Portada » Entrevista a Leroy Se Meurt

Entrevista a Leroy Se Meurt

por François Zappa

Pocas formaciones actuales tienen un sonido tan fácilmente reconocible como el del dúo Leroy Se Meurt. Habituales en la maleta de DJ de Dead Violets Night, sus temas te desgarran por su crudeza y agresividad, por su violenta honestidad. Con solo tres EPs han conseguido ser un referente de la EBM moderna. Estarán tocando en el Ombra Festival que se celebrará en Barcelona del 26 al 28 de noviembre. No los confundirás con otros.

¿Cómo os habéis conocido?

Volkan: Somos amigos de hace mucho tiempo. Nos conocimos en el 2011 gracias a la novia de Mathieu. Estaba compartiendo coche entre Marsella y Lyon y su novia era una de mis pasajeras. Yo conducía y ponía algo de música que tenía en mi iPod. Normalmente la gente no reaccionaba a las bandas de mi playlist. Pero ella me dijo al momento que la música que estaba poniendo era la que su novio – aka Mathieu – solía escuchar. Así que días después nos conocimos y empezamos a salir juntos por Lyon y Marsella y finalmente llegamos a ser amigos íntimos.

El nombre de la banda hace referencia a la obra de teatro de Ionesco titulada El Rey se Muere (Le Roi Se Meurt), que trata sobre un rey que no quiere aceptar que va a morir. ¿Por qué habéis usado este nombre? ¿Pensáis que convertirse en un artista es una forma de evitar la muerte?

Volkan: Hay realmente dos referencias: una a la obra de teatro de Ionesco y otra a la compañía manufacturera de motores eléctricos Leroy Somer, con sede en Nueva Aquitania. Esta industria solía emplear a un significativo número de habitantes de la región. Como es generalmente el caso en Francia para las industrias, debido a cambios de emplazamiento y al offshoring, la actividad decreció hasta llegar al punto en el que ha sido vendida a varios inversores, lo que ha llevado a numerosos planes sociales.

Leroy Se Meurt se refiere a la muerte de la industria en Francia y en Europa, lo que lleva a la crisis social. Todo ocurre en un mundo absurdo parecido al que Ionesco describe.

Mathieu: Para responder a la segunda parte de tu pregunta, es verdad que publicar nuestra música es una forma de escapar a la muerte: la música siempre estará ahí cuando te hayas ido. Pero no creo que sea realmente algo en lo que piensas cuando estás en casa escribiendo un tema en tu sintetizador. Incluso si entiendo completamente la rueda de la inmortalidad, no puedo evitar pensar que eso es muy presuntuoso y muuuuuuy por encima de nuestro humilde trabajo.

Vuestra música, especialmente en vuestro primer EP, podría ser considerada violenta y agresiva. ¿Os sirve de catarsis?

Volkan: ¡Definitivamente ese es mi caso! Es una forma de expulsar cosas/sentimientos que normalmente se reprimen.

Mathieu: ¡Sí! También es mi caso. La catarsis no es lo que me motiva a publicar temas, pero cuando tocamos en directo enfrente de una audiencia, ciertamente experimento algo único, como si estuviera fuera de mi ser y expulsara todo lo que usualmente contengo. Supongo que es algo que siempre he tenido, desde los primeros conciertos de metal a los que fui cuando era un chaval a las fuertes experiencias en clubs que he tenido más recientemente.

—En vuestro segundo trabajo, habéis reducido los BPMs un poco e intentado construir la tensión de forma más gradual. ¿Creéis que el impacto de la música puede ser más fuerte cuando esta es más sutil?

Volkan: Supongo que hay distintas formas de impactar. Cada vez que publicamos material intentamos experimentar y encontrar nuevos ángulos para expresarnos mientras que nos mantenemos fieles a nuestro estilo. El primer EP era crudo y un poco low-fi. Para el segundo, intentamos añadir un rollo más post-punk y en el último hemos trabajado en unos ritmos electro duros y más rápidos.

Volkan, cantas tanto en francés como en turco, ¿cómo elegís la lengua adecuada para cada tema? ¿Habéis probado a grabar el mismo tema en diferentes idiomas?

Volkan: Realmente no hay reglas. La elección viene naturalmente, supongo. Además siento que no canto de la misma forma cuando lo hago en turco o en francés.

Nunca hemos intentado grabar el mismo tema en diferente idiomas, pero ¡es una buena idea que necesitamos experimentar!

Mathieu: Sí, la mayoría de las veces, Volkan elige por adelantado, que idioma le vendría mejor al tema y nos quedamos con el elegido. No sé exactamente por qué elegimos uno u otro pero un tema en turco es siempre muy diferente de uno en francés. Supongo que los tonos son realmente diferentes, además de que los específicos ritmos de cada lengua producen resultados muy diferentes. Creo que es una cosa buena, ya que añade algo de variedad

¿Qué equipo usáis en vuestro estudio? ¿Sois más de analógico o digital?

