Portada » Entrevista a Vukovar

Entrevista a Vukovar

por François Zappa

Solo por casualidad entrarás en el universo de Vukovar: son como una puerta que se abre una vez al día, como una ciudad en ruinas que no aparece en los mapas pero que acabas encontrando tras tomar la salida equivocada. Porque solo ellos son el NeuPopAct. Convenciendo a la gente desde el 2014. Hoy os presentamos nuestro particular interrogatorio a una de las bandas favoritas del Garaje. Cuando la misma entrevista acaba siendo un misterio. 

—¿Cómo llega a nacer una banda como Vukovar? ¿Hubo alguna alineación especial de los astros para que se pudiera crear una formación tan única?

—Primero, unas palabras de uno de nuestro grupo, Ani Loftus, hablando breve y concisamente desde su internamiento en un hospital psiquiátrico:

“Unirse a Vukovar fue como algo que estaba destinado a pasar, como una extensión de tu alma.”

Gracias por el cumplido. Abrirse a la casualidad y al azar ayuda infinitamente y también ser siempre siempre persistente e insistente.

—Vukovar es el nombre de una ciudad croata destruida durante la Guerra de Croacia. ¿Qué ha querido la banda implicar al elegir este nombre?

—No hay implicación y no hay motivación política y no hay ningún movimiento para sorprender o provocar. Porque que haya habido limpieza étnica en la Europa moderna y que sea algo de lo que se ha hablado poco en el Occidente, es algo que nos hace pensar en lo poco fiable de nuestro conocimiento y entendimiento del mundo alrededor de nosotros. Un estado de fuga disociativa colectiva. Vimos la torre de agua de Vukovar como una base literal y un monumento a esta extraña y abstracta forma de conocer el mundo – es decir, sin conocerlo realmente. 

—¿Fue Throbbing Gristle la mejor banda que ha existido jamás? ¿O como mínimo una influencia para Vukovar? ¿Y qué nos dices de Psychic TV?

—¡Ja!… TG es una influencia en cierta forma, pero incluso su mayor fan no llegaría a pensar que eran la mejor banda que ha existido. Los momentos en los que TG son más interesantes son cuando traen lo subversivo a algo con un aspecto amigable. La preciosa producción de 20 Jazz Funk Greats por ejemplo, o el pop perfecto de “United”. Mucho más peligroso.

Empujar los límites del sonido mientras lo mantienes en una estructura “pop” también ha sido una influencia. Si vienes con una carga de dureza sin estructura, no hay forma de entenderlo, no hay ningún sitio al que agarrarte para mantener el interés. En esto es donde grupos como Whitehouse trabajaron tan bien. Pharmakon, a su manera, está manteniendo ese espíritu ahora.

La meticulosa documentación también. Vukovar escriben informes-pop de cada actuación que hacemos. Solíamos grabar cada concierto también, pero tener evidencia física de lo que realmente pasó, dirige nuestras memorias; preferimos recordar lo abstracto.

Esenciales como son, CoilPsychic TV son para nosotros probablemente más importantes musical, espiritual y estéticamente. 

Psychic TV hicieron algunas bellas músicas que ocultaron sus extremas formas de vivir y su única y bizarra forma de interpretar el mundo. No tienes que pensar mucho para saber por qué tomamos influencias de ellos. 

—Entrevistamos a Phil Reynolds hace un par de años, y como no podía ser de otra forma, le preguntamos sobre Vukovar. Él ha producido varios de vuestros discos. ¿Cómo de importante dirías que ha sido su contribución al sonido de la banda?

—Lo vimos. Cualquier relación que haya sufrido presión ha sido ahora reparada.

Él ha sido un miembro del grupo vital y no tan silencioso. Phil es como un alquimista en lo relativo a trabajar con nosotros; comprende nuestros dispares objetivos, nuestra imaginería, diversiones… y tiene la habilidad de poner todo junto exactamente como deseamos.

