Portada » Entrevista a Invisible Limits

Entrevista a Invisible Limits

por François Zappa

Que una banda alemana como Invisible Limits tenga su entrada de la Wikipedia solo en castellano, puede servir de indicativo de la fama que han tenido siempre en nuestro país. Hablamos con Marion Küchenmeister, cantante y líder de una banda que estará celebrando sus 35 años de carrera con unos conciertos muy especiales. La gira pasará por España: el 12 de junio en Madrid y el 13 en Valencia. 

La banda surgió en 1985. Marion, ¿puedes contarnos algo de esos comienzos?

Si, claro. Empezamos en 1985 con cuatro músicos: Ralf P. Schauf (Bajo), Andreas Küchenmeister (Percusión), Thomas Lüdke (Teclados) y yo como letrista y vocalista. Entre los cuatro grabamos los dos primeros maxi-singles, los cuales tuvieron mucho éxito en la escena Wave en Alemania. 

Thomas abandonó la banda un año mas tarde, en 1986, después de publicar el maxi-single Push! como un proyecto en solitario (The Invincible Limit, que tuvo que renombrar a The Invincible Spirit al abandonar la banda). Él quería seguir con una línea mas dura tipo EBM, lo cual no era compatible con el estilo musical que Invisible Limits quería tomar: más melódico y con guitarras. Debido a estas diferencias musicales Thomas decidió abandonar la banda definitivamente y nosotros continuamos como Invisible Limits haciendo nuestro típico estilo melódico, más “Wave”. 

Después de esta separación nos fuimos de Last Chance y nos pusimos en contacto con nuestro nuevo sello Fun Factory!, con el que grabamos todos nuestros LP’s y maxi-singles. 

¿Cuales eran tus influencias en aquellos días? Leí que el escuchar la canción “Fade to Grey” fue un momento muy importante en tu vida. 

Cuando tenia 16 años, al principio de los 80, me fascinaban todos esos nuevos sonidos electrónicos. Hasta ese momento había estado escuchando a The Alan Parson’s Project, David Bowie y Jean-Michel Jarre. Pero entonces descubrí a grupos como ABC y DAF. La “New Wave” alemana de aquel entonces tuvo una gran influencia sobre mí. “Fade to Grey” era para mí la canción perfecta en aquel momento, me encantaba la melodía, la emoción que transmitía y la forma en que estaba producida. Creo que escuchaba la canción mas de 100 veces al día. 

Fueron unos momentos muy importantes para mí. Iba a clubs a bailar y descubrí grupos como Joy Division, Anne Clark, Siouxsie, etc. Era como un “país de las maravillas” para mi y mis amigos. En uno de estos clubs, mi mejor amigo Micha me puso en contacto con Andreas y Ralf que querían crear una banda.

Demand for Supply, el primer álbum de 1987, es también el más oscuro de todos (desde la portada hasta el sonido de ciertas canciones), ¿no crees?

Este primer álbum lo grabamos con Micki Meuser, quien ya había producido con anterioridad a bandas alemanas muy importantes de los 80 (Die Ärzte, Ideal, etc.). Necesitábamos ayuda para encontrar el sonido correcto para nuestras canciones cuando empezamos a trabajar con la MPC60 y los teclados de AKAI. Junto a Micki creamos el sonido de Demand for Supply. In 1987, muchos de los periodistas y críticos musicales no entendían nuestra música y no sabían en que categoría musical etiquetarnos. Creo que ese álbum contiene nuestras canciones más “potentes”, es por eso que nos gusta tanto tocarlo en directo.

A Concious State, el segundo disco de la banda, de 1989, con temas como «Golden Dreams», «Natalie’s» y la versión de Joy Division, está considerado por muchos fans como vuestro mejor álbum. ¿Que crees que hizo ese álbum tan especial?

Este álbum tiene un sonido muy limpio y peculiar que, junto a nuestro estilo emocional de componer, lo convirtió en un sonido “alternativo” que fue muy bien acogido. Para este disco contamos en la producción con Janez Kriszay (productor de Laibach) con quien hicimos un gran trabajo en varios estudios diferentes, que nos llevó meses completar. 

En Alemania, nuestra versión de “Love Will Tear Us Apart” fue un gran éxito, cosa que no me esperaba en absoluto. Fue una gran sorpresa. Más tarde publicamos el disco en España a través de KONG-Records y empezamos a dar conciertos allí. Y una cosa de la que me siento especialmente orgullosa: ¡el álbum se sigue escuchando en los clubs y discos después de 32 años! Algo increíble. 😃

¿Fue difícil abordar una canción de ese tipo, considerada un himno (Love Will Tear Us Apart)?

