Portada » Entrevista a Adrian Marth

Entrevista a Adrian Marth

por Alba Aranda

Muchas ganas le tenía a Adrian Marth desde hace tiempo. Desde 2018 su nombre viene sonando y se iba viendo en programaciones de salas icónicas de la ciudad de Barcelona, pero no fue hasta que los tiempos de confinamiento me llevaron a la serie de Podcasts de Italo Moderni y fui tirando del hilo. Detrás de ello descubrí a un artista joven, apasionado, perfeccionista y con un gusto musical exquisito, con un espíritu emprendedor admirable y una energía arrolladora.

Mientras escribo estas líneas suena de fondo el último release de Italo Moderni, el sello que él mismo ha creado, La Ruta en Ruinas, EP con el que debuta Antoni Maiovvi en el sello, con remixes de Cardopusher, Jensen Interceptor y WLDV. Bailongo y sólido, fresco pero potente.

Como todo lo que sale en el sello del de Badalona, mezcla en proporciones exactas diferentes estilos que cuajan de maravilla, sobre todo Italo Disco, EBM o electro. 

—Me gustaría saber en primer lugar cómo empezaste con el mundo de la música. Sé que muchas influencias te vienen de familia.

 

Hola chicos! Encantado de poder compartir un rato con vosotros y gracias por invitarme a esta entrevista. 

Mis primeros inicios consistieron en escuchar de fondo música con sintetizadores. Recuerdo que siempre que alguna canción tenía sintetizadores, me llamaba mucho la atención. Después fui descubriendo grupos indie y más adelante grupos de los 80’s en los que predominaban los sintes. A partir de ahí, empecé a hacer covers yo solo en mi habitación y a volver loco a los vecinos. Hice mi primer álbum Miracolo, basado solo en sintetizadores instrumentales y es una de las obras de las que más orgulloso estoy. Me acuerdo de que cuando se lo pasé a algunos sellos no lo entendían. Por ejemplo, Aspecto Humano me dijo que ninguna canción valía, solo “El Jardín del Edén”… aunque esos comentarios a uno le pueden desanimar… me llevó a ser más fuerte y defender mi estilo y ser quien soy hoy en día… ay… ¡cómo da vueltas la vida!

 

—¿Cómo descubres de más joven la música que te gusta, aquello que te mueve? ¿Recuerdas algún momento que escucharas sonar algo en un club o en un festival y dijeras “aquí es por donde quiero ir”?

 

Si tuviera que elegir algún momento, sin duda elegiría cuando descubrí el Italo disco. También hubo una noche que me cambio mi visión de ser alguien en la electrónica. Fui a un Primavera Sound y vi un Dj set de JASSS. Pregunté quién era y me dijeron que era española y vivía en Berlín.

Eso me hizo despertar y creer más en el país donde estoy para poder realizarme como artista. 

 

—Sé que te lo han preguntado otras veces, pero no me puedo resistir a preguntarte de nuevo, pero para quien no lo sepa, ¿qué influencias musicales han desencadenado el artista que eres hoy en día?

 

Mis influencias van de The Smiths, a Tino Casal, pasando por The Cure o Rex The Dog, Legowelt, La Unión (el primer disco), Mecano, Patrick Cowley… podría estar todo el día porque esto de la música es un no parar de descubrir y descubrir cada día. Bueno… si eres un freak como yo, claro. 

 

—Para ser un artista tan joven, sorprende la fuerte influencia que hay de los 80s en todas tus producciones, lanzamientos del sello, visuales de los videoclips… ¿De dónde te viene toda esa influencia?

 

Creo que en los 80’s se tuvo tanta creatividad que ninguna era por venir ni anterior puede ser comparable a lo que pasó en esos años. Uno de los indicios de que salieran tantos grupos en los 80’s buenos y con tanto estilo diferente, es que las grandes majors (o sea sellos grandes como Sony, Warner, Universal) recibieran dinero del Gobierno de España para tapar lo que venía siendo la dictadura de Franco. Una transición a base de grupos de sellos indies que eran pequeños como Alaska y los Pegamoides, La Unión, Radio Futura etc… Grupos que después pasaron a ser multimillonarios y famosos globalmente. La creatividad también está muy enlazada al dinero y si se tiene y se apuesta por la cultura siempre salen cositas muy interesantes. Creo que al investigar tanto grupo se me ha pegado algo de esa época y me encanta mezclarlo con un toque moderno de ahora. Es una mezcla ganadora. 

