Inicio » Entrevistas » Entrevista a In Aeternam Vale

Entrevista a In Aeternam Vale

por François Zappa

De todas las maravillas que descubrimos gracias al sello Minimal Wave, sin duda el inclasificable proyecto de electrónica In Aeternam Vale fue la que más nos sorprendió. Ya en las notas de ese primer recopilatorio homónimo que le publicaron en el 2009 nos advertían que el proyecto francés tenía una extensa discografía de más de doscientas grabaciones de las que, hasta ahora, solo hemos podido catar una parte. De grabaciones inéditas y otras cosas hemos hablado con Laurent Prot en esta nueva entrevista. Será una de las actuaciones imprescindibles del domingo del Ombra Festival que tendrá lugar ya la semana que viene.

—Al comienzo de tu carrera musical tocabas la guitarra en una banda punk llamada Sordid Blanket. ¿Cómo recuerdas esa época? ¿Qué significó el punk para ti?

—Bueno, esos fueron tiempos salvajes. Nosotros éramos jóvenes bárbaros y básicamente unos completos idiotas. El punk era utópico, energético y cínico, y traía un tifón de posibilidades y libertad. Para nosotros, justo lo contrario que el viejo movimiento hippie que encontrábamos apático.

Como influencias has citado a Flying Lizards, The Normal, PIL, Yello, Kraftwerk, Throbbing Gristle, Suicide y Ravel. Como no solemos hablar en El Garaje tanto como nos gustaría de Flying Lizards nos gustaría hacerte una pregunta sobre ellos. ¿Cómo crees que te han influido? ¿En la forma de deconstruir los temas?

—Absolutamente. El primer tema que escuché de ellos en la radio fue «Summertime Blues» y todavía creo que consiguieron sacar la esencia de la composición en su versión. Esto puede que desencadenara mi deseo de producir versiones por mí mismo.

—Después de tu etapa punk, en 1983 creaste In Aeternam Vale. Al comienzo erais una banda de tres miembros ¿verdad? ¿Queríais mantener el formato de «banda de rock»?

—Éramos cuatro: violón y cantante, guitarrista, bajista (yo) y un batería. Diría que era un formato para escenarios, porque la idea era actuar en directo ya que no teníamos sitio ni siquiera para ensayar o un tema que tocar. Simplemente cuatro personas tocando en el mismo sitio al mismo tiempo.

¿Cómo y cuándo conseguiste tu primera caja de ritmos y secuenciador? ¿Cuándo te empezaste a interesar en la música electrónica?

—Cuando dejé de estar interesado en tocar sobre el escenario, y empecé a querer producir y grabar en mi habitación. Entonces compré un SR-88 y un CS- 01 que enchufé al amplificador de mi bajo.

Eructation Et Vocifération, si no me equivoco, fue vuestro primer disco publicado, en 1984. En aquellos momentos, la música era más industrial y experimental. ¿Cómo fue la grabación?

—La grabación fue una mierda y la música aproximadamente lo mismo. La mayoría de las veces las ideas no estaban muy claras tampoco.

Fue la típica grabación casera con mínima técnica. La primera pista en la derecha, regrabación a la izquierda, sin mezclador.

—A partir de 1985, te quedas solo en el proyecto. ¿Qué pasó? ¿Era más fácil hacer la música que querías estando solo?

—Bueno, un poco más tarde. Digamos que alrededor 1986 o 1989, pero siempre hubo invitados como todavía hay hoy en día.

De todas formas, la razón principal creo que fue porque producía a cualquier momento así que se convirtió en mi proyecto en solitario.

—Has hablado en varias ocasiones de tu interés en la improvisación. ¿De dónde piensas que te viene?

—No lo sé exactamente, pero improvisar puede sacar lo mejor y lo peor de ti. Además, me gusta la idea de la música espontánea y efímera.

¿Cómo funcionaba tu sello Garde Au Sol Productions? ¿Llegaste a vender muchos discos?

—Ja, ja, ja. Era una cosa muy artesana, compartiendo y distribuyendo cintas de audio con amigos y otros sellos de esa época (1982 – 1990). Creo que menos de quinientas copias fueron producidas y vendidas. 

—¿Estabas en contacto con otros pioneros de los 80s? Leí algo sobre cierta correspondencia con Jean-Louis Costes, ¿correcto?

—Sí, eso es correcto. No daré la lista aquí, pero a mediados de los ochenta, Jean-Louis y yo hicimos algunos temas en común publicados en su sello, que se llamaba “Ma musique sur ta musique”.

—En los ochenta, hiciste techno dub, proto EBM, New Beat, coldwave aunque al mismo tiempo estabas bastante aislado de lo que pasaba en el resto del mundo. ¿Cuándo descubriste la visión de «otras personas» de estos géneros?

—Absolutamente, estaba bastante aislado e incluso descubrí los nombres que le dieron a estos estilos después. 

Descubrí la visión de otros de estos géneros a través de la música que mis amigos Pascal Aubert, Didier Gibelin y Philippe Tona compartieron conmigo para que la escuchara.

