Posted by: François Zappa Entrevistas 0 comments

Entrevista a Rational Youth

Foto: Kalle Christiansson

Muchas cosas han cambiado desde la publicación de Cold War Night Life de Rational Youth en 1982, pero el mundo sigue estando en manos de la gente equivocada y es normal sentir la misma presión y paranoia que inspiró a Tracy Howe a escribir el disco hace ya 37 años. En esta entrevista Tracy, otro de nuestros héroes canadienses nos cuenta la historia detrás de la banda. Los podremos ver en directo un sábado, pero no en Silesia, sino que en el W-Festival en el mismo escenario de a Psyche.

—Empezaste tocando en The Normals y Heaven Seventeen, ¿qué nos puedes contar de esos días? Heaven Seventeen fue una de las primeras bandas punks que usó sintetizadores, ¿conocías a Metal Urbain, la banda francesa que también fue pionera en hacer eso?

Bueno, The Normals fue una banda punk en Montreal en 1977-1978. Yo era el batería y también contribuía en la escritura de canciones. Estábamos muy influidos por The Buzzcocks, The Clash y The Jam. Dimos varios conciertos e hicimos un disco llamado Now Music Now. Heaven Seventeen existió de 1978 a 1980. Se podría decir, en términos generales, que seguíamos el estilo de Magazine y de los primeros Ultravox. Conocía a Metal Urbain y ¡me compré su single Panik cuando fue editado!

También tocaste con Men without Hats. Hace unos años, me regalaron el disco Pop Goes the World. Lo escuché un par de veces y enseguida pasé de él. ¿Debería darle otra oportunidad? Tocaste con ellos durante varios meses, ¿cómo fue la experiencia?

No podría realmente recomendar ese disco. Honestamente, nunca lo he escuchado, excepto el single, que era imposible de evitar cuando salió. Nunca he escuchado un disco entero de Men Without Hats, excepto, creo que el primer EP porque solía tocar esas canciones. Ivan Doroschuk estuvo brevemente en la última versión de Heaven Seventeen antes de la separación y me pidió que me uniera a MWH como guitarrista, a lo que dice que sí, porque nunca había tocado la guitarra en un grupo, así que era algo interesante. Aparte de eso, fue una experiencia bastante infeliz, pero me dio la idea de empezar a hacer música con sintetizadores.

—¿Cuál es tu disco favorito de Kraftwerk y por qué? Repetidamente has dicho que es tu grupo favorito.

Oh, ¡esa es una pregunta difícil de contestar! Si elijo uno es como si abandonara al resto. Creo que, si estuviera exiliado en una isla desierta y pudiera elegir solo uno, sería The Man Machine. La cosa que siempre he amado de Kraftwerk es la pura belleza de las composiciones y de los arreglos de sintetizadores. El contenido melódico y la orquestación de los sonidos en canciones como «Neon Lights», «Metrópolis», «Spacelab», la pura diversión de «The Model», la masiva, imparable energía de «The Robots». Es un disco perfecto, de comienzo a fin.

—Le hicimos la misma pregunta a Psyche, ¿cómo fueron recibidos los primeros conciertos de Rational Youth en Canadá? Fuiste la primera banda que tocaba solo con sintetizadores.

Bastante bien de hecho. Nuestros primeros conciertos incluían también muchas proyecciones visuales y allí estábamos, nosotros dos haciendo todo ese ruido con sintetizadores. La gente en Montreal nunca había visto eso de una banda local. Nuestro segundo concierto fue de teloneros de OMD en un gran recinto e impactamos mucho al público.

—Nos gustaría comentar dos cosas de vuestro primer disco, Cold War Night Life de 1982: primero el uso de la Roland TR-808 (usada también por YMO o Afrika Bambata) y las letras sobre la guerra fría. ¿Era fácil encontrar este equipo en los ochenta? ¿Y cómo es que empezaste a escribir sobre cosa tan serias cuando casi toda la gente que hacía música con sintetizadores hablaba de cosas más banales?

Era fácil encontrar esa clase de equipamiento, pero era bastante costoso. Creo que compramos la primara TR-808 que llegó a Canadá. Antes, para nuestro primer single utilizamos una Roland CR-78. Pero la 808 fue una revelación y por supuesto la usamos en el álbum Cold War Night Life.