 

—Siempre me he preguntado al verte rodeado de teclados y sintes si tienes algún conocimiento de música previo o todo lo que has aprendido ha sido de modo autodidacta.

 

Todo lo aprendido es de oído. Al final de tanta cover que hacía y de componer en casa, pues a uno le da por comprarse sintetizadores. Realmente lo que no me sirve o veo que ya no está en mi sonido, lo vendo. No quiero trastos en casa ni tampoco me interesa hacer el postureo de tener sintetizadores por tener, si no los utilizo ¡para el wallapop!

 

—Eres originario de Barcelona. En una entrevista de principios de 2020 decías que te daba lástima cómo funciona la escena local de Barcelona comparada con otras ciudades europeas, donde no se les daban oportunidades a artistas jóvenes locales, y que estos tenían que ir a los sitios a “lamer el culo” si querían tocar. ¿Crees que esto ha cambiado después de la pandemia?

 

Yo creo que a uno se le debe valorar por su talento y no por ser amigo de tal o de cual. Está claro que los clubs ahora están medio obligados a pillar a artistas locales, pero si fuera por ellos siempre tirarían del internacional que es el que realmente vende tickets. Hace falta apoyar más a lo local y que salgan más artistas de Barcelona. Ahora mismo se pueden contar con los dedos de una mano los artistas internacionales en Barcelona. Eso es muy triste si lo comparas con Holanda, por ejemplo. 

 

—Eres más casero que de salir de fiesta. ¿Cómo te ha afectado a ti la pandemia y el confinamiento? A nivel personal y a nivel creativo.

 

Sí, la verdad es que salir ya de fiesta y a tope me raya. Solo salgo alguna vez contada de fiesta, si no es para pinchar. En cuanto a la pandemia, ya tengo otro EP en espera de salida con un sello bastante guapo de Glasgow. Solo puedo decir que está enlazado a Intergalactic Fm.

 

—Tu club preferido de la ciudad es Freedonia, ¿Nos podrías decir que hace este espacio tan especial para ti? Aparte de Freedonia, ¿cómo te gustan los clubs? ¿Cómo sería para ti el club perfecto? ¿Eres más de club o de Festival?

 

Freedonia es mi casa y lo será siempre, nunca me subiré el cache por estar donde estoy. Ellos y Switch Pocked Club me dieron la oportunidad de despegar en Barcelona y siempre los tendré en estima por eso. Mi club favorito en cuanto a sonido es Laut. Me gustan los clubs donde se puede sentir la crowd bien cerca y que baile. También me molan los clubs grandes, pero creo que todavía me queda para llegar a ellos. A mí los festivales me flipan y nunca me iba a imaginar que iba a tocar en ellos. 

 

—Tus primeras producciones son del 2018, y en 2020 te lanzaste con tu propio sello, Italo Moderni, cuyo disco debut fue el 25 de marzo, justo 10 días después de empezar con los confinamientos. ¿Qué es lo que te motivó a crear tu propio sello?

 

Italo Moderni empezó como una plataforma para la creatividad de los Dj’s para hacer un formato más interesante de mix y que la gente escuchara tracks de Italo disco/EBM underground que nunca había escuchado antes. Después decidí crear el sello discográfico y publicarme yo mismo porque los sellos a los que enviaba me decían: -“tío esto es demasiado raro o esto no va a funcionar…” Cosa que a uno le desanimaba… pero no me rendí y he luchado por tener mi sonido y mi propio sello discográfico ya internacionalmente valorado en la escena.

 

—Durante 2020 se sacó muchísima música en el sello, que es totalmente contrario a lo que hacía la industria de la música en general, y no te ha ido nada mal…

 

En el 2020 apostamos también por el cassette y por las compilations. Estuve mucho tiempo detrás de algunos artistas, los cuales confiaron en mi sello para sacar su música, cosa que agradezco eternamente. El sello ha crecido muchísimo: en dos años tenemos 4 200 seguidores en Soundcloud. Yo conozco sellos que llevan más de 10 años y que solo tienen 2 000 o así. También creo que ponerle ganas a tu proyecto y saber venderlo con calidad musical es en parte mérito mío por saber por dónde tirar y por dónde no. Lo siento mucho, pero la medalla es para mí, me la he ganado.

