Posted by: François Zappa Mad Cool 0 comments

Mad Cool 2019 – Jueves

Segundo día del festival. Me di una vuelta por el merch para pillar la camiseta que venía incluida en la caja de la Fnac y ver si encontraba cualquier cosa de interesante. Vi una zona con coches choque, el famoso stand del Rey León… pero nada de CDs. ¿En un festival no venden CDs ni vinilos? Bueno, me puse a esperar que comenzase La Dispute en el escenario Comunidad de Madrid.

La Dispute

Yo no soy demasiado aficionada al hardcore, pero el concierto de estos chicos de Michigan comenzó bastante bien. Observé que el cantante llevaba una camiseta de Pig Destroyer y el bajista una de Pertubator, a los que he tenido la oportunidad de ver en Milán. El grupo es muy enérgico y existe una buena conexión entre ellos. Jordan Dreyer, el cantante, corrió varios kilómetros sobre el escenario y me pregunto como logró sobrevivir con ese calor. Tocaron temas de su último disco, Panoroma, pero también algunos de sus clásicos. Pudimos disfrutar de «A Departure», «Stay Happy There» y «First reactions After Falling Through the Ice», que fueron bastante bien recibidas. Me di cuenta de que el escenario tenía una pasarela que se avanzaba, permitiendo al cantante el acercarse a nosotros. Tomé nota para el concierto de Iggy Pop que tendría lugar en el mismo escenario. Entre dos canciones, Dreyer nos dijo que era la primera vez que el grupo tocaban en Madrid y que con ese calor debíamos beber mucha… agua. Un poco más tarde, nos agradeció el haber hecho que se sintiera como en casa (no sé si me gustaría ser estadounidense con Trump gobernando el país, pero bueno). En un momento del concierto, bajó, se acercó a la barrera que le separaba del público y cantó con él. Seguidamente tocaron «Footsteps at the Pond» para finalizar con «You and I in Unison». Al final del tema, el batería bajó del escenario y le regaló sus baquetas a un fan presente entre el público. El guitarrista cerró el concierto tocando efectos con su guitarra y se largó. Me hubiera gustado verlos en sala para disfrutarlos más. Mad.

Iggy Pop

Fui al bar para pedir una bebida lo más rápidamente posible antes del concierto de Iggy Pop y desgraciadamente no pude pagar con tarjeta. Pero por fortuna, el problema se arreglaría en poco tiempo. Quería ir a ver a Ms Lauryn Hill, pero al final preferí pillar un buen sitio para el concierto de Iggy Pop. He hecho bien porque Ms Lauryn Hill ha empezado con veinte minutos de retraso. Aparentemente, el festival ha hecho venir a un DJ que ha pinchado temas de Rosalía durante ese tiempo. Quizás no eran los temas que quería escuchar en esos momentos un fan o cualquier asistente curioso al concierto de Ms Lauryn Hill, pero bueno… Cuando me di la vuelta, vi que todo está lleno. No distinguía la última línea de público.

James Newell Osterberg Jr. apareció puntual sobre el escenario. No ha dado más de dos pasos y el público ya está desalado. Iggy Pop también lo está, claro. Podéis pensar que con más de setenta años no será capaz de dar uno de esos grandes conciertos de los que tiene el secreto. Estáis equivocados. Acompañado de un grupo completo, comenzó con «I Wanna Be Your Dog» que es seguida de «Gimme Danger». Mientras presenta «The Passenger» nos pregunta si queremos tomarlo como pasajero. Creo que todo el mundo estaría de acuerdo. Aproveché que dos chicos iban corriendo a través del público para meterse en primera fila para colarme, y meterme a saltar en el pogo. Cuando miraba a Iggy de cerca, tenía la impresión de que no había cambiado, de que era atemporal. Desde que tengo doce años, soy yo, sin duda, la que más ha envejecido de los dos. Llegó el turno de «Lust for Life» donde me di cuenta de que el cantante de FAVX estaba a mi lado, más enloquecido que nunca. Un poco más tarde lo vi cuando el público lo elevaba y después era parado por un vigilante. Un poco más tarde, Iggy nos contó que la había cagado durante la mitad de sus vida pero que ser normal es una mierda y atacó con «Some Weird Sin». Para «The Jean Genie», de David Bowie, sacó una pequeña esfera que utilizó para hacer percusión y la mostró fieramente. Terminó con «Sixteen». En ese momento, pensé: menos mal que tengo la camiseta del Mad Cool para cambiarme. Estaba empapada de sudor. Antes de irse, Iggy nos saludó, hizo un poco el payaso, hizo el amago de tirarse al público y se piró. Personalmente, como él dice en su tema «The Passenger», he visto las estrellas durante su concierto. Gracias Iggy. Mad.

Kaytranada

Quería ver a Tokimonsta, pero finalmente decidí descansar un poco, cambiarme y dar una vuelta en la noria, ya que tenía un viaje gratis con la caja. Bueno, no es lo que esperaba, los cristales estaban tan sucios  que te impedían ver el festival, pero es algo bonito al menos. De otra forma, no hubiera comprado el billete.