Has estado haciendo una música cercana al techno, aunque no eres muy amante de los clubs. ¿Cómo es que te gusta hacer música para bailar?

—Sí y es un proceso egoísta. Me gusta hacer música para seguir con la cabeza, chocar los puños y bailar.

—¿Cómo decides el material para ser publicado? Como podemos ver en los últimos recopilatorios de material inédito, te dejaste bastantes joyas inéditas.

—Bueno, no sé si serán joyas. Quizás simplemente cosas no escuchadas que pueden a veces sorprender el oído. La decisión es rápida y espontánea la mayoría de las veces. Simplemente cuando siento que tiene sentido publicarlas.

—Es bastante difícil establecer tu evolución musical ya que has grabado un gran número de casetes, tienes una gran cantidad de material inédito y en cada disco podemos encontrar un montón de estilos, pero… ¿Cuándo piensas que tu música se volvió más «orientada a la canción»? Quiero decir, comparado con el material más experimental de tus comienzos. ¿Nourriture Liquide? ¿Première Rétrorythmie?

—Bueno, en esos dos discos los temas fueron escritos e interpretados por Pascal Aubert en un 80%.
Al principio, es verdad, que estaba más en una onda de gritar y chillar de forma bastante salvaje. Recuerdo que el cambio surgió naturalmente con el tiempo a la vez que empezaba a cantar los textos y letras que estaba escribiendo.

Puedo encontrar algunas conexiones entre Rock Around the Aspirateur y algunos trabajos de The Residents. ¿Estabas interesado en su música?

—Sí, soy un gran fan del The Commercial Album, Eskimo y Diskomo.

¿Cuándo empezaste a usar samples? ¿Y cómo te cambió la forma de trabajar?

Durante 1986 creo con mini rack de efectos, el Boss RSD-10, solo un sample y sin forma de grabarlo, luego llegó la caja de ritmos Korg DDD1 con posibilidades de samplear y la Roland MKS 100.

De todas formas, eran máquinas muy limitadas, pero cambió mi forma de trabajar ya que era complementaria con los sintetizadores y cajas de ritmos y expandió las posibilidades creativas. 

Una de tus casetes se llamaba Dub y además hiciste algo parecido al «techno dub» en temas como «Dust Under Brightness» o «La Piscine». ¿De dónde te venían estas influencias de ese «subgénero» del reggae?

No lo sé exactamente, pero creo que del Bedroom Album de Jah Wobble.

Has grabado un montón de versiones. ¿Por qué eliges un tema para versionar?

Porque me gusta.

¿Qué nos puedes contar de tu colaboración con la cantante española Anneq? Os conocisteis en el 2011, ¿verdad?

—Realmente fue al final del 2012. Charlamos por un tiempo y después, tras unos meses, decidimos hacer canciones juntos. Me gusta su profunda voz y fue bonito que pudiera componer música para su ella.
Me gusta hacerlo de esa forma.

Luego Anneq convenció a Veronica Vasicka de Minimal Wave para que lo publicase.

¿Cuándo empezaste a construir tu propio equipo musical? De los instrumentos creados por ti, ¿cuál es tu favorito?
No hace tanto. Quizás en el 2012 empecé a construir mis propios modulares. Mi favorito es un armazón de rack 9U Doepfer en el que he integrado tres VCO, un oscilador complejo, cuatro LFO, cuatro ADSR, dos VCF, un filtro comb, 6+2 VCA, 4 secuenciadores de pasos, un interfaz midi, un delay y un reverb analógicos y una distorsión de válvula de vacío.

Parafraseando el nombre de un disco de Frank Zappa, según tú, ¿crees que hay lugar en la música experimental para el humor?

—Sí, seguro. No solo en la música experimental, quizás en todas las formas del arte. Eso es lo que pienso, sino ya puedes tumbarte en la vía y esperar al tren.

De todas formas, en techno, según mi punto de vista, si hay humor es en el “decalaje”, el productor lo destilará en el tema, en las palabras, letras y sonidos.

Grabaste y giraste como Solid State antes de que te contactara Vasicka. ¿Cómo era la música de este proyecto?

Honestamente, más o menos como IAV. Simplemente estaba harto del nombre In Aeternam Vale.
Entonces Veronica desenterró ese nombre de nuevo en el 2009.

¿Qué podemos esperar de In Aeternam Vale en el futuro? ¿Nuevos temas?

—No soy tan prolífico como mi buen amigo Christophe Petchanatz de Klimperei pero siempre hay nuevos temas que aparecen por aquí o por allá y en mi Bandcamp.

—Sería bonito ver tu completa discografía ser reeditada por Vinyl-On-Demand. Tu música es la clase de material que publican. ¿Tienes algún contacto con ellos?

Según tengo entendido, esas personas parecen estar muy ocupadas, ya sabes.

¿Qué podemos esperar de tu live en el Ombra Festival? Te vi en Milán en el 2015 con Vessel y Silent Servant, ¡vaya cartelazo!

—Bueno, supongo que puedes esperar cualquier cosa, todavía no lo he decidido.

Dejar un comentario

diez + dos =

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More