—Phil y su esposa colaboraron en el primer disco de la banda, Emperor. Por aquellos días ¿veías a Vukovar como una banda o más como un proyecto colaborativo?

—Marie Reynolds, junto con Mikie Daugherty, Jonathan Peacock, Dan Ankers, Mark Sayle (la otra mitad de Mark E Moon) y Kieran Ball todos contribuyeron en ese disco. No fue colaborativo de forma intencionada. Éramos muy jóvenes (20 o así) y necesitábamos ayuda para darle cuerpo a nuestros temas en el estudio con músicos que sabían lo que estaban haciendo. Fue una curva de aprendizaje empinada y representó el único tiempo en el que no tuvimos mucho control sobre el sonido general de la cosa.

—Vuestro segundo disco, Voyeurism era una banda sonora para una película que nunca se realizó, titulada The Duke Paolo And Little K. ¿Habéis pensado alguna vez en hacer realmente la película? ¿Os interesa el mundo de las bandas sonoras?

—Algún día haremos la película. Será difícil y requerirá un montón de dinero, pero la haremos. Naturalmente también haremos la banda sonora. De todas formas, nuestra intención es la de dirigirnos más hacía trabajos de bandas sonoras. Cuando salen los créditos, todo el mundo se termina. 

—Incluso desde la portada, Infinitum parece el disco más espiritual de la banda. ¿Es necesario un estado mental especial a la hora de grabar un álbum de Vukovar?

—Asumiremos que quieres decir que musicalmente también es el disco más espiritual. En ese caso, discutiremos que quizás es el más esotérico y metafísico más que espiritual. La ‘Espiritualidad’ es una cosa muy amplía y general. Infinitum quizás fue el producto de lo que pudo ser una sobra poco definida de esoterismo. Fue escrito y creado bajo 13 mandamientos. Durante la grabación hubo un evento catastrófico que casi acaba en tragedia y la recuperación física probablemente llevó a la pérdida de definición. 

Para responder a la pregunta, no es que un estado mental especial sea “necesario”. De todas formas, cada disco es intenso al extremo durante la construcción. Ejerceremos nuestro derecho a permanecer en silencio en cuanto a los detalles.

Fornification, el siguiente trabajo de la banda, es un disco de versiones. ¿Por qué decidisteis hacerlo en ese momento de la vida de Vukovar?

—Solo hasta después del hecho de realizarlo, la especie de declaración de intenciones que estábamos haciendo se reveló. Es similar a la forma en la que te puedes dar cuenta de lo que quisiste decir a una persona dos semanas después. Justo como el tiempo, todas nuestras percepciones son completamente no lineales.

—Durante un tiempo 2017, hubo una Rose en el mundo de Vukovar, aunque esos días no fueron un camino de rosas según algunas declaraciones. ¿Como los recuerdas? 

—No estamos seguro de que queramos responder a esto porque no queremos sufrir, una vez más, por los hechos de otra persona. 2017 fue hace una eternidad y hemos hecho muchas cosas desde entonces. Fue un torbellino.

—¿Es The Brutalist House vuestro propio sello? ¿Tenéis en mente reeditar vuestros primeros discos? Son bastante difíciles de encontrar.

—The Brutalist House es una organización centrada en The Continued Existence – un movimiento que será más visible en el momento adecuado. Hay algunas cosas en común, pero no todo, entre Vukovar y BH. Hubo ciertas indagaciones en los primeros días sobre hacer pornografía y erotismo y hubo un apoyo ocasional a Vukovar con la publicación de sus discos, lo que puede continuar cuando sea necesario. No podemos decir mucho sobre The Brutalist House excepto que sabemos que están apilando sus desordenados pensamientos y organizándose en dirección a The Continued Existence.

Sobre los primeros discos – preferimos seguir adelante. Cuando nos contactó por primera vez Other Voices, hablamos de un par de reediciones, pero en cambio seguimos adelante con Cremator. Estaría bien, un día, que todo nuestro trabajo estuviera fácilmente disponible. 

