Inicio » Entrevistas » Entrevista a Velvet May

Entrevista a Velvet May

por Alba Aranda

En el romanticismo con tintes oscuros y melancólicos, donde el placer se une con el dolor, encontramos a Velvet May, el proyecto de Andrea Davide. Texturas EBM profundas, vanguardistas, introspectivas y conceptuales, con un toque aterciopelado de nostalgia retro, post-punk.

Proveniente de Nápoles, Andrea ahora está establecido en Berlín. Con tres discazos como Velvet May y tras fundar su propio sello (Tears on Waves), le tendremos tocando su mezcla de Techno y EBM por primera vez en España en el Showcase 03 de DOMINANT, el 9 de Julio en The Garage of The Bass Valley (Barcelona).

Hola Andrea, primero de todo, muchas gracias por tu tiempo y por responder a nuestras preguntas…

—Me gustaría empezar por una pregunta que no tiene nada que ver con tu carrera musical, pero que siempre me despierta mucha curiosidad. ¿Qué soñabas cuando eras pequeño? ¿Qué decías que te gustaría ser “de mayor”?

¡Hola chicos! Gracias por contar conmigo para esta entrevista.

Cuando era niño deseaba trabajar en el arte, de cualquier tipo, o ser deportista. Pero también me fascinaban muchas otras cosas, como la botánica y la informática, dos campos opuestos podemos decir, pero que de una forma u otra me intrigaban mucho.

—Tu interés por la música viene desde joven. Has estado en contacto con la música desde los 12 años, escuchando multitud de géneros, pero con preferencia para el rock y la música electrónica. ¿Recuerdas algún tema o disco que te marcara mucho? ¿O el primero que escuchaste y dijeras “Wow, este rollo es lo que me gusta”?

Los primeros dos álbumes que me vienen a la mente y que ciertamente encendieron algo realmente grande en mí son definitivamente Cubist Blues de Alan Vega y el primer álbum homónimo de Black Sabbath de 1970.

—A los 15 años empezaste a tocar en clubes en tu ciudad natal, Nápoles. ¿Recuerdas el exacto momento de epifanía, en el que dijiste: “Sé que me quiero dedicar a esto el resto de mi vida”

Ah bueno, esto pasó años después cuando tenía 15 años, pero seguro que tocar en mi ciudad natal, en una época donde todo iba hacia realidades más experimentales, ha aportado mucho en mi camino artístico y me ha motivado a pertenecer a la música. Nápoles ha brindado muchas oportunidades para que haya una escena musical siempre activa y colorida con nuevos invitados cada fin de semana, y esto hizo que algo ardiera en mí.

—¿Cuándo te mudas a Berlín surge el proyecto Velvet May o Velvet May nace porque te mudas a Berlín?

El proyecto nació dos años después de que me mudara a Berlín. También creo que mis experiencias en esta ciudad han llevado en parte a la creación de este proyecto.

—¿Como te sientes viviendo en Berlín? Es muy diferente a tu ciudad de origen Nápoles, tanto en clima, como organizativamente, gente, comida, costumbres… ¿Qué cosas te ha aportado vivir allí?

Como dijiste, Berlín es una ciudad completamente diferente a mi ciudad natal, así que cuando llegué aquí sentí la necesidad de tomar todo lo que era diferente de mi ciudad natal, descubrirlo y hacerlo mío. Lo que me dio vivir aquí fue estar en contacto con una sociedad que es multiétnica y ofrece arte en todos sus campos en 360 grados. Vivir en una sociedad tan abierta me ha permitido conocerme mejor y también vivir todas las experiencias con otra mirada, y esto obviamente contribuye al camino creativo. Ciertamente extraño a menudo mi ciudad y cuando voy allí atesoro toda la calidez, las emociones, la gente, el sol y, por último, pero no menos importante, el aspecto espiritual muy fuerte que puede dar Nápoles.

—Nos puedes explicar de dónde viene el aka. Velvet significa terciopelo en español, ¿tiene algo que ver con la textura aterciopelada de tu música?

Con mucha precisión puedo decirles que mayo fue un mes en el que sucedieron muchas cosas importantes, cosas que encendieron algo en mí pero también un mes en el que tomé decisiones. La palabra Velvet hace referencia a la característica aterciopelada que decidí darle al mes de mayo. Algo que puede sonar romántico y nostálgico, pero duro y resistente.

