Portada » Entrevista a Flash Zero

Entrevista a Flash Zero

por François Zappa

Ahora que por fin se está desestigmatizando la escena valenciana de finales de los ochenta y reconociendo el valor de ciertos artistas, deberíamos empezar a valorar en su justa medida la música de Flash Zero (inicialmente Flash Cero). Hablamos con Fan Dl Kaox, cantante y miembro original del verdadero y único sistema del Vakalao. Estarán tocando en el DarkMad y unas semanas antes en una de las fiestas presentación.

Empezaste en grupos punk como Panadería Bollería Nuestra Señora del Karmen. ¿Crees que ese espíritu punk ha sido constante en tu carrera?

Nunca me he sentido un PUNK, lo he vivido, viví aquellos momentos, gloriosos diría yo, pero no me sentí nunca parte integral de la idea social del PUNK. Estaba con punks, estaba con bandas punks, iba por ahí con punks pero no me sentía bajo ninguna bandera PUNK.
Fue y quizá es una extraña sensación, estar en un lugar, vivir en ese lugar y saber que no tienes lugar porque no te sientes del lugar que ves, vives o conoces. Creo que me echaron de PBNSK por desorganizar, pero sí, creo que hubiéramos sido una Banda fantástica si hubiéramos continuado, una Banda que ensayaba echando carreras para ver quien terminaba antes la canción y junto a mí, que jamás me aprendía las letras, esa mezcla hubiera terminado creando un brillante sin vivir, un estruendo fuera del control…y eso me hubiera hecho al fin creer en el PUNK como mi camino ideal, pero no… me echaron por no poderme controlar…

Formas Flash Cero con tu antiguo compañero en PBNSK, Lolo de Lacruz, ¿qué os llevó a la electrónica? ¿con qué equipo empiezas a tocar?

—Éramos dos personas muy de estar buscando continuamente hacer algo distinto a lo que veíamos. No inventamos nada, pero nos encantaba pensar: de PBNSK a una Banda totalmente electrónica… y allá que nos vinimos arriba. Yo tenía un Roland Juno -60 y Lolo una Batería electrónica Simmons, le añadimos un Casio 5000, Lolo incorporó a su hermano Javier y a su novia entonces y también colega mía, Fran…. y así arrancamos.

¿Cómo era el Madrid de 1988, el año de vuestro primer disco? He leído algo sobre sesiones en las que, de pronto, dabas discursos, ¿es eso verdad?

—1988 fue un año normal, sexo, drogas, música y alcohol y bueno, también trabajo, política etc… pero de lo primero, sexo, música, drogas y alcohol… todo el rato.
Seguramente, en esa época era un profesional de las anfetaminas o sea que no pararía de hablar, por lo que si alguien me hace esta pregunta sobre si daba discursos… no me extrañaría que así fuese, aunque yo lo entendiera tipo, mira qué idea tengo bla bla bla…

¿Te interesó alguna vez el house o techno que se escuchaba en la capital o siempre llevaste otro rollo?

—Cuando eso llega, algunos y me incluyo, lo intentamos promocionar al máximo, unos en una línea otros en otra, pero al fin y al cabo, todos empujando para que las pistas de baile se elevaran… recuerdo ir con cascos las 24 horas y cuando algo no me interesaba de lo que sonaba en la pista, conectaba mi walkman y yo seguía, pero a mi ritmo, como una fiesta independiente a ratos. Me encantó la masificación electrónica, el volumen con ese sonido que, como era nuevo, parecía que había incluso más volumen, todos sabemos que fue un estilo de vida y muerte, los after, follar y las drogas, el sin vivir de no bajarte de la fiesta  

En 1988 se publica el primer disco de Flash Cero, reeditado y remasterizado hace unos años (en el 2015) ¿Nos recomiendas esta versión o te gusta el sonido más de la época del original?

—A mí, personalmente me gusta el hecho de que lo hiciéramos, de que grabásemos aquello, lo demás, el recomendar una edición u otra la verdad, me crea simpatía por esos discos y sus respectivos momentos de edición, nada más.

