Posted by: François Zappa Entrevistas 0 comments

Entrevista a AstraSonic

Una de las cosas que más nos gustan de los festivales, es la posibilidad de conocer nuevas bandas. AstraSonic ha sido una de las gratas sorpresas que hemos encontrado en el cartel del W-Fest. Aparte de girar intensamente por Bélgica, este año han publicado una nueva versión remasterizada de su primer disco, Passengers, que se puede escuchar aquí. Hablamos con Rapha Mantra guitarrista y fundador de la banda belga que tocará el domingo del W-Fest en el Olivier Daout Stage.

—¿Cuándo y cómo empezó AstraSonic?

Seb y yo nos conocemos desde el 2015, estábamos en un grupo tributo a The Cure. Al comienzo del 2017, empezamos a hacer improvisaciones con bajo y guitarra y grabamos esas primeras ideas en mi estudio casero, le añadí las partes de batería y teclados y así tuvimos una docena de instrumentales. Este fue el comienzo de AstraSonic en abril del 2017. Subimos los temas a Soundcloud y buscamos un cantante que tuvo que pasar una prueba. JC la pasó cantando sobre nuestro single «New Angels». Se unió al grupo en mayo del 2017. El disco fue publicado en enero del 2018. Tim se nos unió después de varios conciertos como trío, justo hace un año en agosto del 2018. Nos dimos cuenta de que, para el directo, con nuestra vertiente rockera, necesitábamos un batería.

—Al comienzo querías grabar un disco de coldwave, ¿qué bandas de este género te han influido?

Mis primeras influencias, cuando comencé haciendo música, eran Joy Division, Sister of Mercy, Killing Joke, The Cure y Siouxies and the Banshees. En los noventa, como tanta gente, fui arrastrado por la ola de Seattle, pero también era fan de Smashing Pumpkins, Pixies y Tool. Ahora escucho a bandas como Editor, Interpol y también algunas independientes como Principe Valiente, Holygram…  Seb es, principalmente un gran fan de The Cure, también le gusta el post-punk de los ochenta, especialmente Joy Division.

Finalmente, nuestras influencias son muy amplias, todo el mundo dice que nuestra música suena como la de los años ochenta, pero no podrías decir que somos un grupo de post-punk. Es muy difícil clasificarnos dentro de un particular estilo y eso es perfecto para nosotros, la idea es crear tu propia firma musical.

—Cuando se unió vuestro cantante, sumó una influencia más rockera, ¿qué bandas le gustan?

JC tiene como influencias a cantantes como Eddie Vedder de Pearl Jam y Bruce Dickinson de Iron Maiden.

—¿Es fácil para una banda como la vuestra el atraer a gente joven a los conciertos?

No es fácil. En el sur de Bélgica, en Valonia, los medios de comunicación y la radio han ido gradualmente concentrando su programación, desde finales de los noventa, en pop cantando en francés y rap. Mucha gente joven solo escucha esto, exceptuando a los que escuchan metal. Una buena parte de nuestros fans, en nuestra tierra, tienen cuarenta años o más. Afortunadamente, está el resto del mundo. En el norte de Bélgica, en Flandes, es realmente muy diferente porque han permanecido más cercano a la cultura inglesa. Para los jóvenes ingleses, el rock alternativo está todavía presente, justo como en Alemania e Italia. Con las redes sociales, nos podemos comunicar y llegar a ser conocidos por una audiencia más amplía.

—El año pasado, en enero, auto editasteis vuestro primer disco. ¿Qué nos puedes contar sobre la creación y grabación del álbum?

En cuanto a la parte musical, Seb y yo hemos compuestos ocho de los diez títulos. JC creó las melodías de las canciones y las letras. «Sunset», fue un tema que escribí mucho antes de que el proyecto AstraSonic existiese, JC lo ha interpretado con la melodía vocal y las letras que he escrito. En cuanto a “I will wait”, es una vieja composición de JC. Él es un multi instrumentista y compositor, justo como yo. Para este tema, solo añadí las partes electrónicas.

La grabación, fue un desafío. Nos pusimos la fecha límite de enero del 2018. Fue interesante el concentrarse en este proyecto durante ocho meses. Grabamos todo el disco en un estudio casero. Las partes instrumentales las hicimos en mu casa y JC hizo las voces en la suya. También mezclamos el disco. El mastering, en cambio, fue hecho por un ingeniero de sonido profesional.

—¿Y quién ha escrito el resto de las letras?

JC escribió todas las letras, excepto las de «Sunset».

—¿Es difícil ser una banda independiente hoy en día?

Todavía no tenemos sello, nos la arreglamos como podemos, pero no es fácil. Seb se las apaña con la comunicación y conoce a mucha gente en el underground musical de Bélgica. Le dedica mucho tiempo a esto.

Somos afortunados porque estamos rodeados de fans leales y motivados que invierten en la promoción con nosotros. Por ejemplo, ya no tenemos que preocuparnos de nuestro merch en los conciertos, en hacer los flyers o los eventos de Facebook. Uno de nuestros fans nos ayudó escribiendo los estatutos de nuestra asociación, otro escribió los textos promocionales y ayudó con todo lo relacionado con la prensa. En estos meses, hemos creado muestro pequeño equipo.

