Posted by: François Zappa Recomendaciones 0 comments

VUDUVOX

VUDUVOX es el proyecto de J-C Van Thienen (anteriormente en BUZZ) y Olivier Thibaut, percusionista de SA42, cuyo primer disco Vaudou Électrique fue publicado en el 2014 y ahora están a punto de sacar uno nuevo. Estarán tocando con She Past Away el próximo siete de marzo en Lille, y con Larva en marzo en Lieja. Tuvimos una interesante charla con J-C, líder de la banda. 

—¿Qué nos puedes contar de los comienzos de la banda?

—Bueno, ha habido dos o tres «comienzos»… Para contarlo en pocas palabras: empecé un proyecto en solitario llamado BUZZ a mediados de los ochenta. Con un par de músicos, grabé un casete -ahora reeditado en vinilo por Dark Entries- y cuatro 12″ que consiguieron cierto status de culto independiente, especialmente «Kennedy» y «Berlin». En directo, teloneé a Anne Clark, A Split Second, The Essence, Minimal Compact, The Neon Judgement, Taxi Girl y así, hasta 1989. Nunca paré de tocar después, pero no conseguí un estudio casero hasta poco antes de 2006 cuando decidí resucitar el proyecto. Entonces, el nombre se había convertido en cualquier cosa menos original y encontrar otro me costó bastante. Para empezar, durante un periodo de cuatro años, la formación estuvo cambiando cada seis meses o así con colaboradores subiéndose al carro solamente para abandonarlo tan pronto como se daban cuenta de que tenía que ser más que un hobby. De todas formas, conseguí publicar cinco cds autoeditados, y unos cuantos temas en recopilatorios publicados en sitios como Brasil o Rusia y tuve remezclas de SA42, Bertrand Siffert (ingeniero en directo de The Young Gods), David Harrow, People Theatre, Danny Briottet (anteriormente en Renegade Soundwave) o Dirk Da Davo de The Neon Judgement por nombrar unos cuantos. Mientras tanto, BUZZ tocó en sitios como Portugal, Suiza o Alemania compartiendo cartel con Cassandra Complex, SA42, Implant y tantos otros. A finales del 2011, el guitarrista pretendió estar extenuado y abandonó diez días antes de una serie de nueve conciertos en Francia y Bélgica, así que llamé a Olivier T. -al que había visto tocar percusiones eléctricas con SA42– y diez días después estábamos abriendo para Parade Ground y luego para Implant, Psyche, Spectra*Paris y más grupos. Por entonces, probé el nombre VUDUVOX con varios amigos y fans, de sitios tan distintos como Inglaterra y Brasil, que aportaron muchas ideas, y esto marcó un completo renacer mientras generaba buenas vibraciones y entusiasmo por todas partes. VUDUVOX era aparentemente una buena elección: puede ser pronunciado fácilmente en cualquier país y resulta ser muy evocador, sumando lo que puedes esperar de nosotros, una mezcla de energía oscura, punk y casi tribal (la parte vudú) unida con electro oldschool, industrial e incluso EBM y synthpop -de aquí la parte Vox- De vez en cuando, algún gilipollas se queja diciendo que somos demasiado modernos o no suficientemente post punk y no me podría importar menos: “je ne regrette rien” y siempre me he mantenido firme. No somos la típica banda déjà-vu o meros clones. Así que generalmente nos encontramos fuera del radar gracias a lo que ha sido calificado como un sonido único, homogéneo e inmediatamente identificable. 

 —El primer disco de VUDUVOX Vaudou Électrique fue publicado en el 2014, ¿cómo fue la grabación? Fue publicado por un sello italiano, EK Product ¿seguís trabajando con ellos?

 —Todavía seguimos trabajando con EK Product, y felices de hacerlo. Ellos son, obviamente, un prometedor joven sello, como su reciente recopilatorio doble Complicity Content muestra. Cuando arreglamos nuestro problema con el nombre, estuvimos de acuerdo en que Olivier cambiara de percusión eléctrica a guitarra y yo completamente cambié los arreglos del disco que estaba a punto de salir, Vaudou Électrique. Había sido pre-producido por Dirk Da Davo, finalizado por vuestro servidor y masterizado por Len Lemeire de Implant, al que conocí por Anne Clark y que había hecho la masterización de todos los discos de BUZZ. Por entonces, Amadeo, que dirige EK Product y que había distribuido a BUZZ en Italia, nos había ofrecido fichar con su sello tan pronto como fuese posible, incluso sin escuchar una sola demo de VUDUVOX. Fue un asunto de fe y confianza y Vaudou Électrique fue publicado por EKP en noviembre del 2014. Los siguientes años hemos estado cada vez más ocupados, el año pasado tocamos en Northampton, Lieja y Lille con Attrition, también en Milton Keynes y Roma, antes de culminar con el NCN y el festival E-Only en Leipzig con Suicide Commando, Ash Code y Apoptygma Bezerk. Y hemos trabajado duro en Fétiche, nuestro siguiente disco que se ha retrasado más de un año porque después de un par de masterizaciones iniciales en el estudio Implant Plant, decidí volver a trabajar en varios detalles que nadie más que yo oirá al final. Siento el retraso, pero es para lo mejor y nunca hemos estado tan cerca…