Solo vuestro segundo disco, Conspiracy de 1989 tiene letras en inglés, ¿fue un intento de lograr un éxito internacional?

—Claro, dijimos, pues si aquí cantando en español no nos hacen caso, ya está, cantamos en inglés y que nos haga caso todo el mundo y ocurrió lo mismo que cantando en español, pero en todo el mundo: ni puto caso excepto en Suecia que se vendieron bastantes copias.

En Conspiracy os pasáis a la EBM, ¿cómo descubriste este género?

242 y a caminar. Cuando eres un joven y vives en los 80 y descubres 242, ocurren 2 cosas, o te mueres porque te ha dado un infarto de gusto supersónico o saltas porque te vuelves loco de alegría. Luego ya vas entendiendo que no solo es 242 si no que es una ola y recuerdas el Punk y como fue y sabes que lo mejor es tirarte de cabeza al mar y seguir la ola que ya verás que gusto te da… hasta que te canses y te vayas a por la siguiente. I love EBM.

¿Cómo era vuestra relación con Interfront/Megabeat, el otro gran grupo que hacía algo parecido a vuestra música?

—Nula, tan solo tuvimos algún encuentro en Valencia y creo, aunque tengo mis dudas, que sentíamos admiración mutua. Gani de Megabeat/Interfront y yo creo que sentíamos eso, los demás, por parte de las dos formaciones estaban ajenos a los contactos que manteníamos nosotros dos.

¿Has seguido la carrera de Esplendor Geométrico? ¿O de proyectos como Orfeón Gagarin? ¿Te gustan?

Orfeón Gagarín acaba de sacar un disco genial. Nunca me llamaron especialmente la atención excepto por estar ahí en el frente, ahí disparando alternativa, gente que hacía cosas.
Esplendor Geométrico es otro mundo. Fantásticos. Es increíble ver como cada vez más, y tras casi ya 40 años, comienzan a ser la parte comercial de los festivales… aclaro, nunca serán comerciales, pero si los pones en un cartel ese cartel se hace más accesible para muchos…
Les veo divertirse y me alegra enormemente, la música te debe alegrar al lanzarla independientemente de su contenido o proyección. 

¿Qué pasó para que Flash Zero se convirtiese en Fan Dl Kaox & The Space Flash Zero?

—Primero me fuí de la Banda, al poco volví y los eché a todos y me monté lo que quise montarme y que incluso participaron los ex-miembros de Flash Zero

En la portada de Raya España 21 pone “El verdadero y único sistema del Vakalao” y habéis estado estrechamente vinculados a esa escena. ¿Por qué “Vakalao” con V?

—Valencia se escribe con V. Fan Dl Kaox con K.

¿Qué pasó con Flash Zero después del single de Doble Personalidad II, publicado en 1991?

—Se arruinó la compañía, cerraron y el proyecto de convertirnos en grupo Bandera de esa movida se fue a la mierda. Incluso así, yo agradecía los directores de la compañía que me hubieran permitido una vez más grabar lo que quise y como quise.

¿Cómo viviste el ver que la música que estabas ya haciendo en el 90, se hace tan popular en 1991 con Chimo Bayo?

—En lo único que me siento cerca de Chimo es en que nos conocimos en un momento con drogas para todos, él lo cantaba a su manera, yo a la mía, a mí me espantaba la suya, pero el tío es un buen tío y siempre lo fue. Incluso sabiendo él como yo pasaba de su canción, el tío me invitaba a su casa y me trataba con absoluto respeto y cariño.
Fue divertido. Los que estábamos en el “allí” antes de la explosión … ya la vimos venir. Algo realmente divertido, entretenido, un pasote.

Una de tus proyectos más iconoclastas en el que has estado involucrado es el “Follartour” ¿Qué nos puedes contar de esta experiencia? Somos muy morbosos en el garaje.