Al principio solo la tocábamos en directo, era la última canción que tocábamos. La gente se lo pasaba muy bien y le hacíamos como un pequeño homenaje a Joy Division cantando todos juntos el estribillo. Así que nuestro sello tuvo la idea de hacer un maxi-single con nuestra versión y publicarlo, lo cual fue una gran idea ya que la canción fue todo un éxito en Alemania. 

En vuestro tercer álbum Familiar! (de 1991), la banda trabajó con el famoso productor John Fryer. ¿Cómo fue trabajar con él? ¿Estáis satisfechos con el resultado?

John Fryer crea sus propias atmósferas en sus producciones, tal y como hizo con nuestros temas. Fue un periodo muy creativo durante la grabación: “Moments” fue una experiencia increíble, con muchas pistas y capas de voz. En 1991, no existía la grabación digital como hoy en día, así que fue realmente difícil crear ese sonido envolvente con sólo un micrófono y la mesa de mezclas.  

Por supuesto, el álbum supuso una gran “ruptura” en relación con el sonido de A Concious State, que muchos no entendieron. Todavía hoy creo que fue un error ese cambio tan radical de sonido. Por otra parte, tenemos temas increíbles como “A Message”, “Liars” o “Insight”. Este álbum necesita su tiempo, pero, al final, te llega muy dentro cuando lo entiendes. Ése es justo el efecto “John Fryer”. 

Fue un gran placer trabajar con él, es una persona genial y fue muy creativo con nuestras canciones. 

Ralf P. Schauf y Jürgen Jaeger dejaron la banda antes de Violence (de 1993), ¿correcto? ¿Fue difícil hacer el álbum sin ellos? ¿Quién os ayudó?

Si, tuvimos una gira fantástica y tocamos nuestros primeros conciertos en España, lo cual era toda una aventura para nosotros. Desafortunadamente, la presión era muy alta y había mucho trabajo por hacer. Ralf decidió volver a su ciudad natal para hacerse cargo de los viñedos de su familia, y hoy en día sigue produciendo uno de los mejores vinos blancos de Alemania.

Un poco mas tarde, Jürgen recibió una muy buena oferta de otra banda muy conocida y decidió cambiar. Así que, desde 1993 hasta hoy, Andreas y yo llevamos Invisible Limits nosotros solos. De todas formas, hasta la fecha habíamos compuesto nosotros todas las canciones, con lo que lo único que tuvimos que hacer fue encontrar músicos para las grabaciones y los conciertos.

Para la producción del álbum Violence nos ayudaros Len Davies (quien estaba en ese momento trabajando con Alien Sex Fiend), Andy Faulconer y Nigel Butler. Darrin Huss de Psyche cantó también conmigo algunas canciones. A día de hoy mantenemos una muy buena Amistad con Ralf y Jürgen, al que pude ver de nuevo el año pasado en uno de nuestros conciertos. 

Leí que la banda tuvo problemas con el sello SPV. ¿Nos podrías informar más en profundidad de este tema?

Con SPV no tanto, más problemas tuvimos con Fun Factory! Cuando cambiamos a SPV querían convertir Invisible Limits en algo más comercial. Nos presionaban para que grabáramos Violence en un estilo Techno-Euro-Dance. Nosotros no queríamos eso en absoluto, ya que sabía que un cambio tan radical supondría perder nuestra “escena” y nuestro público. Ellos seguían insistiendo, hasta que tuvimos que plantarnos y decir que “no queremos eso para Invisible Limits”. Al final, usaron el nombre Invisible 2 para publicar algunos temas con ese estilo techno. Los remixes fueron realizados por Andreas en el estudio, quien se convirtió con los años en un muy buen productor. 

El álbum Violence fue un gran éxito en Argentina, así que, al menos, mereció la pena la “lucha”. Después pasamos unos meses muy interesantes en Sudamérica. 

—¿Fue en está época en la que descubristeis el Cajón de Perú que usasteis en el siguiente disco? ¿Cómo se os ocurrió usar ese instrumento? La banda también tuvo bastante fama en Sudamérica, ¿ no es así?

Si, en Argentina tuvimos mucho éxito en los 90 con nuestro disco Violence, tal y como te comenté antes. Fue durante esa estancia cuando descubrimos el Cajón. Fue un regalo de cumpleaños mío. Andreas tomó varias clases y lo tocó en directo muchas veces. 

He leído mucho acerca de vuestro álbum de 2005: que era el “último álbum” (como su nombre en ingles sugiere), que contiene canciones no publicadas desde 1993 hasta esa fecha. ¿Me podrías decir si alguna de esas afirmaciones es cierta?