El tema de las letras, es que había estado escribiendo cosas «serias» en las bandas en las que estaba antes de Rational Youth. No era bueno escribiendo letras sobre las cosas que las otras bandas cantaban y también sentí la presión de los tiempos en los que estábamos viviendo por entonces. Realmente creía que el mundo estaba a punto de explotar y sentía que debía decir algo sobre eso, si no para cambiar lo que pasaba, al menos para de alguna forma, dar testimonio de ello. También me gustaba, y todavía me gusta, la yuxtaposición de pop alegre y letras sobres asuntos serios. Realmente no puedo hacerlo de otra forma.

—Leí que el disco ha sido reeditado después de una campaña de mails de los fans, ¿nos puedes explicar un poco esto?

Sí, Cold War Night Life fue originalmente publicado en Canadá en 1982 por YUL Records como un LP en vinilo. YUL vendió los masters a EMI Music en 1985 pero EMI nunca lo publicó y con la llegada del cd, el álbum no estaba disponible en ese formato. Creé una página web de Rational Youth por primera vez en 1997, simplemente por diversión, y me sorprendió la reacción que tuvo. Honestamente creía que habíamos sido olvidados. Entonces EMI publicó ese año un recopilatorio en cd llamado All Our Saturdays. Era una pena que Cold War Night Life no estuviera disponible pero como tenía esa página web para comunicarme con todos los fans que había descubierto que teníamos, tuve la idea de pedirle a la gente que contactara EMI Canadá para pedirles que editasen el álbum en CD. Tuvieron cientos de pedidos y el CD fue, de hecho, editado por EMI en 1998 y también licenciado a un sello sueco, October Records.

—Somos algo nerds y nos encantan los videojuegos, así que tenemos que preguntarte sobre la versión para Commodore 64 de «Saturdays in Silesia». ¿Nos puedes contar algo de ella?

¿No es divertido? No tuve nada que ver con eso y nunca tuve un Commodore 64, pero algunas personas me hablaron de ella y me mandaron muestras de cómo sonaba y, para ser honesto, estuve realmente emocionado por toda la historia. Ha pasado mucho tiempo, pero estaría encantado si por aquellos días alguien hubiera tenido la idea de hacer música con sintetizadores gracias a ello.

Después publicasteis el EP Rational Youth, también publicado como Electronic Composings, ¿verdad? ¿Dirías que es más new wave y un poco menos synth pop?

Sí, creo que es verdad. Hay dos razones para eso. Primero, Bill Vorn dejó la banda para volver a la universidad en otoño de 1982, y teníamos un contrato para hacer una gira realmente grande por Canadá, 26 fechas en seis semanas. Fue absolutamente devastador que Bill se fuese, pero estábamos comprometidos con la gira y parecía que la forma más simple de ocuparse de la situación era reclutar un batería y un bajista, lo que funcionó bien, pero empujó el sonido en una diferente dirección. La segunda razón es que EMI nos vio durante esa gira y nos ofreció un contrato discográfico, que decidimos firmar, así que nos tuvo amarrados en esa formación. Cuando el grupo grabó ese primer EP estaba muy influido por el hecho de que ahora era, verdaderamente desafortunadamente, una banda más ortodoxa y sujeta a la influencia de la compañía discográfica.

¿Cómo te sentiste cuando el resto de los miembros de la banda se fueron tras ese EP?

—Terriblemente, por supuesto, pero todo fue montando muy rápidamente y bajo presión y la química no era buena desde el comienzo. Fue un poco como en la película “The Commitments,” ¿sabes?

—Dijiste que no estabas feliz con el siguiente disco, Heredity, que se publicó con el nombre de la banda. ¿Cres que tiene un sonido distinto al resto de discos de Rational Youth?

Sí. Ese fue un disco de pop decente, pero, honestamente, en todas las cosas había virado muchísimo del concepto original que Bill Vorn y yo habíamos ideado juntos. Es obviamente diferente del sonido de Rational Youth en que, para empezar, hay guitarras en todas partes. Hacer ese disco fue una combinación de algunos momentos divertidos, especialmente trabajando con Dee Long, que era un productor alucinante y una persona encantadora. Tenía todos los recursos posibles, se mezcló en un estudio famoso en Londres y al mismo tiempo me sentía miserable por el sentimiento de que estaba caminando a ciegas por una enorme laberinto en el que me había dejado atrapar, con la compañía de discos viviendo gratis en mi cabeza, y realmente saliendo adelante con ello, porque , sabes, no podías escapar de ello, tenía que terminarlo.