—Una pasada. La mayor pasada de sexo sobre los escenarios que jamás hayamos vivido, eso me dijo gente que estaba acostumbrada a ver espectáculos fuertes por todo el mundo. La primera vez fue hardcore, la segunda “indescifrable”.

En el 2010 aparece 747 Federales, pero en los últimos años, la banda ha ido convirtiéndose en Flash Zero, ¿verdad? ¿Pensáis volver a publicar o tocar con el primer nombre?

—En 2020, FLASH ZERO 747 Vida Federal. Eso es lo que viene. Tenemos 37 temas grabados que, con cambios importantes, con arreglos de precisión y con ganas de Música Electrónica harán seguir a Flash Zero encantados de la vida, de la vida supersónica.

En 747 Federales ya está Big Toxic. ¿Qué crees que, un famoso productor como él, aporta a Flash Zero?

—Una famosa producción, el tío es buenísimo, somos muy amigos, mucho, pero independientemente de la amistad, en Flash Zero hoy día se está por la Música y su poder, si eres fantástico (no yo, sino los demás) haré lo que sea porque estés ahí. Estamos felices en esta Banda hoy en día, nos gusta la música, nuestra Banda y divertirnos con la Música y nuestra Banda.

¿Cómo surge la idea de un disco en directo, Tour de la Tierra- live, publicado este año? ¿Y qué nos puedes contar de la gira?

—Ha sido fascinante tocar en 3 continentes, nosotros, una Banda que no vende, que ni siquiera se acerca a ser parte del underground internacional etc. Siempre he flipado con los discos en directo, no con todos, solo con los grandes discos en directo y vi la oportunidad de que con la formación actual de Flash Zero podía conseguir un resultado fantástico, al menos debía intentarlo y estoy seguro que tengo lo que buscaba, un disco en vivo espectacular.

¿Habéis pensado en grabar algo nuevo?

—Los 37 temas de 747 ya grabados y con un nuevo arte de producción final y ahora absolutamente electrónicos, serán los nuevos lanzamientos de Flash Zero.

¿Crees que la escena electrónica es un poco snob? ¿Cómo es que unos pioneros como vosotros no habéis tocado en el Sonar?

—Imagino que la gente del Sonar sabe lo que hace, otra cosa es que lo que hacen me guste a mi o a nosotros. Espero que nos llamen algún día y decirles que no, excepto por la pasta, que si es por pasta…. allí estaremos, pero tiene que ser pasta. Cuando se llega tarde a algún sitio es probable que tengas que pagar un extra. 

¿Qué te ha parecido el libro ¡Bakalao!? ¿Estás de acuerdo en cómo describe la época? ¿Tocabais mucho en Valencia en esa época?

—El libro es …no lo puedo asegurar porque no lo he leído, pero vi que quien lo escribió también dijo que Led Zeppelin había tocado en Benidorm y ante eso mi reacción es la normal, pasar… Pero de lo que estoy seguro es que además de que lo que diga el que escribe no es muy de fiar, lo que dicen ahí quien son entrevistados posiblemente sean todo verdades, la de cada uno, pero verdades al fin y al cabo.
Flash Zero hizo unas cuantas actuaciones en esa época en Valencia y alrededores, en algunos casos nos pagaron espléndidamente además de ofrecernos un catering de pastillas alucinantes. Fue todo muy peligroso a veces y muy divertido siempre.

¿Qué podemos esperar de Flash Zero en el DarkMad? ¿Alguna sorpresa? Tocareis también en una fiesta presentación a comienzos de octubre, ¿verdad?

—El 6 de octubre tocaremos por la mañana, a las 12, nos encanta ese horario, así a la hora del sol, pum:  viaje a las estrellas. En DarkMAD esperamos que todo el mundo lo pase genial con todas las Bandas, tenemos muchas ganas de ver brillar a todas las Bandas, nosotros, igual, de viaje a las estrellas… En estos conciertos ya incorporamos temas en directo de la Vida Federal de 747.

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More