda?

—Alexys se fue para concentrarse en su banda de rockabilly, Lady Luck Lexy & The Riverside Boys. Además, estábamos casados y nos separamos por entonces. No hay malas vibraciones entre nosotros, de hecho, ¡todavía toca con nosotros en algunos conciertos!

—En algunas canciones de vuestro último disco del 2017, Dream Machine, (y también en discos previos) como «Only Law», se puede apreciar la influencia de Depeche Mode. ¿Cuándo empezaste a escucharlos y cómo te han influido?

—He estado escuchando a Depeche Mode desde mediados de los ochenta, me encanta su material antiguo, y sí, son una gran influencia. De hecho, recientemente me he unido a la banda tributo a Depeche Mode numero uno Inglaterra: ¡The Devout!

—Tocaste los teclados en Killing Joke durante 11 años. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Por qué lo dejaste?

—Sí, toqué durante once años en sus conciertos y grabé 4 discos con Killing Joke. Fue una separación natural verdaderamente, además yo necesitaba más tiempo para concentrarme en mis propios proyectos, Inertia y Black Voliton.

Aunque fue divertido mientras duró, ¡lo pasé muy bien con esos tíos!

—¿Qué tal con tu otro proyecto Black Volition?

—Con Black Volition todo anda realmente bien también. Es un proyecto con un sonido diferente, más influido por las atmósferas de David Lynch y Twin Peaks… ¡Spaghetti Western oscuro y vampírico, Delta Blues con electrónica sombría!

—¿Y qué ha pasado con tu sello Cryonica Music? ¿Algún disco que nos puedas recomendar?

—Sí, los discos de Black Volition han sido publicados por Cryonica Music y creo que empezaremos a sacar más material en el sello muy pronto.

—¿Qué pasó con vuestra campaña para publicar vuestros discos en vinilo?

—¡Todavía estamos trabajando en ello! ¡Jajaja!

—¿Tendremos nuevo álbum de Inertia en el futuro?

—Sí, estamos actualmente escribiendo el nuevo disco que debería ser publicado a comienzos del 2010, entonces saldremos de gira de nuevo. Probablemente, daremos conciertos en Inglaterra, los Estados Unidos y Europa, ¡en cualquier lugar donde nos quieran!

—¡Qué podemos esperar de vuestro concierto en el W-Fest?

—Un concierto de Inertia totalmente energético. Hace mucho desde la última vez que tocamos en Bélgica, ¡así que estamos deseando hacerlo!

François Zappa

0 comments

Deja un comentario

nueve − siete =