 

—¿Qué es lo que te llevó a seguir este camino?

 

Hace unos años, mi padre superó dos canceres durante los cuales yo estuve con él animándolo cada día en el hospital y me acuerdo de una gran frase que me dijo: -“Adrian, tienes que vivir la vida al máximo, siempre sigue tu estilo y no dejes que nadie te diga lo que debes ser en la vida.”

 

Esas palabras de mi padre, me las tomé muy en serio. Mi mente y madurez cambiaron en ese día. Me tomo muy en serio mi profesión y ¡tengo una ambición que me ha hecho conseguir muchas cosas buenas! Todavía me queda mucho porque tengo 29 años recién cumplidos. ¿Quién sabe lo que me deparará el futuro?

 

—¿Qué requisitos debe cumplir un artista, o en este caso, la música que te llega, para salir en Italo Moderni?

 

Debe tener un componente undeground y, sobre todo, sintetizadores que transmitan personalidad. Que el sonido sea único del artista. Hay mucho copión por ahí suelto y cada vez los cazo más rápidamente. No me gusta darle bombo a gente que no tiene personalidad en la música. Italo Moderni no es un sello que publique cada mes como el que saca un mix. La intención es que cada release se valore por lo que es y por lo que intentamos transmitir con él.

 

—Te vimos en septiembre en el Festival Celobert, donde pudimos escuchar tu EP Red Nights (publicado en Wrong Era) en el Auditorio de un centro cívico, con toda la audiencia sentada, ¿cómo vives tú esa experiencia desde el escenario? Sobre todo de un disco tan bailongo como Red Nights…

 

Pues mira, tú eras la única que al menos bailaba en la silla. Nunca más tocaré para gente sentada, es una experiencia que no la disfrutas igual arriba del escenario. Se pasa mal al cambiar de estilo o ritmo y no ver esa reacción en la gente. La música está hecha para bailarla. También tengo que decir que ¡fue una pasada tocar en Celobert! Es un festivalazo y mi amigo Kevin con su equipo ¡se lo curran muchísimo! ¡Son auténticos! ¡Hace falta más gente así en la escena! 

 

—Siguiendo con Celobert, me quedé alucinada con el videoclip de “Hypnotic Eyes”, en el cual tú mismo participas, dirigido por Myrtille Moniot. Háblanos un poco de este videoclip, como surgió esta colaboración, etc. Es la primera vez que participas como figurante en uno de tus videoclips creo. ¿Qué tal la experiencia? ¿Repetirás?

 

“Hypnotic Eyes” es sin duda mi hit. En cuanto a mi carrera musical, tengo mucho cariño por este tema y cuando lo estaba componiendo sabía que iba a gustar. Tiene toda la esencia de los 80’s mezclada con la electrónica de ahora. 

El videoclip lo hice con Myrtille porque me gustaban los colores que expresaba en sus videos-anuncios anteriores para Gucci, Dior e Yves Saint Laurent. Me recordaba mucho al famoso videoclip de Tino Casal. Todas las ideas de los cuadros del barroco, de villanos de Disney y la estética son mías. Quería algo puro de arte y con todo mi mundo interior y creo que lo conseguí 🙂

 

—Hablando de pistas de baile, hay otra faceta tuya que también merece mención, la de mixer, en la cual estás en la cresta de la ola últimamente, ya que has estado en ADE recientemente y la semana que viene vas a Berlín. ¿Qué debe tener para ti una buena sesión? ¿Qué no puede faltar? ¿Eres de los que llevan la sesión preparada o te gusta improvisar?

 

Yo siempre digo que hay dos tipos de Dj’s: el showman que va a dar el espectáculo y el que va a poner música. Yo ya decidí hace tiempo ser lo segundo, un dj que se le valore por su selección y no solo por el nombre, porque no me interesa nada ese mundo de tirar a la gente hacia arriba y poner temas obvios… Lo mío es más selección pura underground de Italo 80’s o EBM… Ahora estoy pinchando más electrónica, más selecta y con ritmos que me atraen a mi estilo. Hoy en día, la gente va a ver a un Dj por el nombre, cosa que debería cambiar, porque si le preguntaras que pincha a la mayoría de gente que va a verlo, no te lo sabrían definir. 

 

—Si tuvieras que elegir, ¿Con cuál de estos 3 roles te quedarías: ¿label manager, productor o mixer?