—La banda ha confesado que durante la realización de Puritan volvía a estar pasando un mal momento. ¿Qué pasó? ¿Crees que repercutió en el disco?

—Siempre estamos pasando por un mal momento, como la mayoría de las personas: para gente tan ilusoria y desconectada del “mundo real” como nosotros, todo puede llegar a ser abrumador. Piensa en un momento de la historia en el que no leas en un editorial la frase “en estos duros momentos”. Por supuesto que tuvo un impacto en el disco: todo arte es modelado por las circunstancias en las que es creado, eso es inevitable. Pero no pienses en nuestros problemas, son tan aburridos como los de cualquiera. Uno de los nuestros recientemente recibió un mensaje de alguien con el que solo había hablado online que dijo que The Great Immurement estaba sonando cuando tomaron la decisión de ingresar en un hospital psiquiátrico, y esto les salvó las vidas. No nos importa admitir que esta revelación nos hizo llorar.

—En Monument la banda trabajó con Michael Cashmore. ¿Cómo se cruzó en el sendero de Vukovar?

—Lo típico. Éramos y somos fans de su trabajo con Current 93Nature and Organisation. Así que nos dirigimos a él. Apreció nuestra carta y fue tan amable de trabajar con nosotros.

—Vukovar dejó de existir en el 2019 según las notas de Cremator. ¿Qué sucedió?

—Dejamos de existir cada vez que vamos a dormir. Puede haber sido dramático, pero finalmente ha sido completamente intranscendental. Si te encuentras con nosotros después de un concierto, o simplemente yendo de un lado a otro, saliendo de un bar o sentados en un banco de un parque mirando de forma extraña a cosas no muy lejanas, puede que hablemos de ello. Pero, verdaderamente, la música es más interesante que cualquiera de nosotros como individuos. No hablamos sobre estas cosas nuestras. Mártires de las omertàs.

—En Cremator podemos encontrar versiones de “The Orchids” de Psychic TV y del “Dive for Your Memory” de The Go-Betweens. Dos elecciones bastante diferentes, ¿es el espectro musical de la banda tan amplio?

—No vemos una gran diferencia entre los dos temas: ambos son canciones pop con estrofas y coros, de la misma época y de formaciones que se conocían y hay cierta forma de cruce musical entre ellos. Quizás si hubiéramos hecho una versión del “XO Tour Life” de Lil Uzi Vert, “Shitfun” de Whitehouse y “Man! I Feel Like A Woman!” de Shania Twain habría cierta causa para alarmarse porque estaríamos presumiendo de cómo de amplia nuestra red está dibujada.

The Great Immurement. Part II of the Eternity Ends Here es, por ahora, el último disco de la banda. ¿Nos puedes contar algo de la composición y grabación de este trabajo?

—Sugerimos escucharlo e imaginarlo por vosotros mismos ya que será más productivo porque encontramos que hablar sobre nuestro proceso creativo es completamente contra producente. No es sobre el sonido en sí mismo. Es una cosa casi imposible de explicar y sería completamente tediosa de leer. Y estamos guardando las historias sobre cuando nos apuntamos con pistolas unos a los otros mientras estamos desnudos para la caja 20º aniversario.

—Una parte de Vukovar murió con Simon Morris, pero ¿qué parte?

—Una pregunta interesante.

—Simon Morris era el cantante y mente maestra detrás de Ceramic Hobs, banda en la que también estaba Jane Appleby que también ha colaborado con Vukovar. ¿Encuentras alguna afinidad especial con la banda de avant-garde punk?

