Posted by: François Zappa Entrevistas 0 comments

Entrevista a Lebanon Hanover

Lebanon Hanover son, sin duda, uno de los grupos más importantes dentro del panorama gótico actual. El dúo ha revitalizado la Coldwave a lo largo de cinco discos rebosantes de una belleza y frialdad que consiguen incluso transmitir en esta entrevista. Tocarán el viernes 16 de agosto en el W Festival. Que le den al calentamiento global, gracias a ellos el mundo se está enfriando.

—Lebanon Hanover es un lugar en los Estados Unidos, ¿por qué elegisteis este nombre para vuestro grupo? ¿Habéis estado allí?

Larissa: Estuve conduciendo por allí en coche en el 2010 y me gustó su carácter abstracto.

—¿Cómo os conocisteis?

William: Éramos vecinos de Last.fm y unas semanas después nos encontramos en Sunderland.

—Habéis grabado vuestras primeras canciones cerca de Newcastle, y tú Larissa dijiste que el lugar “no tenía vida”. ¿Crees que el lugar donde vives puede afectar la música que haces? Ahora vivís en Alemania, ¿verdad?

L: Sunderland y Newcastle tienen una atmósfera peligrosa. Nos afectaba mucho, hubo momentos en los que fuimos amenazados en la calle y teníamos miedo de salir de casa. Así que al final, nos quedábamos en casa bebiendo té y haciendo música, lo que llevó a un periodo bastante tranquilo y productivo.

—¿Intentas enfocar un sentimiento especial cuando escribes canciones o crees que son representativas de cómo te sientes normalmente?

L: Normalmente me siento exactamente como se menciona en la música.

—No he podido encontrar nada sobre Lebanon Hanover en Allmusic, y eso es un poco raro. ¿Quizás porque vuestro sello es griego?

W: Nunca he oído hablar de Allmusic, quizás porque no nos es familiar.

—Cuando se habla de vuestra música, normalmente se cita la Coldwave francesa. ¿Os gustan bandas como Asylum Party, Marquis de Sade, Martin Dupont o Charles de Goal?

L: Me gustan esas bandas, pero Trop Tard, Guerre Froide y Trisomie 21 son mis bandas francesas favoritas.

—En vuestros primeros discos se puede encontrar cierta influencia de The Cure, principalmente por el sonido del bajo. ¿Fue Simon Gallup una influencia para vosotros?

—W: Quizás en el fondo, en algún lugar, sí.

—¿Cómo eliges cantar en inglés o en alemán o incluso en los dos como en los temas “Hall of ice” o “Gallowdance?”

L: En “Gallowdance” sentí la necesidad de usar mi lengua materna. Hace que los alemanes sientan la canción muy duramente. Generalmente soy una esteta de las palabras y siempre estoy buscando palabras bonitas. Algunas son bonitas en alemán, otras en inglés. Por ejemplo, Eiskunstlaufen es mucho más bonita que Ice skating.

—Lebanon Hanover empezó con un split con La Fete Triste publicado en una edición en casete limitada a 55 unidades. ¿Cómo pasó? Leí que no erais amigos precisamente de la otra banda.

—L: Fue la primera oferta de publicación que tuvimos. Probablemente no haría un split de nuevo, pero en esos momentos éramos una banda muy pequeña y desesperada por publicar algo físico.

—Hay algo de humor en los nombres de algunas canciones de ese split como “Schwarzenegger tears.” ¿Podemos decir que también había humor en “Fuck 2010, Fuck the Future, Fuck Everybody”, o simplemente estabas muy enfadada?

—L: Con 22 debo haber estado muy enfadada.

—Tras haber publicado cinco discos, ¿qué pensáis de The World is Getting Colder, ¿todavía lo escucháis?

—W: Es una gran encapsulación de un periodo en el que todo era nuevo. Siempre tendrá cierta energía para nosotros, pero es verdad que ya no lo escucho más.

—L: Yo tampoco lo escucho.

Creo que Why not just be Solo de 2012 es un gran paso adelante. ¿Cómo se grabó el disco? Todavía tocáis muchos temas de este álbum.

—L: Como los tres primeros discos, son clásicas grabaciones caseras de Lebanon Hanover. Todavía me transmite cosas con su letras honestas y sombrías y sus sentimientos.