 —Vuestros conciertos parecen muy intensos, por los vídeos que he visto. ¿Cómo describirías vuestras actuaciones?

 —Son, de hecho, acontecimientos muy intensos como has visto en Youtube por ejemplo. Nos encanta tocar en directo y convencer a nuevas audiencias, especialmente en el extranjero… Siempre he insistido en combinar sonido e imagen y en nuestro dvd de directo, cada vídeo acompañante está sincronizado a la música y guarda una relación directa con las letras. Es generalmente proyectado directamente sobre nosotros y da a cada concierto un sentimiento radicalmente inquietante. Para ser perfectamente honesto contigo, no nos gustan demasiado los focos… ¡no somos los jodidos Pink Floyd! Nuestros conciertos están tocado a toda velocidad con guitarra, voz y máquinas, el anteriormente mentado dvd y mi micro con la calavera de un toro. Además, usamos el mismo kit de sonido de un tema al siguiente, casi como los Ramones; una vez punk, siempre punk. Somos conscientes de que puedes amarlo u odiarlo, pero no somos prostitutas y no hacemos catering para la audiencia: ¡sin compromisos, sin rendirse!

  —Has hecho una remezcla para Zwaremachine, a los que entrevistamos hace poco ¿cómo surgió la colaboración?

 —Después de esa remezcla para Zwaremachine del mes pasado, el mes pasado, he incluido un tema inédito en el recopilatorio Orphans del sello North Shadows Records, en apoyo de los bomberos de Monchique, al sur de Portugal, una región que ha estado asolada por los incendios forestales, incluso el año anterior: le hemos dado la totalidad del dinero de las descargas del disco.

Durante los tres últimos años hemos grabado un buen número para Implant, Llumen, Rhesus Factor (feat. Leaether Strip), Tragic Error etc. y también versiones –de Front 242, Indochine etc.- para varios discos y recopilatorios, sin mentar las colaboraciones vocales para Synthetik Form y Code Six. Y, créelo o no, ya hemos empezado a trabajar en el tercer álbum y tengo alrededor de 200 temas sin publicar, con nuevos añadidos regularmente. Para los más nuevos, de los que hice unas demos ayer, llamé al teclista de I Am The Shadow, Vitor J. Moreira para perfeccionar la melodía de piano. Afortunadamente, Internet facilita todo esto y nos ayuda a sentirnos más parte de una escena donde localmente tenemos poco apoyo y pocos contactos juntos, excepto en el programa de radio Sampler et Sans Reproches que ha promovido esta clase de música durante 20 años y todavía es puntero.

En cuanto a Zwaremachine, nuestro mutuo amigo Severin 24 me presentó a Mach Fox –de Minneapolis- hace doce años. Él hizo un logo y una remezcla bajo ese nombre para BUZZ y recientemente me ofreció remezclar este nuevo proyecto suyo que recuerda a los Front 242 del inicio, aunque incluso más oscuros. Déjame que te diga algo, me lo pasé bien, pero remezclar a otro grupo es más complicado que trabajar en tus propios temas: más presión. Creo que Mach ha estado contento con el resultado y  para empezar, vamos a tocar juntos en el New Wave Festival, al lado de Lieja con Whispering Sons y después en otros lugares. 

 —Vais a publicar un nuevo disco y ya teneís varios conciertos programados. Va a ser un año muy agitado para vosotros. ¿Tenéis planes de girar por España?

 —Sí, como te he dicho antes, Fétiche debe salir dentro de poco y será otro año con mucho trabajo para VUDUVOX, pero no nos quejaremos, justo lo contrario. Mi único concierto en España fue cuando toqué en el Ya’sta, entonces una sala indie como BUZZ, en plena Movida.. Fue una noche para recordar… VUDUVOX no tiene planes para España, pero – joder! – eso sería de puta madre, hombre/guapa y cualquier propuesta sería felizmente considerada: ¡así que disparad!

 François Zappa

0 comments

Deja un comentario

dos × 1 =