—¿Podrías decirnos en que te inspiraste para crear este proyecto? Tanto a nivel musical como conceptual, si ha habido libros o películas que te influenciaron.

Mi inspiración proviene realmente de muchas coyunturas, y puedo decir que es el resultado de un viaje que ha durado toda mi vida y sigue mutando. Pero puedo decir que lo que más me ha inspirado artística, social y temáticamente es la novela de Charles Baudelaire «Les Fleurs Du Mal». Una obra maestra famosa por sus representaciones del sexo, la muerte, el poder corruptor y opresivo de la ciudad moderna y la inocencia perdida. Contiene muchos aspectos en los que se basa mi proyecto, y muchos de los títulos de mis canciones también se refieren a ella.

—El proyecto fue muy prolífico en 2019 y 2020, sacando 3 discos en menos de un año, con remixes de Autums o Years of Denial, pero desde entonces parece que el ritmo se ha frenado ¿Ha tenido algo que ver con la pandemia o es que has estado centrado en otros proyectos?

Gracias por la pregunta. Esto es algo que ha ocupado completamente mi mente y pensamientos intensamente todos los días durante más de un año. Creo que la pandemia definitivamente ha afectado y las emociones, y especialmente el aporte y la motivación que un artista, en mi opinión, necesita recibir o buscar constantemente. En mi caso, durante este período, decidí tomar una nueva dirección musical, ampliando mis horizontes a través de nuevos proyectos en los que me siento más conectado con mi verdadero yo y abrazando la música en 360 grados. Estoy trabajando en el primer álbum con la banda en la que estoy, pero pronto volveré a lanzar música como Velvet May.

—Hablando de la pandemia, ¿Como te afectó a ti el parón que ha habido estos dos últimos años? Tanto a nivel artístico como personal.

Como mencioné en la pregunta anterior, la pandemia ciertamente creó muchos obstáculos emocionales y, por lo tanto, artísticos. No estar en contacto con el mundo exterior, no ver a la gente, no ir a conciertos, viajar y hacer cualquier tipo de actividad que pueda mantener la mente activa en otras cosas, nos hace cerrarnos en nosotros mismos y luego también cuando te pones a trabajar, producir puede volverse muy difícil. Los momentos de encierro y soledad son importantes, pero siempre hay que equilibrar para que el proceso creativo sea límpido.

—Y ahora que parece que ya hemos recuperado la normalidad, ¿Qué cosas buenas y que cosas malas crees que ha traído?

Desafortunadamente, los efectos negativos han sido devastadores para todos. Más allá de todas las personas que pueblan nuestro mundo, creo que el sector del arte se ha visto muy afectado, tanto económica como psicológicamente. Hay algunos artistas que se han encerrado mucho en sí mismos, perdiendo su energía y motivación y tal vez se están volviendo a encontrar solo de vez en cuando. Hay otros que creo que necesitaban ese momento de cierre, para investigar tratando de mejorar. entender la dirección a tomar y también muchos otros pensamientos a despejar.

—Como tú, muchos productores se deciden a fundar su propio sello, no solo para lanzar música cuando quieren y ser musicalmente independientes, sino también para publicar música de otros artistas que les gusten. Ahora que ya llevas unos años con “Tears On Waves”, nos podrías decir que es lo mejor y lo peor de gestionar tu propio sello discográfico.

Bueno, he estado dirigiendo mi sello para lanzar, como dijiste, la música que hago y amo de forma independiente y cuando siento la necesidad, y creo que no he tenido muchos aspectos malos que mencionar ya que he estado lanzando mi música despacio y programando las cosas para que todo funcione bien. Lo mejor es crear algo en todas sus características, trabajar el concepto. Lo peor puede ser tener ralentizaciones debido a las plantas de prensado.

—¿Como es el día a día de Velvet May? ¿Tienes una rutina de estudio diaria, depende de la época? Cuéntanos…

Mi día depende mucho del estado de ánimo en el que me encuentre, sigo mucho lo que siento y lo que necesito. No me gusta obligarme a ir al estudio cuando no tengo ganas. Creo que el proceso creativo tiene que ser lo más natural posible para obtener los resultados deseados. En cualquier caso, me encanta pasar días en el estudio aunque sea para experimentar, para ir hacia direcciones desconocidas sin tener un destino concreto, pero también para estar ahí escuchando y descubriendo música todo el día. En pocas palabras, sigo completamente mis sentimientos.