—Pusiste la banda en descanso en 1986, ¿por qué?

—Después del estrés de hacer el disco, Heredity fue publicado con mucha publicidad por EMI en Canadá, pero el sello de lo Estados Unidos le dio una publicidad mínima allí y no lo apoyó. Parecía un poco un fracaso, y después de girar durante meses apoyando el disco y creyendo que había alienado a muchos de nuestros fans originales, pensé que había tenido suficiente. Hice un parón, por lo que a mí me concebía, había terminado con la música, punto. Incluso con las giras, no hacía bastante dinero de todas formas, todo iba a otra parte, así que tuve que parar.

Creo que Bill Vorn y yo empezamos algo que era realmente original, algo más grande que la suma de las partes y cuando abandonó el grupo, parte de la magia se fue con él. Simplemente tenía otras ambiciones y no quería estar en un grupo de pop para nada, y le ha ido muy bien desde que dejó Rational Youth con la carrera en arte y educación artística, pero para mí Rational Youth era más un desafío existencial y después de Heredity tenía que parar.

—Volvisteis con el álbum To the Goddess Electricity, sin duda una obra más personal, al menos en las letras. Primero escribías sobre el mundo, pero ahora las letras eran sobre ti, ¿cómo surgió este cambio? Además, lograste poner al día el sonido de la banda. 

Sí, el disco surgió casi por accidente. Me abordaron Dave Rout y Jean-Claude Cutz en Toronto preguntándome si quería hacer algo de música en 1999, creo. Por entonces, estaba bastante inactivo, pero me inspiraron a hacer algo nuevo. Eran realmente fans de Rational Youth, y esa fue la diferencia para mí. También eran músicos excelentes y le gustaban los sintetizadores y J-C era un gran ingeniero de grabación. Creo que hicimos un gran disco juntos y fue muy bien para mí porque sentí que era un auténtico disco de Rational Youth y todavía lo pienso. Creo que la puesta al día en el sonido tanto como en el contenido lírico refleja el punto en el tiempo en el que está hecho y la experiencia que Dave y J-C tuvieron, que estaban más en sincronía con la «electrónica» del periodo, más de lo que yo estaba, supongo.  Me encanta ese disco y todavía estoy orgulloso de él.

—¿Y qué pasó entre este disco y el siguiente? Hiciste varias giras ¿verdad?

—Sí, hicimos varias giras en Escandinavia, y entonces por razones personales, por ejemplo, para ir a vivir con Gaenor, decidí trasladarme varios miles de kilómetros y vivir en el oeste de Canadá.

Future Past Tense del 2016 nos da la oportunidad de hacer dos de nuestras preguntas clásicas: ¿fue difícil escribir canciones de nuevo? y ¿cómo eliges a la gente que hace remezclas de tus temas?

—Cuando Gaenor y yo empezamos a hacer música juntos, escribir canciones de nuevo, de pronto, se hizo algo muy fácil de hacer, porque por primera vez, tenía un ancla para mantenerme en el camino adecuado y moverme adelante y porque ella escribe una buena parte del nuevo material, particularmente las letras y estamos perfectamente sintonizados. Esto es realmente Rational Youth ahora, justamente como en 1982. También es más fácil en el sentido en el que no estoy limitado a escribir canciones que pueda cantar porque Gaenor tiene una voz que puede llevar la música a lugares diferentes y eso es liberador. Después de haber dicho eso, es más difícil de escribir que el primer disco, pero es así para cualquiera. Requiera más trabajo, pero trabajo más duro ahora.

Y sobre las remezclas, es un mal necesario, sabes, algo que tu sello quiere hacer en un disco, así que simplemente le pregunto a amigos para que las hagan. Todas las remezclas en Future Past Tense fueron hechas por amigos.

—En este disco, haces una versión de Psyche con los que también compartes un split donde hacéis versiones de AC/DC. ¿Encuentras muchas conexiones entre las dos bandas?