Mathieu: Realmente no estamos rodeados de equipo, siempre trabajamos con lo básico: principalmente máquinas Elektron, y un Korg MS20 y un Malekko Manther. Para nuestros tres EPs publicados, solíamos grabar directamente de la mezcladora pero ahora usamos el multipista de Ableton Live. Por supuesto, consigues más flexibilidad de esta manera.

Vuestro último trabajo, Makine Kültürü ha sido grabado durante el confinamiento. ¿Fue más difícil trabajar sin estar juntos? Supongo que al menos durante este tiempo tuvisteis más tiempo libre.

Volkan: Desafortunadamente, por mi trabajo, mi primer año de pandemia no fue tan descansado para mí, ya que tuve que trabajar el doble para cumplir las reglas sanitarias en mi lugar de trabajo. Mathieu definitivamente tuvo más tiempo para él, jajaja.

No queríamos parar de grabar. Y para Mathieu, esto se convirtió en una rutina para hacer que se le pasase el tiempo más rápidamente. El hecho de estar lejos uno del otro durante varios meses hizo que readaptáramos nuestra forma de grabar. Él estuvo creando todas las partes instrumentales y luego mandándomelas para que grabase las voces. Tengo que decir que tuve algunos problemas con mis vecinos a causa de estar gritando y chillando continuamente. El proceso fue muy interesante y elegíamos independientemente las preferencias de casa uno.

Mathieu: No fue tan difícil trabajar independientemente, pero fue genial el poder trabajar en el mismo lugar de nuevo. Al menos durante estos extraños tiempos, hemos tenido la oportunidad de descubrir otro flujo de trabajo.

—El nombre de este disco, Makine Kültürü, es turco para “La Cultura de las máquinas” una cita de la obra de Nietzsche “Reacción contra la cultura de las máquinas.” ¿Piensas que la música electrónica es el primer paso hacía ese estado?

Volkan: ¡Gua! ¡Ciertamente has hecho tu trabajo de búsqueda! ☺

Lo que entendí del texto de Nietzsche es que los humanos crearon a las máquinas con grandes poderes, pero estas creaciones no le empujaban a ser mejores, y aún peor, estaban aniquilando su habilidad para crear arte. Aunque yo no creo esto. Las máquinas son solo otra herramienta en nuestra vida que nos asisten en diferentes campos. En nuestro caso, expresión musical.

Me pica la curiosa por la respuesta de Mathieu ¡ya que es un fan de Terminator!

Mathieu: Sí, en cierta forma estoy de acuerdo con Volkan. Los ordenadores y las máquinas son instrumentos, de la misma manera que las baterías, pianos o cualquier instrumento musical anterior es un instrumento.

Por otra parte, aparte del punto de vista utilitario, el confort de las máquinas no hace que mejores para nada. Nietzsche escribió esto 150 años atrás, antes de la industria, los coches, antes de los ordenadores y mucho antes de las redes sociales y ahora es más cierto que nunca.

Sobre esta cita y su relación con la música, creo que la música electrónica es solo una de la bandas sonoras que reflejan nuestro actual mundo tecnológico. Como Throbbing Gristle dijeron “Música industrial para gente industrial”, puedes decir “Música tecnológica para gente tecnológica”

Habéis dicho que durante la grabación de este disco, habéis usado samples por primera vez. ¿Os gustó la experiencia o preferís trabajar con instrumentos reales?

Mathieu: Oh, sí, los samples molan. Es un material diferente con el que jugar, pero en nuestro caso, tocar un sintetizador o un sampler es más bien la misma experiencia: alimentas la máquina con osciladores o material previamente grabado, y pulsas y retuerces botones hasta que suena bien.

Como fuente para vuestras letras habéis citado a Breton, Öktem y Khayyam… ¿Qué intentáis expresar en ellas? ¿Es posible pensar y bailar al mismo tiempo?

Volkan: Esos son poetas que leemos y admiramos mucho. Nuestras letras son realmente pedazos de textos que buscamos en sus trabajos. Más que por el sentido, estamos buscando el impacto que las palabras tienen en la canción. Para mí, bailar es una forma de liberar nuestros cuerpos, nuestras mentes. Es universal y puede reunir a gente con pensamientos diferentes.

Mathieu: Sí, Leroy Se Meurt es más sobre el sonido que sobre las letras. Recortar poesía es una buena forma de conseguir palabras con buen sonido sin significado.

—En este último trabajo, Mathieu, dijiste que querías añadir algunos elemento acid, aunque yo diría que incluso antes había algo de él en vuestro estilo. ¿Cómo ves la escena acid de esta década?

Mathieu: Esta es una pregunta difícil para mí. Descubrí el acid hace unos años y solo escucho una parte de ese enorme movimiento musical. Realmente me gusta el hecho de que casi todo lo que se considera acid adora la TB303, pero no tengo la suficiente cultura como para juzgar lo que llamamos acid ahora.

—Habéis colaborado en el disco tributo a Absolute Body Control de Oráculo Record con un tema. ¿Por qué habéis elegido ese? Supongo que querréis verlos en el Ombra.

Mathieu: Sí, ¡Fue una gran experiencia! Nico (de Oráculo Record) nos preguntó qué tema queríamos versionar, pero nuestros favoritos ya tenían versión hecha por otros artistas, así que él propuso “Into The Light”, de su disco del 2010. Fue una buena elección, realmente nos gusta la idea y el resultado.