Desde el comienzo con nuestro primer single, y especialmente para el crowdfunding, hemos creado una gran red social. En cuanto a los medios de comunicación, tenemos algunas críticas del disco bastante positivas y hemos sonado en algunas cadenas de radio independientes en Alemania, Francia y Bélgica. Que se interesase un sello grande sería genial, pero ahora lo que buscamos principalmente son bookers internacionales.

—¿Quién tuvo la idea de que Fatherless Child os hiciera una remezcla? ¿Pensáis hacer más?

Somos amigos de la banda Dageist. Nicolas, además de las mezclas con su ese seudónimo (Fatherless Child) también trabaja en las partes electrónicas y en las mezclas de la banda. Cuando puede se une une a Davide y Fred a los teclados en directo. Sed le ofreció el remeclar un tema. Estamos contentos con el resultado, la voz de JC suena incluso más bonita. Por ahora no tenemos ninguna remezcla a la vista. Pero nada nos va a impedir repetir el experimento en el futuro.

—¿Qué paso con el crowdfunding para publicar vuestro álbum en CD?

Es lo que planeamos al inicio con el crowdfunding. El mastering, la realización del diseño gráfico, el presado de 300 copias y la creación de una camiseta del disco.

Decidimos, a comienzos de año, pagar de nuestro bolsillo, la remezcla y remasterización del disco. Tuvimos que pedir más porque nos habíamos quedado sin ninguno. Con la visión que te proporciona el año que ha pasado, nos hemos dado cuenta de los fallos en la mezcla y queríamos un mastering más actual y menos año ochenta. Hoy, las trescientas personas que compraron la primera versión del disco, tienen una nueva que quizás más tarde se convierta en material de coleccionista.

—¿Cómo va vuestra gira? He visto que habéis tocado en muchísimos lugares en Bélgica y dado algún concierto en Francia también. ¿Hay planes de visitar el reto de Europa?

La gira del segundo disco, si todo sale de acuerdo con el plan, será en primavera o verano del año que viene y nuestro objetivo principal es hacer varias giras pequeñas por países, Alemania, Holanda, Inglaterra, Francia, Italia, España y Portugal. De hecho, cualquier lugar de Europa donde podamos combinar dos fechas seguidas. Por esta razón, buscamos bookers en esos países para ayudar en la organización y los contactos.

—Entonces, ¿vamos a tener un segundo disco pronto?

El año que viene, si todo va bien. Nos pondremos menos presión que en el primero y nos tomaremos el tiempo necesario para que toda salga perfectamente.

—¿Alguna cosa divertida que os haya pasado durante la gira?

Todos los directos son una fiesta para nosotros. Disfrutamos mucho durante el concierto y también después con los fans y las otras bandas. Lo que realmente me sorprendió y divirtió fue el proyecto #Belgitude. Una de nuestros fans es profesora y en su clase les enseña a sus alumnos la música de las bandas belgas. Participamos en su proyecto, ella les hizo escuchar el disco a toda la clase y como a los niños le gustó el disco mucho, organizó un concierto en el colegio. Había mucha gente porque los padres fueron invitados. Tocamos en directo con todos los niños en primera fila. Nos miraban fijamente con los ojos llenos de estrellas. Y los padres, diez metros atrás, nos miraban con interés. Durante nuestro tema «I will wait» los niños habían preparado una coreografía. Se lo pasaron muy bien con nosotros y nos dieron tal estímulo que JC, que antes de este concierto era bastante reservado en el escenario, ahora se desata y esta fue la primera vez que bajó a la audiencia para cantar. Desde entonces lo ha hecho a menudo. Gracias chavales. 😉

—¿Cómo fue vuestro concierto abriendo para Cock Robin? También ibais a abrir para Peter Murphy ¿qué pasó?

Fue fantástico el telonear a Cock Robin, recibimos una gran bienvenida de la organización del W-Fest. Erik De Ridder, que organiza el festival nos hizo un gran regalo al ofrecernos este concierto. El equipo, roadies, voluntarios, todos fueron muy simpáticos y estaban muy cualificados. Cock Robin es también muy cercano y habla francés muy bien.

Con el concierto de Bauhaus, todo fue un problema contractual: simplemente Bauhaus reorganizó su gira y otro grupo vinculado al sello discográfico tuvo que ser programado automáticamente como teloneros. Erik De Ridder, el organizador del W-Fest hizo todo lo que pudo para que tocásemos, pero significaba muchos problemas para el equipo de Bauhaus y su agente se negó categóricamente dos días antes de la fecha. Bueno, por supuesto que estuvimos desilusionados, pero lo tomamos bien. Nuestra historia estaba empezando y hemos vivido muchas cosas positivas desde entonces.

—¿Cómo va a ser vuestro concierto en el W-Fest?

Es una fecha importante para nosotros y lo será en el futuro. Es una gran oportunidad de llegar a una audiencia más amplia en Europa. Vamos a dar el 200% y hacer un buen recuerdo para la gente presente y para nuestros fans.

François Zappa

Tags: ,

0 comments

Deja un comentario

3 × dos =