—Éramos muy amigos de Simon y su pérdida es enorme. Hay un Vukovar antes y después de su muerte. Cuando mueres dejas detrás una parte de ti mismo que se la pasas a otros. Al unirse a Vukovar, Simon nos dio como regalo, en cierta forma, el ser una continuación de sus propios trabajos en cierta forma – hay algunos caminos en los que nos ha conducido, sin advertirlo. Vukovar siempre ha sido un ejercicio en enfermedad mental competitiva y continúa siéndolo. El trabajo de Jane con Ceramic Hobs es fenomenal y “Flower” es una de las canciones más bonitas jamás escritas. Si no la has escuchado, es algo que te debes a ti mismo. También recomendamos escuchar el último disco de Smell & Quim, Bull’s Penis Soup en el cual “We Will Fuck You In The Arse Milovan” ofrece un emotivo y profano tributo a Simon.

Cuando escuchas lo mejor de Ceramic Hobs, la mayoría del resto de músicas parece irremediablemente empalagosa y te parece que las bandas lo intentan demasiado y, a la vez, no lo suficiente. Dos de nuestro grupo han sido grabados hablando de cómo conocimos a Simon, principalmente en esta pieza para el blog de Dennis Cooper (Dennis Cooper es otra importante piedra angular para nosotros): https://denniscooperblog.com/a-memorial-to-simon-morris-by-dan-shea-and-rick-clarke/ Esta obra se desarrollará algún día en un libro.

—Si Vukovar es el NeuPopAct, ¿qué es el NeuPopAct? ¿Solo el nombre de la nueva formación o hay algún concepto detrás? ¿Y que nos puedes decir del Theatre of Cruelty?

—Verdaderamente no hay mucho material para una respuesta y eso lo sabemos, pero realmente depende de ti que lo decidas e interpretes por ti mismo. No hay espectadores, solo testigos. El Theatre Of Cruelty fue un experimento creado alrededor de la teoría de Artaud y duró unos cuantos meses. Cualquiera que haya visto en directo a Vukovar en el 2019 podrá testificar y contarte más. Hemos pasado a otra cosa.

—¿Ha cometido Vukovar algún PopCrime?

—En cada sentido o interpretación de la frase, sí. Pero son las personas que hablan más las que han hecho menos, como descubrirás.

—El diseño de los discos de la banda ha estado últimamente realizado por Oleg Galay y Andrzej Klimowski. ¿Crees que logran capturar el alma de la banda con sus trabajos?

—En lo que a nosotros nos atañe, aunque no contribuyen musicalmente, Oleg y Andrzej son miembros de Vukovar. Andrzej tiene un alma verdaderamente bello y generoso, más o menos como era y siempre será con Simon: le dijimos que le admirábamos y en ese momento empezó una relación creativa larga y fructífera. Andrzej es un gran artista y perfectamente captura nuestra música llegando al punto de que sus diseños son, en nuestra opinión, una parte esencial de ella. Lo mismo con Oleg (que realiza perfectamente el diseño gráfico de nuestra publicación física basado en el arte de Andrzej). Además, como dueño del sello que publica nuestra música, nunca nos ha pedido ningún compromiso y nos apoya totalmente y sin condiciones. Son grandes personas.

—Dan Shea y Buddy Preston son también parte de Beauty Stab. ¿Qué nos puedes contar de ese proyecto?

—Este proyecto ya no está activo. Hay algunas canciones terminadas de hace cierto tiempo que puede que vean la luz del día. Mientras que Dan ha vuelto a Vukovar, Buddy ha comenzado un nuevo y muy excitante proyecto que tenemos muchas ganas de ver ya en entre nosotros.

—¿Cómo ves el futuro de Vukovar? ¿Habrá un disco titulado Eternity ends here?

—’Eternity Ends Here’ es el nombre del obsesivo tríptico en memoria a Simon:

I. The Colossalist

II. The Great Immurement

III. The Body Abdicator

The Body Abdicator está ya pasando sus detalles finales y debería estar publicado al final del año para concluir todo.

¿Continuará Vukovar? Hasta que muramos, sí. Posiblemente también después. No estamos pensando en ser The Rolling Stones, estamos pensando en ser cartujos.

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More