Volkan: ¡Sí! Estamos deseando verlos y conocerlos. En la última edición de Ombra tuvimos la oportunidad de ver a Dirk Ivens con su proyecto Dive. ¡Fue alucinante!

—¿Habéis escuchado el último disco de HIV+?  Es un tributo a Artaud, un artista que soléis citar como influencia.

Mathieu: ¡Sí! ¡Definitivamente! Tan pronto como oí hablar sobre ese disco, contacté a Pedro (el hombre detrás de HIV+) para preguntarle si podía poner uno de los temas en el programa de radio mensual que llevo con un amigo en Paris. Así que puse “Amour”, en la que aparece Marc Hurtado, y que fue el primer tema que escuché y el que todavía, ahora que conozco bien el disco, prefiero. Es realmente un gran trabajo, y estoy seguro de que Artaud hubiera estado orgulloso.

—Habéis citado a Le Syndicat Electronique como influencia. ¿Qué os gusta de esta legendaria formación francesa?

Volkan: Le Syndicat Electronique y su sello Label Invasion Planet son grandes inspiraciones en nuestro trabajo, sí. Supongo que hizo que nos diéramos cuenta de que la simple música electrónica puede ser tan poderosa.

Mathieu: Sí, es definitivamente uno de los artistas que me impulsó a producir música. Su estilo es bastante simple, repetitivo y minimalista, pero el resultado es algo muy poderoso e hipnótico. Leroy Se Meurt no sería lo que es sin el trabajo previo de pioneros como él.

—¿Qué artistas de EBM os gustan?

Volkan: No sé si se le podría calificar de EBM, pero nos gusta un montón Cardinal and Nun, especialmente su nuevo disco ¡es una locura!

Mathieu: Sí, no es el típico EBM en el que uno pensaría, pero recientemente vi el disco en la sección de “Industrial/EBM” de mi tienda de discos.

Por otra parte, algunos artistas EBM que escucho: Kluentah, Volition Immanent, Kris Baha, Arabian Panther, Identified Patient, En Direct, Boris Barksdale, Maenad Veyl, Youth Code.

—Mathieu, en una entrevista confesaste que te gustaba el Black Metal. A tu parecer, ¿qué tienen en común un género como este y la música que hacéis?

Mathieu: En cuanto a sonido, no tanto, pero las dos vienen de la música punk y comparten algunos valores comunes, como la necesidad de crear música incluso si no sabes mucho sobre cómo hacerlo, el lado DIY de las cosas y un gusto por la música repetitiva, oscura y simple.

—Mathieu, también has comentado que te gusta que la música sea pesada y repetitiva y que tenga un elemento de castigo. ¿Es la música para ti la forma definitiva de dominación?

Mathieu: Sí, el castigo a través de la música es a veces una poderosa experiencia. ¿La forma definitiva de dominación? Definitivamente no. El bondage, la presión social o el trabajar ocho horas en una fábrica al día parecen más definitiva que una fiesta rave. Digamos que puede ser el cruce entre arte, fiesta y castigo y puede ser una forma de disfrutar del malestar.

—Volkan, ¿Qué piensas de la escena turca actual? Ahora hay varias bandas interesantes como Ductape, Affet Robot, Rain to Rust o She Past Away.

Volkan: En los 80s y en comparación con Grecia, Turquía simplemente ignoró toda la era gótica/Darkwave. Hoy en día, es muy agradable ver que bandas como She Past Away han traído este género aquí. Creo que su música y letras dan una manera alternativa de pensar que llama la atención de parte de la juventud turca. Finalmente se está creando una escena.

—Volkan, también tocas en Hobby, una banda de indie pop. ¿Qué nos puedes contar de este proyecto?

Volkan: Hobby es un proyecto muy diferente a Leroy Se Meurt. Escribo las canciones, canto y toco la guitarra. Publicamos un EP el año pasado en dos sellos Hidden Bay Records y rds rec. Hamburg.

Me gusta tener diferentes proyectos. Últimamente, he comenzado un proyecto de bossa nova low-fi con un amigo. Son siempre diferentes dinámicas y diferentes formas de tocar música. ¡Estoy aprendiendo un montón!

—Volkan, ¿grabaste también un disco llamado Rulo? ¿Y eras partes d la banda de jazz Islak Köpek? En discogs estas referencias están vinculadas también a tu nombre.

Volkan: ¡Realmente no soy yo! Jaja

Es un músico que tiene el mismo nombre y apellido que yo. Me di cuenta de que estaba tocando en el grupo de jazz Islak Köpek cuando vi un vídeo en el que una famosa actriz turca Serra Yilmaz (que me encanta) aparecía en unas de sus actuaciones.

—¿Que nos podéis adelanta de vuestro concierto en el Ombra?

Estamos muy felices de volver al escenario, especialmente a uno tan fantástico. Tocaremos un set bastante duro ¡incluyendo algunos temas de nuestro, todavía en progreso, primer disco!

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More