Oh, sí, muchas. Somos hermanos y hermanas espirituales. Darrin dice que soy un héroe, pero él es un héroe para mí también. Tengo tanta admiración por él, porque él y su hermano Stephen hicieron lo que yo siempre quise hacer, pero nunca hice: se fueron de Canadá y se trasladaron a Europa, durmiendo en los bancos de los parques en Paris y bajo la muralla de la ciudad en Nuremberg, todo por su arte. Por encima de eso, ellos fueron la otra banda de synthpop puro de Canadá en los 80s y escribieron tantas canciones monumentales, «Unveiling the Secret», «The Brain Collapses», «Sanctuary», «The Saint Became a Lush», y tantas. Habiendo girado con Psyche varias veces, ha sido un auténtico privilegio el poder escucharlos cada noche. Darrin es un cantante increíble y realmente vive sus canciones. Deja todo en el escenario. Simplemente, un intérprete increíble. Y Stefan Rabura es un músico extraordinario, un auténtico virtuoso. Y más que eso, todos somos muy buenos amigos. Gaenor y yo los adoramos a los dos, y cuando giramos siempre es divertido y nunca nos ponemos de los nervios, ni siquiera un poco.

—¿Nos puedes contar lo que pasó con el Stockholm Synth Festival?

Eso fue en 1997, cuando habíamos estado inactivos durante diez años y este promotor en Estocolmo me contactó para preguntarme si podríamos ser cabezas de cartel de ese festival de electrónica. El pagaría los vuelos y nos daría cierta cantidad y fui capaz de convencer a Bill Vorn para hacerlo. Vivía en Toronto por aquello días y empecé a viajar a Montreal, ida y vuelta para preparar y ensayar con Bill. Cuando se acercó la fecha del concierto, el promotor se hizo más y más difícil de contactar y en la semana del evento, todavía no habíamos contactado con él y no se habían reservado vuelos, aunque el promotor seguía vendiendo entradas para un evento que tenía a Rational Youth y Front 242 de cabezas. Unos días antes de cuando tenía que tener lugar el evento, se hizo claro que no tenían ninguna intención de traernos e intenté contactar tanta gente en Suecia como pude para decirles que no veníamos a Europa, pero resultó que vendieron billetes de más y el recinto superaba su capacidad y todo fue un fiasco. El promotor, resultó ser un famoso gánster y dejó el país con el dinero de todos, o algo así.

—¿Qué es Magic Box? ¿El disco en directo y rarezas encontradas en una caja?

Magic Box es un CD de «rarezas». Fue llamado así porque la caja fue encontrada con un grupo de viejas cintas en ella. Las cintas eran de demos de Rational Youth y out-takes de sesiones de grabación, además de la grabación de dos conciertos completos.

—Rational Youth tienen un disco tributo llamado Heresy. ¿Estuviste involucrado o fue todo cosa de Cold War Night Life?

No, todo fue idea de Simon Helm de la revista Cold War Night Life. Sabía que lo estaba organizando, pero solo eso. Cuando estuvo terminado y tuve una copia de él, me emocionó mucho, porque es un álbum muy bonito, y las versiones de todas las canciones hechas por todas esas bandas son realmente maravillosas. Verdaderamente, me sentí estimado y agradecido hacía Simon y todos los músicos que participaron en ese proyecto.

—Ahora tocas con tu esposa, ¿es la banda a veces otra razón para discusiones conyugales?

—¡Ja, ja! Bueno, realmente sí, puede ser, pero para buenas discusiones. Ella gana nueve veces de cada diez, por supuesto. En serio, ella tiene grandes instintos sobre lo que hacemos y confío en su juicio, aunque todavía intento discutir de ver en cuando.

Habías planeado publicar un EP con seis temas, pero ahora vas a sacar un disco completo. ¿Nos puedes adelantar algo de él?

—Será un disco completo. Te puedo decir que incluirá un buen grupo de nuevas canciones, además de completamente nuevas versiones electrónicas de tres temas que estaban en el EP de 1983 Rational Youth, publicado por EMI que mencionaste antes (creo que son asuntos sin terminar), y una colaboración en un tema con uno de nuestros artistas alemanes favorito. Siento no poder rebelar quién es todavía.

—¿Qué podemos esperar de vuestro concierto en el W-Festival?

—Gaenor y yo somos la banda. Ya hemos tocado juntos para grandes audiencias, abrimos para Midge Ure en Canadá y todo funciona muy bien en grandes recintos. Fue fantástico que nos invitarán al W Fest 2019 y estamos deseando que llegue el día del festival.

François Zappa

0 comments

Deja un comentario

19 + 17 =