 

Productor. Soy y seré un productor toda mi vida…. hacer música es indescriptible… puedes crear tu propio universo a base de tracks. Yo expreso mi personalidad con notas de música, igual que Dalí o Basquiat lo hacían con su pincel.

 

—Eres muy fan del cine alternativo. ¿Qué referentes tienes en el séptimo arte? ¿Podrías decirnos algunas de tus películas preferidas y por qué?

 

—¡Esta te la has investigado bien! Jajaja. ¡Sin duda! ¡Me encanta el cine alternativo! 

De cine alternativo siempre me ha gustado Gaspar Noé y Denis Villienuve cuando empezaba. Ahora Denis ya lo han comprado grandes majors y no hace pelis alternativas.

Soy un gran fan de la historia y de los museos, sobre todo de los barcos Navíos de Guerra del siglo XVII y de las batallas. Cuando fui a pinchar al ADE en Ámsterdam, fui directo al museo de historia de Holanda el Rijksmuseum. Me gusta leer muchas historias y una de mis películas favoritas es Master & Commander. En cuanto a la película, está muy bien hecha y tiene detalles que marcan la diferencia. El director Peter Weir también dirigió El Show de Truman

 

—¿Qué expectativas de futuro tienes para tu marca como artista y para Italo Moderni?

 

Como artista ¡estoy cerrando un nuevo EP en vinilo con un sello de Glasgow ya conocido en la escena y amigos de Intergalactic Fm. Sacaré algunos temas que he ido tocando en directo, y estoy cerrando algún remix. Me gustaría que fueran de Gesloten Cirkel o Chino… estoy a ver qué pesco. Los dos son amigos de la escena. 

 

Italo Moderni viene con muchísima fuerza este 2022. La gente se cree que somos un sello de Italo disco… pero no somos solo eso, mezclamos diferentes géneros como el EBM, Electro, la electrónica con el género Italo… Eso hace que tengamos una visión muy particular y diferente a otros sellos. Ese toque moderno… de ahí el “Moderni”.

Puedo adelantar que sacaremos la última entrega de Modernation Vol.4 en vinilo y cassette con artistas como Alessandro Adriani, Chino, Timothy J. Fairplay, Univac, etc. 

 

—Se nota que trabajas duro, con constancia y con las ideas muy claras. A parte de eso, ¿cuál es la fórmula que aplicas en tu trabajo diario y que te da tan buen resultado? ¿Tienes algún mantra o algo que te repitas o alguna cosa de este estilo que nos puedas compartir?

 

Los resultados llegan cuando realmente estudias bien qué tienes alrededor. Yo aplico el darwinismo en la música, sé muy bien como adaptarme al ecosistema sin perder nuestro estilo. Creo que tenemos ese toque moderno que todo sello necesita para despegar. Cada release que sacamos en Italo Moderni está pensado desde meses y en cuanto a mi música como Adrian Marth, me gusta sacar cosas con cara y ojos… con sentido y cada cierto tiempo. No soy un productor de fast food. Si se saca música, hay que sacarla con cariño y con un sentido. 

 

—Nos podrías explicar cómo es un día “random” en la vida de Adrian Marth.

 

Me gusta hacer de todo, la verdad. Cada día intento que sea diferente y no se parezca a otro. Ojalá siga todo como está yendo… me está gustando el salir fuera a pinchar, pero no sé si estoy preparado para llevarlo todo yo… Pronto necesitare algún manager para llevarme las cosas. Los últimos viajes han sido bastante estresantes y sin parar. Si viajo a pinchar prefiero tenerlo todo cerrado y sin sorpresas.

 

—Para ir terminando, ¿qué podemos esperar de tu aparición en el Ombra Festival?

 

Ombra festival es una gran oportunidad para demostrar quién soy y de dónde vengo. Juego en casa… ¡Voy a arriesgarme con voces y muchos sonidos que no había aplicado antes en mi live set! ¡También llevo mi hardware y mis nuevos visuales! Tengo que agradecer a Nacho que me apoyó desde el principio y supo conocerme y ver lo que transmito con la música. Estaré en el Operator stage a las 18:30h el sábado entre Ángel Molina y después de mi Clock DVA. Los nervios están… pero tengo todo listo… y estoy preparado para esto y mucho más.

 

Dejar un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More