Posted by: François Zappa Kappa Futur Festival 0 comments

Crónica del Kappa Festival 2018

Con el Kappa FuturFestival, el Movement (de los mismos organizadores) y el Club To Club, Turín es, sin duda, una de las ciudades más interesantes para el aficionado a la electrónica. El CTC es el sitio perfecto para el moderneo electrónico, Movement intenta traer Detroit a Italia y el Kappa presenta un cartel lo más potente posible, lleno de grandes nombres y capaz de satisfacer a gente con gustos muy distintos. 

Entre las novedades de este año que resaltar, decir que había un escenario más y la organización fue bastante mejor que la del año anterior tanto en el tema de entrada (no tuvimos ningún problema ninguno de los días, entrando a distintas horas) y las colas para pedir eran ligeramente más cortas.

Pero empecemos con la música:

Sábado:

Aunque había otros artistas que también nos interesaban en esa jornada (el live de Kölsch nunca nos cansa, nos gusta Apparat “moderatamente” y nos encanta DJ Tennis), para nosotros era el día de Body and Soul o lo que es lo mismo, Danny Krivit, Joe Claussell y François K. El año pasado nos habían hipnotizado completamente, y nuestro plan de ver solo el comienzo se fue al traste y nos quedamos hasta el final. Este año, ya íbamos ganados de casa. Y aquí llegó el único punto negativo del festival, aunque estaban previstos pinchar durante ocho horas, cuando llegamos estaba quien pensamos que era Rills que pinchó hasta las 17:30, hora en la que aparecieron nuestros héroes. Pero habíamos perdido hora y media de actuación que nadie explicó el porqué. Aun así, tuvimos una gran fiesta de house, donde sonaron desde temas modernos, como la remezcla del “Get Myself Together” del gran Luther Vandross que ha hecho Little Louie Vega en su reciente NYC Disco (del que también sonó “Love Having You Around”), al house más clásico de la mano del “Back to the Beat” del Todd Terry Project, el “Love” de Dj Sneak, el “Black Magic Woman” de Ron Trent, o “Thank You” de Timmy Regisford. Además, tuimos unas gotas de funk con el mítico “Funky Nassau” de Beginning of the End, algo de disco como el tremendo “At Midnight” de T-Connection, el “Got to Have Loving” de Cerrone e incluso un poco de soul con el “My First Mistake” de The Chi-lites“. En medio Josh Milan nos deleitó con una actuación de media hora en la que cantó entre otras “Brand New Day”, el clasicazo de Little Louie Vega con Blaze.

Como los nombres grandes estaban en otros escenarios, tuvimos la suerte de tener el escenario Dora para nosotros, unos pocos apasionados del house, sin gente que no supiese lo que estaba viendo, sin curiosos. A las doce en punto, cerró Claussell con sus clásicos espasmos mientras pinchaba y nos tuvimos que volver al hotel.

Domingo:

Desalojados del hotel, nos hicimos fuertes en un bar cercano (al que ya habíamos ido el año pasado) y desayunamos unos cuantos vinos. Aunque fuimos pioneros en el consumo de alcohol matutino, justo cuando nos tomábamos la última, el bar se había llenado de bebedores asiduos que nos acogieron en sus filas. Volvimos al festival y entramos en pocos minutos.

Un super puntualísimo Stacey Pullen ya estaba repartiendo. Era todavía muy pronto, la una de la tarde y poca gente estábamos en el escenario principal. Bailamos como locos una pinchada de techno muy elegante. Gran sesión. Terminó justo a las tres, hora española de comer y tomamos un pequeño descanso para alimentarnos mientras en el escenario grande dejábamos a Luciano.

Tras comer una hamburguesa, nos fuimos a sentar al escenario Burn, mientras esperábamos a Ralf. Estaba pinchando una chica, llamada Denaila haciendo una sesión muy noventera y con algo de acid. A las cuatro, salió Ralf, que junto a Claudio Cocolutto es el gran nombre del house italiano. A pesar del calor, bastante gente se había congregado frente al escenario con nombre de bebida energética. Comenzó con un poco de housete con mucho piano para seguir con una sesión muy ecléctica y divertida. Recorrió el mundo demostrando que no se ha quedado en el siglo pasado y así tuvimos los sonidos africanos del tema “Fuji” del proyecto Africa is not a country y de la prometedora Mina y su “Sentah”, además de pinchar rarezas italianas como el “Vesubio” de Spaccanapoli. Luego cayó un poco de house con diva de la mano de Soulphiction y su “B3B4URD1”, más deep con Ron Hall y su “The way you love me” e incluso techno, con el guiño a otro artista italiano que pinchaba en esta edición, Marco Faraone y su “On my way”. El viaje por la galaxia electrónica siguió con el acid de Acidaizer y un poco de electro con el remix de Abe Duque para Miss Kittin del tema “Requiem for a Hit”, y vuelta a Italia para su remix del grupo de ska/dub Casino Royale “In Picchiata” y un “Bella Ciao” de Underground System que, como muchos otros temas, coreó. Y una recta final con el sensual “Budapest” de Poni Hoax y el “Flash” de Green Velvet. Repetiremos.

Volvimos al escenario Dora para una increíble sesión de disco de un grande: Motor City Drum Ensemble, que como hemos dicho en repetidas ocasiones, es uno de nuestros djs favoritos. Había bastante más gente que el día anterior y tuvimos otra gran selección del dj alemán, entre lo que destacamos, como no, el “I Zimbra” de los Talking Heads, el momentazo en el que coreamos el “I love Music” de los O’Jays, y el recuerdo de la música disco ochentera con el “Ride the Beam” de Selection y el “Getting Next to you” de Randolph Baker. Genial, como siempre.

Seguimos en el mismo escenario con una de las djs que más están destacando últimamente: Peggy Gou que dio una gran sesión de acid. Entre los temas que sonaron destacar la remezcla afro-acid de “Na Kenda” de Hector Zazou (a redescubrir su Géographies) y Bony Bikaye, su remezcla de Shakedown de “At Night”, el eterno “Can you feel it” y el tema con el que cerró, su “It makes you Forget (itgehane)”. Llevábamos más de siete horas en el recinto y las fuerzas empezaban a abandonarnos, pero ella nos mantuvo bailando sin parar hasta que dejó los platos. Después venía el live de Mr. Fingers, pero nuestro tren salía en una hora y, tristes y terriblemente cansados, nos dispusimos a volver a la civilización. Nos fuimos pensando, ¡qué nos quiten lo bailado!

François Zappa.

0 comments

Deja un comentario