Lo llamamos The Final Album porque queríamos publicar canciones que compusimos durante los 90 y que eran muy “underground” para SPV, y que no querían publicar. Después de nuestra experiencia con SPV decidimos romper nuestra relación con Fun Factory! y decidimos hacer todo por nuestra cuenta: publicamos el CD, hicimos una gira con Psyche y empezamos a tocar en España de nuevo. Como la era digital estaba empezando, decidimos crear nuestra propia web en 2001. Un poco más tarde empezamos con todo este tema de redes sociales y demás.

Inicialmente pensamos que sería nuestro último álbum, pero, por el contrario, empezamos a estar más ocupados que nunca. En 2005 tocamos lo que se llamó “The Final Concert” (haciendo alusión al nombre del disco) donde celebramos el 20 aniversario de Invisible Limits. Fue un concierto legendario en Bochum, con muchos invitados, amigos y ex miembros del grupo como Ralf, Jürgen y Thomas, al que invitamos para cantar los dos temas que compusimos juntos en 1985. Darrin Huss también asistió y nuestro hijo Max tocó la guitarra con sólo ¡17 años! Desde aquel día ha permanecido como guitarrista oficial de Invisible Limits en todos nuestros conciertos. Es un músico excelente. 

Fue, sin duda, como un nuevo amanecer para Invisible Limits, y no el “final de todo”. Desde entonces seguimos en la brecha hasta hoy con nuestra gira “35 Years Celebration Tour” en 2020.

¿Os convertisteis al budismo por aquel entonces? ¿Cambiasteis vuestros nombres por Assema & Basera? ¿Cómo influyó esto en vuestra música? 

Andreas y yo tuvimos en esas fechas un periodo de autodescubrimiento a través de la meditación y la autoconsciencia, que en ningún caso tenía connotaciones religiosas en absoluto. A través de esas prácticas encontramos paz y silencio, lo que nos permitió abrirnos a nuevas ideas y a colaborar con otros músicos. En The Final Album quisimos enfatizar eso en las canciones; trabajamos con músicos muy diferentes en la producción y, como comenté antes, en el escenario. 

—Como has comentado, actualmente tocas con tu hijo Max a la guitarra.  ¿Cuándo empezó a tocar realmente en la banda? Tiene otro proyecto llamado Glass Promises, ¿verdad?

Memories Festival in Valencia

Quisimos involucrar a Max muy pronto en la banda. Su primer concierto con nosotros fue en 2004, donde tocó los teclados. Durante ese periodo se convirtió en un músico realmente bueno. Le encantan los sonidos de guitarra de los 80 y encaja perfectamente en Invisible Limits. Acerca de su banda, sí, es un gran compositor y toca la guitarra acústica. Tiene previsto grabar su segundo álbum durante este año. Cuando oigo sus canciones me siento realmente orgullosa. Pero, bueno, que voy a decir yo, si soy su madre. 😂

¿Es difícil tocar en una banda que es al mismo tiempo tu familia?

Estoy acostumbrada a tocar con amigos y familia y lo sigo haciendo. Es mucho más fácil y me da mucha más seguridad en todo. Andreas, actualmente, no está interesado en tocar en directo, pero sigue siendo miembro de Invisible Limits. Tomamos todas las decisiones juntos, tanto de negocios como en todo lo concerniente a los conciertos y a la música de Invisible Limits. Yo salgo de gira con la formación actual. Actualmente estoy trabajando en un nuevo disco y tomamos las decisiones sobre cada nueva canción juntos. 

Marion, también tuviste un proyecto paralelo llamado Mari Chrome, con un álbum publicado: Georgy # 11811. ¿Que nos puedes contar de este proyecto?

Mari Chrome fue una experiencia con mi amigo Kai Otte, un extraordinario músico alemán, con mucho talento. Me encantaron sus primeras canciones y decidí escribir las letras y, como siempre, cantarlas. John Fryer mezcló los temas en su estudio y, más tarde, el sello belga Alfa Matrix se interesó por el disco y lo publicó finalmente. Todavía estoy muy agradecida por esta experiencia.

No hicimos ningún concierto y no grabamos un segundo álbum ya que el estilo de las nuevas canciones tomó otra dirección que no era la mía: demasiado gótico y Dark EBM. Así que decidí no grabar un segundo LP. 

Pero bueno, soy cantante y, como tal, he trabajado en muchos otros proyectos aparte de Invisible Limits. Uno especialmente interesante es Modern Slaves. Es una colaboración de estilo post-punk/new-romantic con grandes músicos de Valencia cómo José Luis Macías (Comité Cisne, Ultima Emoción, Inhumanos, etc.) y Salva Ortiz (Armas Blancas, Presuntos Implicados, etc.). Publicamos un pequeño EP llamado Second Life, que realmente me encanta. Creo (y espero) que publicaremos más material en un futuro no muy lejano.