—Hablando de estudio, ¿Qué tipo de instrumentos y soportes utilizas para producir?

Me gusta crear música de tantas formas como sea posible, utilizando todo lo que el mundo del sonido y el audio nos puede ofrecer, desde el instrumento totalmente digital hasta el totalmente acústico. Creo que es importante no ponerte límites, experimentar siempre y tener ganas de aprender. Sin embargo, lo que creo que contrasta con eso es que, en mi opinión, es importante centrarse en tus propios instrumentos favoritos, buscar tu propio sonido y no revolcarse demasiado en mil cosas que tal vez solo pueden conducir a la ralentización.

—Cuando produces, ¿piensas en la pista de baile y en hacer rítmica tu música para la pista?

Cuando hago música, lo hago siguiendo solo lo que siento en ese momento, y lo que quiero o necesito expresar, sin mirar dónde sonará.

—¿En qué te inspiras para las letras de tus canciones?

Varios conceptos me inspiran cuando escribo letras, y los que más me inspiran son el amor, el tiempo, la lujuria y el deseo, la decadencia, la disolución y la belleza de la locura.

—¿Cuál es el set up que te suele acompañar en tus actuaciones en directo?

No tengo una configuración fija, más bien me gusta integrar e intercambiar diferentes instrumentos cuando siento la necesidad. Pero normalmente tengo un controlador y secuenciador general, Akai Force, micrófono y algunos sintetizadores como Dave Smith Mopho y Access Virus.

—Para actuar, ¿te sientes más cómodo en clubs pequeños e íntimos, o te gustan las grandes salas con mucho público?

Me gustan ambos, y creo que depende mucho del tipo de situación y del tipo de intimidad con la que puedas conectar con las personas. Muy a menudo me gustan las situaciones más íntimas para hacer el directo, donde también puedo experimentar a veces, mientras que cuando hago sesiones de DJ prefiero salas grandes.

—¿Hay alguna actuación en directo que recuerdes especialmente, que te haya marcado? ¿Por qué? Si te es difícil elegir, también esta guay que nos des más de una 🙂

Si, absolutamente. El que más recuerdo y que me ha quedado grabado es el de hace dos años en el Urban Spree del Choke Fest, tanto porque fue mi debut en directo en Berlín como porque la calidez de la gente fue muy emocionante. Aparte de eso puedo decir que hace un mes tuve uno de mis mejores conciertos en vivo, en Link en Bolonia (Italia), que es un lugar realmente increíble y loco, lo recomiendo mucho para visitar.

—Hablando de DOMINANT, creo que con Velvet May es un match perfecto 😉 Tengo curiosidad por saber desde cuando conoces el proyecto y que cosas te despertaron el interés en él.

Descubrí la fiesta DOMINANT hace dos años y siempre me ha intrigado y encantado su selección de artistas. También me intriga mucho el mensaje intrínseco del nombre y el artwork de la fiesta es una locura. Estoy muy contento de tocar por primera vez en Barcelona con esta fiesta.

—Será la primera vez que actúas en España, ¿Qué opinas de la escena española en particular? ¿Crees que es muy diferente a la escena italiana o a la berlinesa?

A nivel musical puedo decir que el panorama musical español es uno de los que más está de moda y que más ha aportado a la industria musical con los artistas que ha dado a luz. Desafortunadamente, no he estado mucho en clubes en España, así que no puedo decir exactamente lo que pienso sobre la escena de clubes y las diferencias con Berlín. Pero ciertamente puedo decir que noto muchas similitudes culturales con nosotros los italianos y nuestro calor, así que espero encontrar lo mismo cuando esté allí.

—¿Tienes planes de futuro que nos puedas compartir, tanto en solitario, como colaboraciones con otros artistas?

En lo que me enfocaré en mis próximas semanas será en el proyecto con nuestra banda, con la cual lanzaremos un álbum pronto. Realmente tengo muchas ganas de esto. Además, estoy muy entusiasmado con el lanzamiento mi próximo y cuarto EP en Tears On Waves, un tema en un recopilatorio lanzado por Kablys (club en Vilnius, Lituania) y un remix para el sello She Lost Kontrol.

Dejar un comentario

diecinueve − dieciocho =

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More