Tomb for Two fue publicado un año después. ¿Crees que las canciones son más pegadizas? Al menos “Hall of Ice” es uno de los temas más pegadizos que habéis grabado.

—L: Los temas son tranquilos, más reducidos y combinados con sonidos melódicos de sintetizadores así que sí, definitivamente más pegadizo que Solo y Abyss.

Besides the Abyss del 2015 es vuestro primer disco grabado en un estudio profesional, ¿creéis que os ayudó dándoos más libertad en el proceso de escribir canciones al saber que iban a poder ser grabadas con más recursos?

—L: Fue una gran ayuda el tener los recursos del estudio de un saxo, una semi acústica y sintetizadores a los que no teníamos acceso antes. El proceso de grabación no fue muy distinto del de los discos anteriores porque William y yo producimos y construimos el disco de la forma usual.

—En vuestro EP de 2016, Babes of the 80s, tanto la música como la portada son menos deprimentes. ¿Estaba más orientado hacia la pista de baile? Hay unas remezclas, una de She Past Away y otra por el artista italiano Tobias Bernstrup. He leído que no estabais interesados en remezclas, ¿verdad?

—L: ¡El italo de los años ochenta es genial! Estamos interesados en las remezclas, todo depende de quién la haga y del estilo.

—Y Let them be Alien es vuestro último disco de 2018. ¿Fue el EP de 2016 una influencia al hacerlo?

L: Realmente queríamos hacer una pieza de clásico old school LH que resumiese nuestro trabajo entre 2010-2018.

—Habéis tocado en el Montreux Jazz Festival. ¿Cómo fue la experiencia de tocar en un festival más mainstream? ¿Fue una oportunidad de llegar a un público distinto?

—L: Me encantó, pero no estoy segura de que llegásemos a mucha gente distinta. El resto de bandas tocaron en grandes escenarios al aire libre mientras que nuestro escenario era más íntimo e interior.

—¿Habéis estado girando por todo el mundo, ¿alguna anécdota divertida?

—L: Cuando el recepcionista de un hotel en Moscú nos reconoció preparó una cortina para sacarse una foto con nosotros y nos trajo un vinilo de Kino al día siguiente. ¡Una experiencia memorable!

—¿Cuáles son las cancines de las que os sentís más orgullosos?

—W: “Petals”, “True Romantics”

—L: “Saddest smile”

—Hacéis vuestros propios vídeos, ¿de dónde sacáis la inspiración para ellos? ¿Cómo los filmáis?

—L: Las ideas las tomo de la vida diaria, de lugares que encuentro o a veces viendo un vídeo después de haber hecho un tema. Aunque no todas estas ideas acaban siendo vídeos. Todos fueron grabados con un presupuesto muy bajo con la ayuda de amigos usando vhs o cámaras de bolsillo.

—¿Cómo es vuestra relación con Fabrika Records? Publicáis vuestros cds con otra compañía, Dead Scarlet Records. ¿Es difícil trabajar con dos discográficas?

—L: Son más que amigos. Hemos crecido juntos, así un vínculo muy grande. Fabrika Records solo publican vinilos. Pero había cierta demanda de cds, y ahí entra Dead Scarlet, que son las mismas personas, pero trabajando con cds.

—Habéis publicado una versión en casete de vuestro último disco. ¿Por motivos nostálgicos o románticos?

—L: Ambos tenemos un reproductor de casetes.

—Qual es el otro proyecto de William. Publicaste un segundo álbum el año pasado, ¿verdad? ¿Cómo eliges si una canción es para Lebanon o para Qual?

—W: Solemos publicar los temas cuando los componemos, tan actuales y frescos como posible. Lebanon Hanover y Qual son dos proyectos separados. Así que depende, podemos sacar los temas con cualquiera de ellos.

—¿Cómo es ser gótico en el siglo veintiuno?

—L: No soy gótica, eso sería demasiado fácil.

—W: Soy gótico por naturaleza.

—¿Qué podemos esperar del vuestro concierto en el W Festival?

W: Nuestros corazones.

François Zappa.

Photos (en orden): © Caroline Bonarde, Polar Noire, marquis(pi)X

0 comments

Deja un comentario