Incluso en vuestra web se hace referencia a la fama de la banda en España y tocasteis aquí muchas veces en el pasado. ¿Tienes alguna pequeña anécdota que quieras compartir sobre tus conciertos en nuestro país?

Recuerdo uno de nuestros primeros conciertos en España, en Murcia, en 1989. Las pruebas de sonido eran a las 11 de la noche y en el club no había nadie. La hora del concierto era a las 3 de la madrugada, cosa nada habitual en Alemania. De vuelta al hotel nos íbamos algo decepcionados por que no vimos a nadie fuera esperando. Así que pensamos que no iba a venir casi nadie a vernos. Y la sorpresa fue cuando volvimos al club a tocar, la sala estaba llena de gente: ¡Entradas agotadas! Menuda sensación: en España, con nuestra música y toda la gente nos conocía. Ese día aprendimos que los horarios de la fiesta en España son diferentes a los de Alemania. 😂

—Como has comentado, has trabajado con Darrin Huss de Psyche en varias ocasiones: cantó en Violence, en la versión del “Torch» de Soft Cell y también ha colaborado en otros remixes. ¿Cómo lo conociste?

Conozco a Darrin desde 1991. Viajó con nosotros como compañero y amigo en el “Familiar Tour”. Más tarde, en 2002, fuimos juntos durante la gira “Legends United Tour” y, desde hace unos años, tocamos con frecuencia conciertos triples en Alemania con Psyche y No More

Nos hicimos muy buenos amigos y nos respetamos mucho mutuamente. Es una especie de “hermano del alma” para mi. Siempre hacemos “travesuras” cuando estamos juntos. No suena muy profesional, pero, a nuestra edad, no hay que tomarse las cosas tan en serio. Tratamos de pasarlo lo mejor posible y divertirnos todo lo que podamos. Al fin y al cabo, de eso se trata: pasarlo bien con los amigos y disfrutar la música.

La tercera parte del “Remix-Album” de 2018 se llama Remixes from Spain, con remezclas hechas por varios artistas españoles. Aparte de Interfront, ¿quien más está involucrado? ¿Cómo surgió la idea de una colección sólo con remixes españoles?

En realidad, las 3 partes pertenecen al mismo álbum, el cual publicaremos a mediados de este año como una única Remix Collection. Todavía estamos a la espera de recibir más remixes, que están en camino, e incluiremos igualmente un par de temas nuevos de Invisible Limits

Me encanta ver como otras bandas y músicos trabajan con nuestra música y hacen algo totalmente diferente y personal. Es muy emocionante para nosotros. Es un placer y un honor que otros músicos quieran hacer remixes de nuestra música. Es algo de lo que estamos muy orgullosos. 

Otras bandas que podréis encontrar en la colección son: No More, Último Destino, The Eternal Afflict, Per-Anders Kurenbach, Psyche, Len Davies, EGOamp y muchos otros. 

¿Cuales son los planes para el futuro? ¿Nuevo álbum en camino?

Estamos trabajando en un nuevo álbum, del cual esperamos publicar la primera canción en unas semanas. Nuestra principal ocupación es nuestra gira por Alemania y España “35 Years Invisible Limits”. 

Desde 2020 tenemos nueva agencia de contratación y management: Sturm Promotions, con lo que esperamos tener más trabajo que nunca. Las primeras fechas ya están fijadas: 12 de junio en Madrid, donde no hemos estado desde 2005, y el 13 de junio en Valencia. Las entradas ya están disponibles. Igualmente estamos planeando más fechas, que iremos confirmando, en Murcia, Tarragona, Alicante, Barcelona, entre otras ciudades.

Como siempre nos ha pasado: cada vez que empezamos algo nuevo las cosas empiezan a crecer. Nos sorprendemos una y otra vez con todo el “feedback” que nos llega por todas partes. Después de todos estos 35 años nuestros fans de siempre siguen ahí (y otros muy jóvenes también). Es muy satisfactorio.

¿Qué podemos esperar en esta gira española? ¿Qué nos vamos a encontrar en el escenario?

La actual formación cuenta con 3 músicos: Javier Coloma, nuestro ingeniero de sonido, en los teclados, Max en las guitarras y yo al micro. 

Tenemos un set muy bueno, donde tocamos canciones de todos los álbumes, con un sonido muy potente, nuevas versiones y arreglos especiales para el concierto que, junto con Max a la guitarra, será una experiencia muy emocional. Así que, os invitamos a todos a participar con nosotros en este viaje. Va a ser una gran fiesta, donde celebraremos la vida, la amistad y la música de los 80. Al final, es lo único que importa.

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More