Seguidamente, me fui al escenario Loop a esperar con impaciencia el dj set de Kaytranada. Me acerqué lo más posible al escenario para aprovechar mejor el sonido y evitar escuchar la incesante charla de la gente y el ruido de los coches choques. Para su set, Kaytranada combinó con maestria sus remezclas y edits de temas de Janet Jackson o incluso de Sade con sus propias producciones, especialmente de su 99,9%, y sus temas compuestos en colaboración con otros artistas. Así, tuvimos el placer de escuchar «If» y «Kiss of Life» de esas grandes artistas, revisados por Kaytranada, pero también «Get to Know Ya», “DYSFUNCTIONAL”, “Nothin Like U”, “One Too Many” y también “Together”. En las pantallas, se leían mensajes como «Neo soul» o «From the basement to the dancefloor» (del sótano a la pista de baile). Continuó con «Kaytranada_waitin_115 Bpm», «Meditation», «Track Uno», que despertaron las vehemencias del público, «Vivid Dreams», «Glowed up» en la que la gente por fin se calló un rato, «Girl» (tema con The Internet), «At All», y «You’re the One». Quería gritar: «Leave me Alone» a todos esos parlanchines para escuchar «Lite Spots» con total tranquilidad. De golpe, todo ha terminado. He ido al bar a pillar una bebida. He encontrado unas camareras muy generosas que me han llenado mi vaso con tres cuartos de vino y solo un cuarto de Fanta de limón, además con muy pocos hielos. Mad.

The Hives

Después, fui al concierto de The Hives. Comenzaron con «Come On!» Durante el segundo tema, «Walk Idiot Walk», Pelle Almqvist empezó a hablarnos en español: gritó «Gritad amigos», «Madridos» (supongo que querría decir Madrileños). Todo el mundo rio. Continuó con «Go Right Ahead». Justo después, el cantante nos preguntó «¿Por qué este silencio?» y nos ordenó gritar, y hacer ruido: no podía haber silencio en un concierto de The Hives. Nos pidió que cantáramos «Ohé ohé ohé ohé» entre cada canción. A continuación presentó «Good Samaritan» como «The Hive‘s fastest song ever» (la canción más rápida de los Hives). Al final, nos felicitó y nos dijo: «Well played, Mad Cool» (bien jugado, Mad Cool). Se diría que hemos gritado suficientemente. Vino enseguida el turno de «Take Back the Toys». Después del tema, el cantante nos miró y nos preguntó «¿Cómo está mi cabello?» Evidentemente todo el mundo se rio, pero sacó un peine y comenzó a peinarse delante de todo el mundo:  «¿Cómo se ve mi cabello? ¿Más bien? ¿Fantástico?» para dejarlo con «fuck it, it’s rock’n roll» (mierdea, es rock ‘n’ roll), y el grupo continuó con «Won’t Be Long». Creo que raramente me he divertido tanto en un concierto. Después del tema, los músicos se quedaron paralizados durante unos segundos. Cuando volvieron a la vida, Almqvist nos habló de una película que le está dedicada: El Rey León. La broma hizo que toda la gente se riera, ya que todo el mundo había visto el stand de la película que se encontraba a unos metros del escenario. Para «Tick Tick Boom», el tema final, el cantante comenzó a presentar a los miembros de la banda: el guitarrista había sido pirata, después vikingo, más tarde puso fin a la Primera Guerra Mundial; la última incorporación al grupo, el newbie, como lo llama, es maestro de kung fu, de wing-chun, de chicken y tika massala. Cuando le llega el turno de presentarse, el cantante no puede evitar otra nota de humor: «soy sueco, y soy el mejor cantante» . En ese momento, nos pidió de separarnos en dos grupos y de sentarnos. Le hemos obedecido. A causa de algunos que no lo han hecho, todo el mundo se ha tenido que levantar, y es el momento en el que el cantante ha aprovechado para pasar entre nosotros. Desgraciadamente, el cable de su micrófono era muy corto, pero yo no estaba muy lejos. Vaya tío. Mad.

The Chemical Brothers

Y me dirigí al último concierto de la jornada: dirección The Chemical Brothers. Apoyados en fantásticas visuales, encadenaron sus clásicos: «Go», «Horse Power/Chemical Beats», «MAH», «Eml Ritual», «Swoon», y «Go to Keep On». El sonido era un poco menos bueno que en los demás conciertos, al menos esa es la impresión que tuve. Cuando llegó la esperada «Hey Boy Hey Girl» todo el mundo bailó como si no hubiese un mañana, a pesar de la fatiga causada por el calor. Durante «Eve Of Destruction», un amigo me comentó que la chica que aparecía en los visuales parecía una Power Rangers. Y lo fuerte, es que tenía razón. Han continuado, seguidamente con «Saturate», «No Geography», «Escape Velocity», «Under the Influence», «Leave Home/Galvanize», «Song to The Siren». Terminaron con «Block Rockin’ Beats». Fue el final de la jornada y estaba un poco triste de tener que volver a casa. Mad.

Violeta

Tags: , ,

0 comments

Deja un comentario

12 + quince =